El monasterio románico de Sant Pere de Rodes y el cercano núcleo yacimiento medieval de Santa Creu de Rodes componen uno de los tándem arqueológicos más importantes de la Costa Brava. En este último se centran los últimos descubrimientos del lugar. La última investigación del despoblado ha sacado a la luz importantes restos de viviendas del siglo XV entre los que sobresale una calificada como «excepcional». Así lo ha hecho saber un comunicado de la Generalitat, en el que se hacía balance de la campaña llevada a cabo entre el 15 de junio y el 8 de julio.

En total han sido cuatro las casas destapadas en el área excavada. Los muros de las mismas superaban en varios casos los dos metros de altura. Una conservación notable que permitió a los arqueólogos determinar el uso de las distintas estancias. El edificio más sobresaliente es una vivienda de gran tamaño y más de una planta. En total tenía cinco habitaciones en el bajo, una de ellas reconocida como la cocina debido a la existencia de una chimenea. Asimismo, el paso al segundo piso se hacía a través de una escalera de mármol. Una señal de que sus dueños tenían una posición económica ventajosa.



Respecto al resto de viviendas, tenían superficies superiores a los 120 metros cuadrados y es muy probable que más de una planta. Se situaban en torno a la antes descrita y, como ella, hacían gala de patios. Los investigadores consideran que el conjunto quedaba en los límites norte y este del poblado, por lo que sirven también para limitarlo. Asimismo, Cultura de Catalunya señaló que se los trabajos han permitido incluso localizar a los inquilinos de las casas.

Santa Creu de Rodes, en Girona, quedó despoblada en torno a mediados del siglo XVI. Pestes y la participación de la localidad en las campañas de Aragón en Mallorca llevaron a que perdiera muchos vecinos durante los siglos XII y XIII. Su existencia está probada desde al menos el siglo X, gracias a la aparición en las crónicas de su iglesia de Santa Helena, por entonces de carácter parroquial. La campaña que ha descubierto las cuatro viviendas es parte de una serie de trabajos continuados que se llevan a cabo desde 2006.