Ourense, la única provincia gallega sin salida al mar. Ofrece una orografía de carácter montañoso marcado por la sucesión de elevaciones de baja y media altura entre las que discurren cauces fluviales como los del Miño y Sil. No te vayas. Continuar leyendo