Cehegín

Fue sede episcopal visigoda y es gran centro arqueológico y vinícola

La antigua Begastri fue una plaza fuerte a la que los visigodos trasladaron la diócesis episcopal de la ciudad de Cartagena ante la invasión de los bizantinos. Tras cinco siglos como encomienda de los caballeros de Santiago, Cehegín conserva una potente oferta arqueológica, un casco urbano declarado Conjunto Histórico Artístico y una relevante oferta vinícola.

Planifica tu escapada a Cehegín

Conocida actualmente por su vino con denominación de origen Bullas, esta localidad tiene un casco antiguo que puede llevarnos una mañana visitar; pero su importante Museo Arqueológico y el centro de interpretación del yacimiento de Begastri requieren de de toda una tarde; por ello conviene planear un día completo para visitar el lugar. Muy cerca se encuentra Caravaca de la Cruz, destino de peregrinos de todo el mundo e importante localidad monumental(que requiere de un día entero para conocerse). A pocos kilómetros está la importante plaza fuerte de Moratalla, que tiene un singular entramado urbano, un castillo roquero y un centro de divulgación arqueológica en sus inmediaciones. Seleccionamos las opciones de donde quedarse en la zona y explicamos su rica gastronomía en la página especializada Dormir y Comer en Cehegín.

¿Quieres conocer este sitio?

En la próxima Peña Rubia se encuentran unas pinturas rupestres con unos 4.400 años de antigüedad que forman parte del conjunto que ha sido declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad; en el lugar también hay unos enterramientos. A unos tres kilómetros del pueblo en el llamado cabezo de Roenas, se encuentra el poblado fortificado íbero llamado Begastri, que luego pasaría a ser municipio romano, por lo que debió de someterse mediante pacto a los invasores.

Entre los siglos III y V los ataques de los pueblos bárbaros motivaron la construcción de mayores murallas y la seguridad de las mismas permitió a los visigodos hacer frente al desembarco del ejército bizantino (Imperio Romano de Oriente). Consolidada la ocupación de la costa, los visigodos trasladaron a Begastri el obispado de Cartagena en el año 560 cuya diócesis tuvo obispos residentes al menos hasta el año 688.

En el año 713 Cehegín es una de las poblaciones gobernadas por el conde Teodomiro que se rinden a los musulmanes mediante el Pacto de Tudmir, siendo una de las siete ciudades que fueron entregadas a los moros a cambio de que el resto del territorio mantuviera sus costumbres y gobierno visigodo. Los musulmanes optaron por edificar una nueva ciudad en el lugar de la actual Cehegín, quedando los mozárabes en Begastri, que fue desmoronándose conforme los habitantes se iban trasladando a la vecina Cehegín. Un proceso que se aceleró desde el año 789, cuando los musulmanes rompen el Tratado de Tudmir y toman el control total del territorio.

Imagen antigua de la localidad

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

La localidad posee una gran riqueza monumental y su casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1982; por lo que hay que ver en Cehegin bastante más de lo que se suele poner en las guías. De hecho, cuenta con una ruta turística urbana señalizada a lo largo de los puntos más emblemáticos del casco antiguo.

Comenzamos nuestra visita en la plaza del Castillo donde se alza la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, Monumento Histórico Artístico Nacional. El templo actual corresponde a la remodelación y ampliación efectuada en el siglo XVI de una iglesia del siglo XV. Posteriormente se levanta la torre (XVIII) y el baptisterio (XIX). Consta de tres naves, la central cubierta con bóveda de terceletes y las laterales con bóvedas de crucería. En su interior destaca una talla de La Piedad atribuida a un discípulo de Roque López que se venera en la Capilla de las Angustias.

La Plaza del Castillo es así llamada porque hasta los años cincuenta del pasado siglo no fueron demolidos los restos del castillo, primero islámico y después cristiano, que habían ido quedando poco a poco sepultados entre las nuevas construcciones y así se amplió el espacio. En un lado de la plaza encontramos los Soportales que fueron construidos en 1725 para que algunas familias nobles pudieran presenciar los espectáculos (religiosos, taurinos etc…) que se celebraban en la entonces plaza Mayor, además de los mercados. En realidad eran en unos palcos sobre columnas de orden toscano en piedra arenisca. En el siglo XIX se cerraron los espacios entre las columnas con muros y se habilitaron estancias para la venta de carne y pescado llamadas posteriormente “carnicerías”.

Enfrente está un complejo que necesariamente hay que ver en Cehegin. Se trata del Museo Arqueológico que actualmente consta de tres edificios: la Casa del Concejo, el Palacio de los Fajardo y un edificio anexo de la calle Mayor. La Casa del Concejo, construida en 1664 y perteneciente a un sobrio primer barroco murciano, fue declarada monumento Histórico en Artístico en 1984 y exhibe una colección de arte prehistórico, ibérico, tardo-romano, visigodo y medieval, tanto musulmán como cristiano. Una sala conduce al Palacio de los Fajardo, remodelado recientemente. De estilo barroco del s. XVIII, posee dos plantas, ático, una bodega y varios patios. La fachada presenta un gran dinamismo debido al uso de diferentes materiales (sillar, mármol, ladrillo, placas lisas de yeso recercadas en negro). La puerta principal está enmarcada por pilastras; el escudo de la familia Fajardo campea sobre el balcón central de la planta noble y en el ático se abren pequeños balconcillos y ventanas. Se conserva parte de la decoración original del palacio como el techo de la escalera imperial.

En la calle Mayor encontramos una serie de casonas que hablan de la importancia del lugar en tiempos pasados. Muchas de ellas son propiedad privada y no se pueden visitar. La Casa de las Boticarias (XVII-XVIII), propiedad originalmente de las monjas de la Concepción –de ahí su claustro o patio interior con un aljibe- recibe su nombre por las hermanas boticarias Ortega Lorencio. En la fachada, mezcla de barroco y neoclásico, se han incorporado unas columnas jónicas procedentes del Templo de Júpiter en Begastri. En frente se halla el Casino de Cehegín, edificio barroco del siglo XVIII. En su fachada presenta un almohadillado inferior y un balcón central flanqueado por columnas toscanas y los escudos de las familias Melgarejo y Carreño. Punto de reunión y foco cultural en la segunda mitad del siglo XIX y la mayor parte del XX, en la actualidad se organizan diferentes actividades como ciclos de cine en el Salón de los Espejos y catas de vino y otros eventos en su cafetería. Destacamos también su patio de estilo andaluz con azulejos de Manises.

Casa del Concejo

La Casa de las Columnas, también barroca del XVIII, muestra en el lateral un escudo con guardapolvo de la familia Sánchez de Amoraga. La Casa de los Condes de Arriba posee elementos barrocos, neoclásicos y modernistas. En la fachada, con dos plantas y ático, dos escudos de la familia Chico de Guzmán flanquean el balcón principal. Los propietarios, herederos de esta familia y también del duque de Ahumada, conservan un auténtico Museo Etnológico conformado por diversos carruajes y otros elementos. Se organizan visitas puntuales para las que es necesario contactar con la Oficina de Turismo.

En la plaza del Mesoncito se halla la Casa de Don Octavio, casona barroca con dos plantas y ático. Sobre el balcón principal aparece el escudo de la familia Ruiz de Assín donde se lee: ”Se hizo año de 1708. Redyfyco año 1832”. En la placita antiguamente se celebraban diversos actos y actualmente, recuperando la tradición, se cantan saetas en la Semana Santa y se toman las uvas en Nochevieja.

A través de una calle con escalones se llega a la Ermita de la Purísima Concepción, también Monumento Histórico Artístico Nacional, situada en el punto más alto del casco histórico, en el paseo de la Concepción. Una inscripción en el lateral derecho del altar mayor señala el año de su consagración en 1556. De estilo renacentista consta de tres naves y un coro alto a los pies. Destaca su artesonado mudéjar, la capilla barroca de S. Juan de Letrán y el altar de los Quiró y Carreño. Su torre aloja un interesante reloj. En este templo estuvo viviendo D. Martín de Ambel y Bernard, bajo el derecho de asilo, tras haber dado muerte al alférez mayor de la Villa en un duelo. Durante los 38 años de estancia escribió la primera historia de la ciudad, Antigüedades de la Villa de Cehegín (1660).

La Casa de La Tercia, en la calle homónima, es actualmente un Hogar de la Tercera Edad. Posee fachada barroca con dos plantas y ático. Su función original fue la de recaudar diezmos que entregaban los habitantes a la Orden de Santiago. En una bodega del sótano se ha instalado La Escuela del Vino con un fin turístico y formativo. Se ha acondicionado un espacio para la venta de los vinos con D.O. Bullas y de objetos relacionados. No siempre se encuentra abierta al público.

En la plaza de España, punto de encuentro de los vecinos, junto a la Estación de Autobuses, se ha instalado un Arco Romano de 9 m de alto por 5 m de ancho, en realidad una reconstrucción de un arco del acueducto romano que llevaba el agua hasta Begastri. Se han recuperado algunas piezas del arco original aparecido en el Valle del Paraíso.

Fuera del casco antiguo nos encontramos con el Convento de San Esteban, en la plaza del Convento s/n. El conjunto de edificios se empezó a construir por orden de Felipe II en el siglo XVI, bajo la orden franciscana, y ha sufrido muchas remodelaciones. El templo custodia, desde 1725, la imagen de la Ntra. Sra. de las Maravillas, del artista napolitano Nicola Fumo, que se convirtió enseguida en la Patrona de Cehegín y para la que se construyó un camarín y el retablo del altar mayor en el siglo XVIII. El convento posee un claustro del XVII cerrado con ventanales, alrededor del que se organizan el resto de edificios. Otras intervenciones realizadas en el siglo XX eliminan la fachada de yeso y construyen la actual con jaspe rojo de la cercana Peña Rubia.

A unos 3 km del núcleo urbano de Ceheguín, en el cerro Cabecico Roenas, se encuentra el Yacimiento Arqueológico de Begastri, la Ciudad Perdida, declarado Bien Cultural. Este lugar mágico, habitado durante unos 2000 años, estuvo oculto hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando después de unas fuertes lluvias apareció el Ara de Júpiter . Begastri cuenta con un Centro de acogida de visitantes e interpretación de su historia y se organizan visitas guiadas los fines de semana.

Cehegín posee una rica huerta que produce frutas y verduras de alta calidad. La combinación de cultivos tradicionales con las más modernas explotaciones configuran un recurso turístico de gran belleza.

Imagen principal: b-e-m

Datos prácticos

Coordenadas

38° 5′ 33.03″ N, 1° 47′ 55.51″ W

Distancias

Murcia 65 kms., Albacete 100 kms., Alicante 118 kms., Madrid 391 kms.

Aparcamiento

Sin problemas. Un lugar indicado para después recorrer el casco antiguo es la Plaza del Castillo

Altitud

570 m

Habitantes

16 267 (2013)

San Sebastián (enero), El Carnaval, Semana Santa, San Isidro Labrador (15 de mayo), Virgen de las Maravillas (fiestas patronales del 8 al 14 de septiembre)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar