fbpx

Semana Santa en España: 5 comunidades donde vivirla con pasión

Semana Santa en España

La Semana Santa es una de las fiestas más vividas dentro de España. La tradición religiosa que se ha ido heredando desde hace siglos ha hecho mella en la población y durante todos los Jueves y Viernes Santos, así como el Domingo de Resurrección, se organizan multitud de desfiles, procesiones y misas. Sin embargo, no hay que olvidar que dentro de cada comunidad se ha ido generando una tradición que la hace única. Esas diferentes maneras de vivirla es lo que repasa este artículo.

Murcia, endulzando las fiestas religiosas

Nazarenos en Murcia
Nazarenos en Murcia. | Shutterstock

Murcia es una de las comunidades que más intensamente viven las fiestas religiosas de la Semana Santa. A lo largo de todo su territorio hay varias procesiones que destacan por su pulcritud y solemnidad. Una de las más importantes son la del Silencio del Jueves, que se lleva a cabo en Murcia capital y en la que todos los nazarenos van en completo silencio. También la de Viernes Santo en Salzillo, conocida como la de “beso”, ya que se hace con los primeros rayos del sol y estos rebotan en el estandarte.

Sin embargo, no todo es solemnidad y caras serias. Murcia tiene una de las costumbres más alegres de la Semana Santa y es que todos los nazarenos llevan un gran bolsillo en su túnica lleno de caramelos que van repartiendo a los niños que van a verlos a los desfiles. De este modo, consiguen atraer a público de todas las edades y le dan un aspecto más festivo, sin pasar por alto el respeto de estos días.

Andalucía, pasión y tradición

Procesión sevillana
Procesión sevillana. | Shutterstock

La otra gran comunidad que cada año se viste de largo con la Semana Santa es Andalucía. Toda la comunidad vive muy intensamente estos días, pero en especial son dos las ciudades que se llevan la mayor parte del protagonismo. Por sus impresionantes procesiones y por el sentimiento que desprende entre los creyentes que van a  rendir tributo, Sevilla y Málaga se hacen con buena parte de las miradas.

Con más de 60 cofradías, Sevilla se corona como una de las ciudades donde se vive con mayor sentimiento la Semana Santa. Tanto es así que se ha nombrado de Interés Turístico Internacional. Sus dos procesiones más importantes son la de Gran Poder y la de La Madrugá, ambas realizadas en Viernes Santo y contando con más de 2.400 nazarenos.

Málaga no se queda corta en estos días, ya que no solo cuenta con varias procesiones importantes que cargan enormes tronos con las figuras, sino que además es la ciudad encargada de organizar la procesión de la Legión Española, llamada el Cristo de la Buena Muerte.

Cataluña y su celebración a los muertos

Danza de los muertos de Girona
Danza de los muertos de Girona. | Shutterstock

Cataluña es una tierra con un enorme arraigo cultural y sus tradiciones siempre dotan de carácter y particularidad a las fiestas nacionales. En el caso de la Semana Santa no iba a ser menos. A pesar de llevar a cabo las procesiones más tradicionales como en el resto del país, hay un evento que se lleva a cabo el Jueves Santo y que se ha convertido en un reclamo turístico.

Se la denomina la Danza de los Muertos y se celebra en Girona, concretamente en Verges. Por la noche, un total de 10 personas vestidas de esqueleto bailan y dejan reflejar sus sombras sobre las paredes de la ciudad medieval. Se dice que es un recuerdo de la Peste Negra y de la esperanza cristiana que hay por sobre todas las muertes que dejó.

Castilla-La Mancha, escenario de tradición medieval

Procesión en la Catedral de Cuenca
Procesión en la Catedral de Cuenca. | Shutterstock

Castilla-La Mancha es una comunidad dentro de España con un gran ambiente tradicional y con ciudades sacadas de cuento de hadas, con pasado medieval, como es el caso de Cuenca. Teniendo un escenario así, las procesiones de Semana Santa son capaces de impresionar a cualquier turista que pase por allí. Lo cierto es que los creyentes que acuden a todas las procesiones que se celebran a lo largo y ancho de la comunidad lo hacen de una forma austera y llena de sentimiento.

Hay varias tradiciones dentro de Castilla-La Mancha que han destacado y se han hecho populares en todo el país y una de ellas es la Procesión de los Borrachos, también llamada la procesión del Camino del Calvario. En ella, los participantes ejercen el papel de la turba que “se burló” de Jesús en su camino a la cruz. Lo hacen todas las madrugadas de los Viernes Santos a través de gritos y sonidos de tambores, pero siempre con el respeto que merece la tradición.

Castilla León, mucha tradición y alguna sorpresa

Tradicional procesión en Valladolid
Tradicional procesión en Valladolid. | Shutterstock

La Semana Santa en Castilla y León tiene algunas de las procesiones más antiguas de todo el país. Sin embargo, siempre hay espacio para el humor y durante estas fiestas religiosas está representado por la procesión de San Genarín de León, una de las pocas procesiones paganas que se celebran en Semana Santa en España.

Esta tradición es relativamente nueva en comparación con las otras, ya que comenzó a hacerse a principios del siglo XX. Tiene su origen en el Padre Genarín, un eclesiástico no muy cercano a las normas cristianas. Su muerte, a manos de un camión de basuras, se convirtió en un motivo de leyendas entre sus compañeros y desde entonces se propuso rendirle homenaje durante el Jueves Santo.

No es una procesión que haga mucha gracia a la comunidad religiosa ya que en ocasiones, incluso, coinciden en su paso con la procesiones oficiales y tradicionales, que en Castilla y León se celebran a montones y con mucha solemnidad. Pero, sin duda, es un evento que merece la pena ver desde un punto de vista desenfadado. Sobre todo cuando termina la marcha haciendo ofrendas de fruta y orujo en la muralla donde se le rinde tributo.