Dónde comer en Vélez-Blanco

Dónde comer en Vélez-Blanco

Emplazada a más de 1.000 metros de altura en plena Comarca de Los Vélez, su blanco caserío está dominado por un castillo que luego se convirtió en residencia palaciega. Aquí la gastronomía está marcada por los productos locales y los dulces de la zona. Te recomendamos probar sus platos en los bares y restaurantes en los que comer en Vélez-Blanco será toda una aventura.

Para los aficionados a los platos locales, la variedad para elegir qué comer Vélez-Blanco está limitada por los escasos frutos de una tierra montañosa y alejada de las rutas comerciales, que ha condicionado durante siglos la dieta de sus habitantes. Actualmente los platos locales se han ido ampliando al conjunto de la gastronomía andaluza. Posiblemente la opción más típica que comer en Vélez-Blanco son las migas de harina, que son elaboradas de diferentes maneras según el lugar en el que te encuentres. Allí se suelen servir con tomate, uvas, aceitunas o con arenques, pimientos tostados y ajos.

Otro plato típico que puedes degustar son las gachas (hechas con harina de avena cocida) acompañadas de productos locales como pimientos, ajos y cebolla. Alejados del mar y mucho más próximos a ríos trucheros y piscifactorías, el pescado consumido han sido tradicionalmente las truchas. En el apartado de las carnes hay que destacar la caza menor, especialmente las perdices en salsa. Otros platos cárnicos son el cordero asado y las carnes a la brasa en general. Como postre, los dulces locales son llamados “bilbaos” (producidos con almendra, azúcar y canela), así como otros más comunes como mantecados, arroz con leche o buñuelos.

carne velez
calamares velez malaga

No existen tabernas o bares en los que degustar unas tapas en Vélez-Blanco. Lo mejor es comer de menú o a la carta y así probar todos sus productos locales.

Pese a que no existan numerosos establecimientos donde comer en Vélez-Blanco, la calidad de los mismos habla por sí misma a la hora de justificar la gastronomía local. A las afueras del pueblo, en la carretera A-137, se encuentra el restaurante El Molino del Reloj, toda una institución en la zona. Cuenta con cuatro salones independientes en los que se ofrece un menú variado basado en productos típicos de los alrededores.

El Molino del Reloj, además, está especializado en banquetes y celebración de grandes eventos, por lo que es el establecimiento con mayor capacidad de Vélez-Blanco y el poseedor de una de las cartas más amplias y variadas de la localidad. Pan de calidad, ensalada de rulo de cabra, solomillo… Cuentan con una carta bien variada.

Otro restaurante muy bien valorado para comer en Vélez-Blanco es El Palacil, un amplio complejo hostelero que se ha convertido en toda una referencia gastronómica de la localidad, tanto por la calidad de su cocina como por el trato y la profesionalidad de su personal. Entre sus platos destacamos la paletilla de cordero y la leche frita. Ambos establecimientos cuentan además con el marco paisajístico inigualable de la sierra de María – Los Vélez.

El Molino Casa Porchas es un restaurante perfecto para ir en familia y disfrutar de una amplia carta de platos. El salmón con tomate y el solomillo de cerdo con ajos están muy bien elaborados.

comer velez blanco restaurante molino reloj
Restaurante El Molino del Reloj
comer velez blanco restaurante molino
Restaurante El Molino Casa Porchas
Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar