Aragón recomienda no viajar desde y hacia las zonas afectadas por los rebrotes

Zaragoza

El BOA (Boletín Oficial de Aragón) ha publicado la orden por la que se toman medidas especiales de salud pública para frenar el brote de la covid-19 que están sufriendo las Comarcas de La Litera, Bajo Cinca, Cinca Medio, Bajo Aragón-Caspe, Zaragoza y su comarca así como el municipio de Huesca. De esta forma, se establecen desde ayer martes en una Fase 2 flexibilizada de la desescalada. Una medida que afecta al 70% de la población aragonesa, es decir, a 870.000 habitantes. La medida continuará en vigor hasta que la autoridad sanitaria dictamine otro fallo, pues deben valorar la condición epidemiológica en su ámbito territorial de aplicación.

Pese a que la determinación de avanzar en los siguientes pasos de la desescalada se tomó porque los Gobiernos de Aragón y España estaban de acuerdo en que la situación progresaba favorablemente, ésta ha evolucionado rápidamente en algunas zonas de Aragón como son Huesca y Zaragoza y la comarca central, siendo las dos más pobladas de la provincia. En este sentido, la orden desea buscar el equilibrio entre las medidas necesarias de salud pública y la reactivación de la economía después de finalizar el confinamiento y el estado de alarma.

Sin embargo, en la orden publicada en el BOA no se aplican las restricciones de libertad de circulación que se adoptaron en la Fase 2 del estado de alarma, sino que se aconseja a todos los ciudadanos que posean residencia habitual en las localizaciones en Fase 2 flexibilizada que restrinjan su movilidad fuera de ellas, a no ser que se justifique el desplazamiento a otras zonas del territorio nacional por motivos laborales, sanitarios, empresariales, profesionales, de regreso al lugar de residencia habitual, asistencia de mayores, personas con discapacidad o dependientes, situación de necesidad o causa de fuerza mayor, u otras situaciones de naturaleza semejante. De la misma forma, se recomienda a los ciudadanos que no posean residencia habitual en estas unidades territoriales que traten de evitar los desplazamientos a las mismas, a no ser que sucedan las circunstancias anteriores.

Las medidas que entraron ayer en vigor en esta Fase 2 flexibilizada modifica los aforos de establecimientos públicos, con un máximo aceptado del 75% del aforo en locales comerciales minoristas, parques y centros comerciales, espacios destinados a actos culturales como cines y teatros, y piscinas. Los locales de restauración y hostelería en los que el consumo se realice en el local verán reducido su aforo al 50% y en las terrazas al 75%, aprobando solo el consumo sentado en mesa o conjunto de mesas mientras no se superen las diez personas. Los establecimientos de ocio nocturno que tengan restaurante o cafetería deberán acotar su actividad a la apertura de terrazas e interiores, con los mismos requisitos que los anteriores. Si el local cuenta con un espacio destinado a pista de baile, podrá utilizarse para instalar mesas pero no para su uso habitual.

Los centros educativos y actividades de formación, práctica deportiva, medios de transporte, áreas de juego infantil y biosaludables así como en locales de juegos y apuestan regirán las normas de la nueva normalidad. La orden hace obligatorio el uso de mascarilla en cualquier circunstancia a los mayores de 6 años.

El turismo no reacciona y casi un millón de trabajadores del sector sigue de ERTE

Estas medidas han tocado de lleno al sector turístico, pues el retroceso a la Fase 2 de las comarcas orientales de Huesca ocasionó muchas cancelaciones en las reservas de alojamientos en el Pirineo, pues confundieron lo que estaba sucediendo en una parte con el todo. a día de hoy, la noticia de la incorporación de la capital de Huesca a la misma fase vuelve a dificultar la situación para el turismo. Así, la Confederación Empresarial de la provincia de Huesca ha dado a conocer su preocupación antes las últimas medidas establecidas por el Gobierno de Aragón, destacando que los establecimientos realizan todas las medidas higiénico-sanitarias fijadas para prevenir los contagios, pero que estos esfuerzos caen en saco roto si “determinados grupos de personas no toman las medidas adecuadas y ponen en riesgo a toda la población”.