El pequeño pueblo de Beget, en la provincia de Girona, se ubica en el término municipal de Camprodón del Ripollés, aunque geográficamente se sitúa en la comarca de la Alta Garrocha. Hasta 1969 se trató de un municipio propio. El bonito pueblo de Beget en Cataluña se localiza en el inicio del río Llierca, formando una imagen de postal.

Beget

Como si todavía se encontrara en plena Edad Media, el pueblo de Beget conserva gran parte de este encanto. Aunque se trate de una localidad prácticamente turística, no está masificada, pues su acceso conlleva cierto conocimiento del lugar. Beget vivió su gran esplendor en 1860, cuando llegó a alcanzar los 1.360 habitantes. Actualmente, durante todo el año conviven en Beget poco más de 20 personas, pues el resto lo tienen como vivienda vacacional. Sin embargo, las edificaciones medievales de piedra se mantienen suspendidas en el tiempo, dando la oportunidad al que visita la localidad de descubrir toda su historia.

Pasear por Beget es disfrutar no solo de sus bellas casas, sino también de las plazas centenarias, las callejuelas que parecen estrecharse a cada paso, la iglesia románica o sus puentes medievales.

Evolución de Beget en el tiempo

Beget

Los orígenes del pueblo de Beget remontan a la Edad Media, con conocimiento de su presencia como parroquia desde 1168. Desde el siglo X hasta el XIII la vida de la localidad giró en torno a la Iglesia de San Cristóbal. Tiempo atrás el término municipal de Beget comprendía las localidades de Bestracà, Rocabruna y Salarsa.

A finales del XIX contaba con más de 1.300 habitantes, lo que llama la atención con las poco más de 20 personas que viven en Beget a día de hoy. Aunque administrativamente pertenece a Camprodón, está ubicado entre los primeros desniveles de los Pirineos y la Alta Garrotxa, reconocido como un Espacio de Interés Natural.

Arquitectura de las casas

Beget

El núcleo de interés de Beget lo conforman tres barrios separados entre sí por dos arroyos y enlazados por dos puentes. El edificio más característico del pueblo es la iglesia de San Cristóbal, en cuyos alrededores se encuentra la zona más antigua de Beget. A través del puente de Beget, del siglo XIV, se llega hasta una segunda zona en la que se funden el camino de Francia y el de la Fuente desembocando en una plaza pequeña. Desde aquí se puede ver la torre del reloj y el puente nuevo construido sobre el arroyo del Trull en 1940, tras destruirse el anterior en una riada. Pasando este puente se llega hasta la zona más nueva de Beget, con edificios que datan de XVIII y XIX.

Beget

En cuanto a la arquitectura de las casa de Beget hay que destacar sus paredes de mampostería de piedra. Las más antiguas están realizadas con mortero de cal y barro y las más nuevas con mortero de aglomerado hidráulico. Los dinteles y jambas de ventanas y puertas están construidos con piedra picada o madera. Por su parte, los tejados de las casas son de teja árabe.

Beget

Con el paso del tiempo se hicieron necesarias algunas modificaciones y reformas, aunque hasta el siglo XVIII no alteraron el trazado tradicional de las edificaciones. Sin embargo, entre los últimos años del siglo XVIII hasta la mitad del XIX se introducen algunos cambios como los aleros de madera y los balcones.

Antes de dejar de construirse en la localidad, los últimos edificios siguieron diseños más eclécticos, con barandillas y balcones de hierro, fachadas decoradas y cubiertas planas.

Iglesia de San Cristóbal de Beget

Beget

La iglesia de San Cristóbal de Beget presenta un estilo románico catalán muy característico. Está declarada Bien de Interés Nacional y se incluye en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña. La construcción de la iglesia se llevó a cabo entre finales del siglo XII y principios del XIII. Del exterior de la iglesia llama la atención el portal de acceso, culminado por cinco arquivoltas y la torre del campanario con sus más de 20 metros de altura.

Beget

En cuanto al interior hay que señalar que la iglesia de San Cristóbal de Beget es un templo de una única nave, cubierto por una bóveda de cañón. Las paredes están decoradas por ricas pinturas: los arcos torales y las bóvedas emulan pinturas románicas y las del arco triunfal y de la nave se realizaron a finales del siglo XIX.

Beget
Foto: catalunya.com

Son tres los elementos más valorados de la iglesia. Por un lado, la talla del Cristo majestad, que data del siglo XII y posee más de dos metros de altura. Por otro lado, la gran pila bautismal románica de 120 cm de diámetro, también del XII. Finalmente, la imagen de la Virgen de la Salud, del XIV.

Torre del campanario

Adosada en el lado sur se encuentra la torre del campanario, con sus cuatro pisos separados por frisos y una altura de 22 metros. Se trata de un buen ejemplo de románico lombardo. Algunos historiadores apuntan a que tanto la planta baja como el primer piso pertenecen a un templo anterior del siglo X.

El primer piso cuenta con dos niveles de ventanas superpuestas y los dos cuerpos superiores son más grandes, con una construcción más regular. Los arcos lombardos adornan el tercer piso.

Puentes medievales

Beget

En el pueblo existen dos puentes medievales que cruzan el río en distintos puntos. Primero, el puente que data del siglo XIV y por el que se llega a la parte principal de Beget, donde se encuentra la iglesia.

Beget

Segundo, el puente nuevo que se ubica encima del arroyo del Trull. Se considera como puente nuevo porque sustituye al antiguo que fue derribado en una riada. Se construyó en los años 40. A través de él se llega hasta la parte más nueva del pueblo.

Senderismo

Además de sus calles empedradas y su encantadora iglesia, el entorno de Beget es otro de sus puntos fuertes. Amantes del ciclismo de montaña y los senderistas visitan la localidad cuando realizan una travesía. Además, es el punto de partida y de llegada de excursiones y rutas, como las que terminan en Setcases, Prats de Molló u Olot.

Beget
Río Llierca cerca de Beget

En los meses más calurosos el tiempo invita a darse un baño en las gargantas de los alrededores, envueltas en plena naturaleza, como el arroyo de Salarsa. Mientras, durante las estaciones de otoño e invierno es común recorre sus bosques a la captura de las mejores setas.

Datos prácticos

Coordenadas

42°19′14″N 2°28′52″E

Distancias

Girona 75’5 km, Barcelona 149 km, Madrid 688 km.

Aparcamiento

En el centro de la localidad o en aparcamientos privados.

Habitantes

27 (en 2005)