Fusilamientos del 3 de Mayo

¿Quieres ver las historias precedentes de los sucesos de 1807 y 1808?

1) El Proceso de El Escorial (octubre de 1807), 2) El Motín de Aranjuez (marzo de 1808), 3) La primera resistencia contra los franceses (abril de 1808) y 4)El Levantamiento de los madrileños con Daoiz y Velarde (2 de mayo de 1808).

General Murat
General Murat

En una carta a José Bonaparte, nuevo rey de España, el general Murat describió el levantamiento del 2 de mayo, y comunicó las medidas que había tomado:

“El pueblo de Madrid se ha levantado en armas, dándose al saqueo y a la barbarie. El ejército demanda venganza. Todos los saqueadores han sido detenidos y serán fusilados”.

Rey Jose I Bonaparte
Rey José I Bonaparte

Esa misma tarde comenzó una búsqueda implacable de cualquiera que pudiera haber participado en el motín. Se registraron a todos los viandantes y se accedió a los domicilios.

Todas aquellos sospechosos de haber disparado o haber sido heridos fueron detenidos. También se apresó a los que portaban navajas u otros objetos cortantes.

Muchas de las patrullas eran mixtas, es decir, formadas por soldados franceses y españoles. Esto se debió a que el capitán general de Madrid, Francisco Javier Negrete, consideró la insurrección como un alboroto.

Fusilamientos del 3 de Mayo

Entre los fallecidos estaba Manuela Malasaña, una joven bordadora  muy popular por su belleza y simpatía.

Existen dos versiones de la muerte de la joven Malasaña. La primera la sitúa junto a su padre en la defensa del Parque de Artillería de Monteleón, donde murió.

Otra versión relata que, tras finalizar la jornada en el taller, Manuela regresó sola a su casa. En el trayecto le registraron y hallaron unas tijeras. Al tratarse de instrumento defensivo, fue encarcelada.

Manuela Malasana
Manuela Malasaña

Es curioso el hecho de que Manuela era de origen francés.  Su padre, Jean Malesange, era un panadero francés afincando en Madrid.

Ninguno de los apresados tuvo la ocasión de ser juzgado. Pocas horas después de las detenciones, las tropas francesas sacaron a los reclusos y los trasladaron a diversos puntos de la periferia de Madrid para ajusticiarlos.

El primer grupo de detenidos fue llevado al paseo del Prado . Allí, en el llamado “Campo de la Lealtad”, se les fusiló.

En 1849, y en su memoria, se erigió el Obelisco del Dos de Mayo.  En la actualidad recuerda a todos los caídos por España en distintos conflictos.

Otros prisioneros salieron de la ciudad a través de la Puerta de Alcalá.  En sus  inmediaciones, en algún lugar próximo a la entrada del parque del Retiro, fueron ajusticiados.

monumento campo de la lealtad
Monumento del Campo de la Lealtad

Un tercer contingente fue trasladado al campo de La Moncloa. En los alrededores del actual Arco de la Victoria, o Arco de la Moncloa, se les fusiló.

Finalmente, y para llegar a un determinado número de ejecutados, se eligió por sorteo a  un grupo de cuarenta y dos prisioneros. A estos se sumó un preso seleccionado personalmente por el general Murat.

Los «43 elegidos» fueron trasladados a los altos de San Bernardino, también llamado Montaña del Príncipe Pío por haber pertenecido del príncipe Pío de Saboya.

Una vez allí, fueron fusilados, pero antes tuvieron que cavar su propia fosa.

cementerio de la florida
Lápida del Cementerio de La Florida

En el cementerio de la Florida hay una lápida en recuerdo de los muertos del fusilamiento del 3 de mayo.

Al otro lado de la colina, en los  jardines de Ferraz, se levanta otro en memoria de los resistentes.

Sin embargo, sólo fallecieron 40 militares españoles. Esto se debió a que recibieron la orden de no intervenir por parte del capitán general Negrete. Daoíz y Velarde lideraron el único grupo que desobedeció.

Francisco de Goya, que vivía muy cerca de la Puerta del Sol, situó los hechos de su cuadro Los fusilamientos del tres de mayo allí.

El 3 de mayo en Madrid - Francisco de Goya (Museo del Prado)

En 1860, el Gobierno de ideología liberal ordenó levantar en ese lugar el llamado Cuartel de la Montaña. Era una construcción militar que recordaba los fusilamientos del 3 de mayo.

El 18 de julio de 1936, un hecho aún más sangriento tuvo lugar en la Montaña de Príncipe Pío. Los republicanos asaltaron el cuartel, base de los militares sublevados en Madrid.

Tras su toma, se produjo una terrible masacre en la que murieron cerca de 900 hombres.

Fusilados asalto Cuartel Montana
Fusilados tras el asalto al Cuartel de la Montaña.

Finaizada la Guerra Civil, el edificio fue demolido. Para olvidar tan trágico episodio, en su solar se diseñó un parque público.

En aquel histórico emplazamiento se encuentra actualmente el Templo de Debod. Esta construcción pertenece al Antiguo Egipto, y fue obsequiado a España en 1968.

En él encontramos el nombre de cuatrocientas diez personas que murieron. Entre ellos figuran los de 57 mujeres y 13 niños.

Fusilamientos del 3 de Mayo
Templo de Debod

Texto de Ignacio Suárez-Zuloaga e ilustración de Ximena Maier


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text] Se acerca el Día de los Difuntos, o Día de Todos los Santos, y con Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]En la antecámara del salón del trono del madrileño Palacio de Oriente -donde habitualmente se Más información
[vc_row][vc_column][vc_row_inner css=".vc_custom_1499162522737{margin-bottom: 0px !important;}"][vc_column_inner width="2/3"][vc_column_text]Tras los turbios manejos del Secretario Antonio Pérez y la Princesa Más información
[vc_row][vc_column][vc_row_inner css=".vc_custom_1499166701635{margin-bottom: 0px !important;}"][vc_column_inner width="2/3"][vc_column_text]Obedeciendo a un mandato por escrito del propio rey Felipe II, Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]¿Quieres ver las historias precedentes sobre los sucesos de 1807 y 1808?: 1) El Proceso Más información