Alfarería y Cerámica de Albacete

La cerámica de Albacete existe desde la prehistoria, primero con las vasijas hechas a mano de los característicos yacimientos llamados “Motillas” y, posteriormente, con las cerámicas a torno ibéricas decoradas tanto con motivos geométricos como animales, vegetales y figuras humanas. En relación con la alfarería tradicional podemos distinguir cuatro sectores comarcales: al noroeste la Mancha propiamente dicha con los centros de Villarrobledo y La Roda; al suroeste, las sierras de Alcaraz y Segura con muchos centros ya extinguidos como Alcaraz, Villapalacios, Molinicos o Yeste; al sureste, en conexión con la zona levantina los centros de Chinchilla de Montearagón, Cerrolobo, Peñatuerta y Hellín; al noreste, el valle del Júcar con centros como Alcalá del Júcar, Carcelén, Alatoz, Higueruela y Caudete. De todos los anteriores se puede decir que, en cuanto a la cacharrería de vasto, el principal centro alfarero tradicional ha sido Chinchilla de Montearagón, donde se fabrican las famosas cuerveras, vasijas en forma de gran cuenco semiesférico para hacer la bebida de la cueva, una especie de sangría, que se sirve en unas jarritas que se colocan en unos pocillos situados en la parte superior alrededor del borde de la cuervera. En esta localidad existe un museo de alfarería española con unas colecciones muy representativas no sólo de la alfarería del pueblo, sino también de los productos que se fabricaban en toda España.

En relación con la tinajería, el centro más importante es Villarobledo donde se fabrican unas tinajas de gran tamaño cuyo cometido suele ser el de guardar el vino de las bodegas. Ésta es su pieza más representativa, pero el bagaje productivo de la localidad no se reduce simplemente a ella.

En cuanto a la loza esmaltada, durante la Edad Moderna el centro productor más importante fue Hellín, que abastecía de vajilla entrefina a todo el antiguo Reino de Murcia, fabricando al año en el siglo XVIII alrededor de 500.000 piezas de todos los tamaños y formas. En la segunda mitad del siglo XIX, se extinguió esta producción hellinera, perdurando la de alfarería hasta la segunda mitad del siglo XX, ya que en Hellín también se fabricaron cántaros para agua, muy parecidos a los que se hacían en la cercana población de Tobarra.

Además de estos centros de mayor representatividad, en la capital Albacete también se produjo cacharrería de vasto, y en el siglo XX había una fábrica de cerámica artística llamada Vila, en la que se fabricaron objetos decorativos para regalo. A partir de la llegada del escultor murciano Garrigós en los años cincuenta, se fabricaron figuras de Belén, de carácter popular, pintadas con unas vistosas decoraciones imitando los esgrafiados barrocos.

Texto del Dr. Abraham Rubio Celada, Asesor de cerámica de la Fundación Zuloaga y Socio de EcraServicios Integrales de Arte.

A continuación nuestra relación de creadores de cerámica de Albacete:

LOCALIDAD NOMBRE
Albacete Artesanía Mágica
Albacete Cerámica Ana Mª Rubio Descalzo
Albacete Cerámica Jesús Carcelén
Albacete Cerámica Tejares
Chinchilla de Montearagón Cerámica Chinchilla
La Roda Artesanía Cebrián
Villarrobledo Alfarería Alfonso Gimena
Villarrobledo Alfarería Diego Castillo
Villarrobledo Alfarería Juan Francisco Padilla
Villarrobledo Alfarería MªIsabel Gómez
Villarrobledo Cerámica Felipe Peña
Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar