Que ver en Sallent de Gállego

Cabeza del valle de Tena

Sallent de Gállego es uno de los pueblos con mayor encanto del valle de Tena. Un atractivo conjunto urbano en el que se mezclan de manera sublime patrimonio, arte, cultura, naturaleza y deporte.

Planifica tu escapada a Sallent de Gállego

Arropado por un incomparable marco de alta montaña, Sallent de Gállego es uno de los pueblos más bonitos del valle de Tena. Sus estrechas y empinadas calles adoquinadas son un museo al aire libre de arquitectura tradicional donde además encontrarás toda suerte de servicios turísticos. La visita al pueblo se completa en poco tiempo, pero sus alrededores permiten disfrutar de estancias prolongadas. En su entorno hay repartidos lugares con encanto como Lanuza, Panticosa, Tramacastilla de Tena o Biescas; localidades cuya visita puede complementarse con la práctica de deportes de montaña o excursiones variadas adaptadas a diferentes niveles de exigencia. En invierno, las estaciones de esquí de Formigal y Panticosa son los principales reclamos del valle. Descubre la oferta hostelera de la localidad en nuestra página sobre dónde Comer y Dormir en Sallent de Gállego.

¿Quieres conocer este sitio?

La historia de Sallent de Gállego es en parte la historia del valle de Tena, despoblado e inaccesible desde tiempos de la Antigüedad. Existen algunos vestigios romanos en la zona, pero su civilización comenzó a darse de manera paralela al avance del cristianismo y, en menor medida, a la migración francesa durante época carolingia.

Durante la Alta Edad Media, el valle de Tena funcionaba como una unidad gobernada por representantes de los diferentes núcleos que lo componían. En el siglo XV se crea la Hermandad de Tena (que posteriormente pasaría a denominarse Junta General del Valle de Tena), formada por tres quiñones: Panticosa, Tramacastilla y el compuesto por Sallent y la cercana aldea de Lanuza. Por aquel entonces, Sallent ya era uno de los núcleos más extensos y prósperos de todo el conjunto.

Estos quiñones, especialmente el de Sallent, tenían frecuentes tratos con los valles del otro lado de los Pirineos. La cercanía con Francia también trajo privilegios otorgados desde la Corona que se concedían a cambio o en consecuencia de evitar incursiones hostiles, ya fuesen estas francesas, inglesas o gasconas; dependiendo del momento. Por este punto de la frontera huyó en 1591 Antonio Pérez, el malogrado secretario de Felipe II, y por el mismo lugar tenía pensado regresar al mando de una expedición bearnesa de castigo que nunca llegó a prosperar. Este contacto transfronterizo también se traducía frecuentemente en una práctica contrabandista que ha estado muy presente hasta bien entrado el siglo XX.

imagen antigua sallent gallego
Imagen antigua de la localidad

Durante el siglo XVII, un terrateniente conocido por su inteligencia y éxito con las mujeres llamado Pedro Arruebo fue acusado de endemoniar a una gran cantidad de personas en todo el valle de Tena, la gran mayoría de sexo femenino. Una fuerte psicosis brujesca no tardó en extenderse por los alrededores hasta llegar a oídos del Rey, que envió a la zona al Inquisidor General de Aragón. El proceso, que afectó tanto a Sallent como al resto del valle, fue especialmente duro al colaborar también la justicia ordinaria junto a la propia Inquisición.

A finales del siglo XIX nace en Sallent de Gállego uno de los personajes más peculiares de todo el Pirineo aragonés: Fermín Arrudi, también conocido como “El Gigante de Sallent”. Parece ser que durante los primeros años de su vida no destacó precisamente por su altura, pero al alcanzar la edad de 25 su estatura era ya de 2,29 metros, toda una rareza en la época. Fermín comenzó a usar la exhibición de su cuerpo como fuente de ingresos y así, desde sus grandes apariciones en las fiestas del Pilar de Zaragoza, llego a recorrer el mundo entero. Alemania, Holanda, Bélgica, Austria, Francia (donde participó en la Exposición Universal de París en 1900), Estados Unidos, Sudamérica, el Caribe e incluso Argelia; muchos fueron los lugares donde “El Gigante de Sallent” proyectó su sombra. Se dice de él que, además, era un excelente músico autodidacta que amenizaba sus apariciones tocando varios instrumentos. Fermín Arrudi amasó una gran fortuna, la suficiente para retirarse a vivir plácidamente en su Sallent natal, donde murió en 1913.

Actualmente, Sallent de Gállego continúa siendo una de las localidades más prósperas de todo el valle de Tena gracias a una boyante actividad turística debida a sus incuestionables atractivos naturales, a la estación de esquí de Formigal – Panticosa y a otros factores como el festival Pirineos Sur, que se celebra cada año entre la propia localidad y la cercana Lanuza.

Sallent de Gállego es un pueblo típicamente pirenaico emplazado en la margen del embalse de Lanuza y a los pies de la peña Foratata, cuyo perfil domina buena parte de su paisaje. La población está atravesada por las aguas del río Aguaslimpias poco antes de su confluencia con el Gállego, dejando en su margen derecha un conjunto urbano dominado por calles en cuesta tachonadas por casas de gruesos muros de piedra y tejados de pizarra. Estas muestran en sus muros antiguos blasones y vistosas portadas que aglutinan la mayor parte de la ornamentación de estas viviendas tradicionales.

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en la parte alta del municipio, es uno de los principales atractivos de Sallent de Gállego. Fue construida en estilo gótico tardío durante el siglo XVI sobre una antigua ermita románica cuya portada todavía sigue en pie. Sus muros son de mampostería y cuenta con grandes contrafuertes. En un lateral destaca su torre campanario de tres alturas. El interior de la iglesia está estructurado en torno a una sola nave con bóveda de cruz estrellada que cuenta con dos capillas laterales. En primer término, se encuentra su retablo mayor plateresco del siglo XVI; sobresale también una talla de la Virgen de Las Nieves, patrona de la localidad.

Dónde dormir en Sallent de Gállego
Casas e iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

A la entrada del pueblo, y salvando el cauce del río Aguaslimpias, se encuentra el puente medieval o “del Paco”, una edificación en mampostería de un solo ojo apuntado que es otro de los grandes atractivos patrimoniales del lugar.

Sallent de Gállego conserva su mentidero. Se trata de una bancada de piedra cubierta ubicada en el centro de la localidad y que todavía es un punto de referencia y reunión para los habitantes del lugar. Cerca de él encontramos la plaza, flanqueada por el cauce del río y varios edificios; en su centro destaca un triple arco románico y el llamado Mallo Sallentino, monumento contemporáneo del escultor aragonés Ángel Orensanz.

El entorno natural de Sallent de Gállego es uno de sus atractivos mejor valorados. La localidad es punto de partida de multitud de rutas senderistas de diferente nivel de exigencia que recorren varios de los rincones más interesantes de todo el valle de Tena. Las posibilidades son inmensas y van desde excursiones sencillas como la del Salto de Sallent, una espectacular cascada de agua ubicada en las proximidades del casco urbano; picos de exigencia media – baja como el Pacino; o rutas que conducen a otros lugares de gran atractivo como el ibón de Anayet y el de Respomuso, el embalse de La Sarra o el pico Balaitus, por citar solo algunos. La estación de esquí de Formigal se encuentra también a escasa distancia de la localidad.

Imprescindibles

Iglesia
Vistas

Datos prácticos

Coordenadas

42° 46′ 19″ N 0° 19′ 58″ W

Distancias

Huesca (91 km), Zaragoza (159 km), Barcelona (357 km), Madrid (468 km)

Aparcamiento

Parking público gratuito a la entrada de la localidad y en la plaza

Altitud

1305 m

Habitantes

1484 (20014)

Exaltación de la Santa Cruz (14 de septiembre), fiestas patronales en honor de la Virgen de las Nieves (en torno al 5 de agosto)

Festival Internacional Pirineos Sur (desde mitad de julio hasta principios de agosto), Feria de las Bruja, Mitos y Leyendas del Valle de Tena (segundo fin de semana de julio), Feria del Ganado (septiembre)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar