Antequera

El kilómetro 0 de Andalucía

Emplazada en un estratégico cruce de caminos, rodeada de montañas y olivares, y cerca del célebre paraje natural del Torcal, nos encontramos esta fortaleza nazarí rodeada de importantes monumentos renacentistas, barrocos y de unos yacimientos prehistóricos únicos.

Planifica tu escapada a Antequera

Antequera tiene un impresionante patrimonio que requiere de dos días completos de visita para verse bien. Recomendamos comenzar la ruta desde el cerro, donde está enclavada la hermosa alcazaba, para después recorrer sus calles y ver los conventos y edificios emblemáticos que encontraremos dispersos por todo el casco histórico: palacio municipal, la Real Colegiata de Santa María, Palacio de los Marqueses de la Peña de los Enamorados. A las afueras de la ciudad está el centro de interpretación del extraordinario conjunto arqueológico de los dólmenes de Antequera. Reservar medio día para hacer una excursión de media hora en coche en dirección sur hasta el extraordinario Parque del Torcal de Antequera; en resto de ese día se puede invertir, en las inmediaciones de Ardales donde se encuentra el espectacular desfiladeros de los gaitanes y su célebre Camino del Rey. Otra opción es dirigirse al noreste de excursión a la histórica Archidona. Para elegir bien entre la amplia variedad de lugares de parada (donde degustar la porra antequerana entre otras delicias serranas), recomendamos nuestra página de Dormir y Comer en Antequera.

¿Quieres conocer este sitio?

De la Edad del Bronce han llegado la necrópolis de Alcaide y los espectaculares dólmenes de El Romeral y Menga, datados hacia el 2500 a. C. Tras ser ocupada por íberos, fenicios y cartagineses, los romanos se instalaron en lugares como la cercana Singilia BarbaAntikaria y Acilia Plecusa. De ese periodo es la célebre escultura conocida como el Efebo de Antequera.

Los árabes llamaron al lugar Madina Antaquira, de donde procede el topónimo actual. Hacia finales del siglo IX formó parte del territorio rebelde liderado por Omar Ben Hafsun, un muladí (hispano converso al Islam) cuya capital estaba en la fortaleza de Bobastro, próxima a Ardales Después de ser parte de un reino taifa y ser gobernada por almorávides y almohades, desde mediados del siglo XIII desempeña un importante papel como plaza fuerte fronteriza.

El regente de Castilla, el Infante Fernando de Trastámara pasará a la historia como Fernando “de Antequera” por ser quien lideró al ejército cristiano durante la conquista de la ciudad, que tuvo lugar el 16 de septiembre de 1410. En 1441 recibe el título de Ciudad y poco después, en 1466, Enrique IV le concede el de Muy Noble.

En el s. XVI Antequera se convierte en una de las ciudades principales de la región, al ser un lugar de paso para grandes rutas comerciales. Por eso en 1573 ya tiene imprenta.

Durante el Barroco fue un activo centro cultural focalizado en la Cátedra de Gramática y Latinidad de la Colegiata de Santa María, por la que pasaron entre otros Juan de Vilches. Además, la localidad que ya había crecido mucho, presentaba innumerables palacios, iglesias y conventos. En ese período destaca el gremio de plateros, reunido en torno a la Cofradía de San Eloy.

Entre 1810 y 1812 la ciudad de Antequera es tomada por los franceses, que sufrirán el acoso de la guerrilla. En años subsiguientes sus alrededores serán el escenario de múltiples asaltos de los bandoleros.

imagen antigua antequera
Imagen antigua de la localidad

En ese mismo siglo XIX se desarrolló una nada despreciable actividad industrial (textil) y recupera su importancia el cultivo cerealístico y el olivo. En ese período fue un activo centro político del nacionalismo andaluz, pues en 1883 se hace allí la Declaración de Antequera, un proyecto de constitución andaluza.

A inicios del siglo XX se funda el periódico El Sol de Antequera, el primero de Málaga.

Durante la gestación del gobierno autonómico, en la llamada Transición Democrática, desempeñó un papel relevante llegando a ser postulada como capital de Andalucía.

Comenzamos la visita en el cerro donde se emplaza la Alcazaba, con una hermosa Torre del Homenaje, que en el siglo XVI se remató con un campanario. De su perímetro se conserva la Torre Blanca, el Postigo de la Estrella, cercano a la Plaza del Carmen, o la Puerta de Málaga, que presenta un vistoso arco de herradura en ladrillo. En cambio, la Puerta de Granada se construyó en el siglo XVIII.

También en la parte alta está la Real Colegiata de Santa María La Mayor (1514-1550) que incluye numerosos sillares de construcciones romanas precedentes; su frente urbano está coronado por balaustradas renacentistas y pináculos todavía góticos. El espectacular espacio interior de las tres naves perdió su ornamentación a raíz de su saqueo durante la Guerra Civil de 1936, conservando los hermosos artesonados de las cubiertas. La localidad tiene dos colegiatas, de la Colegiata de San Sebastián (XVI) sobresale su fachada principal plateresca y su campanario barroco. En esta misma plaza se alza una especie de mojón leguario conocido como el kilómetro cero de Andalucía que recuerda la posición central de esta localidad en la región.

Otros templos interesantes son la Iglesia de San Pedro (ss. XVI-XVII) que tiene bóvedas góticas y contiene un retablo mayor del siglo XVIII; la Iglesia de San Juan, del siglo XVI, contiene un hermoso retablo mayor. La Parroquia de Santiago (reformada en el siglo XIX) es conocida por su retablo mayor con la imagen de la Virgen de la Salud (s. XVII).

alcazaba antequera
La Alcazaba en lo alto

Conviene pararse ante la imponente fachada de la Iglesia de Loreto (1693), cuyo retablo incluye una interesante imagen de San Francisco de Borja. Los Padres Hospitalarios edificaron el templo de San Juan de Dios (ss. XVII-XVIII), cuyo frente urbano culmina en una hermosa espadaña; en su retablo principal hay una imagen de la Inmaculada de gran interés.

Los conjuntos conventuales son una de las señas de identidad de Antequera. La Encarnación (ss. XVI y XVIII) sobresale por albergar una imagen de la Virgen del Carmen, de 1787. La Orden de Santo Domingo funda su convento en el siglo XVII, subrayamos el interés del retablo mayor y la imagen de la Virgen del Rosario (s. XVI). Las dominicas levantan el Convento de Santa Catalina de Siena, dotado de un sencillo exterior que contrasta con el recargado interior repleto de elementos barrocos. El Convento de Santa Clara (s. XVII) cobija el hermoso “claustrillo de los jazmines”. En la Plaza de las Descalzas encontramos el Convento de San José (ss. XVI-XVII), que ofrece al viandante una magnífica fachada del barroco y contiene importantes retablos y pinturas. Los Agustinos encargaron un singular conjunto manierista, dotado de un rico programa de retablos e imágenes. El Convento de Madre de Dios de Monteagudo (s. XVIII) está edificado con una bella decoración rococó; fijarse en la cúpula de la capilla mayor y el campanario. El Convento de Belén (siglo XVII) conserva una pintura atribuida a Murillo.

Junto al ayuntamiento se halla la Iglesia de los Remedios (s. XVII), reconocible por la singular espadaña de su fachada. Lo más destacable es el barroco retablo mayor y el camarín de la patrona de la ciudad. El Convento de la Victoria (s. XVIII) destaca por el hecho de que su fachada parece la de un palacio.

Uno de los edificios emblemáticos es el Real Monasterio de San Zoilo, con una pronunciada espadaña. En su su intreior contiene un importante retablo compuesto por bellas tablas renacentistas del siglo XVI, la imagen gótico-renacentista del llamado “Cristo Verde” y la imagen de Nuestra Señora de la Vera Cruz (s. XVII).

En la calle Canteros se encuentran importantes mansiones palaciegas, entre ellas, la Casa del Conde Colchado, con amplio patio y cuidada fachada, y la Casa de Los Ramírez, de destacable portada. En la calle del Infante Don Fernando se halla el actual Palacio Municipal, dotado de hermoso patio en forma de claustro barroco, y la Casa de los Pardo (1636). Otros edificios relevantes son la Casa del Conde Pinofiel (1762), actualmente un establecimiento hotelero, la Casa de los Colarte (s. XVIII) y la Casa del Barón de Sabasona (s. XVIII), el Palacio de la Marquesa de las Escalonias (s. XVII), el Palacio de Nájera (s. XVIII), el Palacio del Marqués de Villadarias (s. XVIII) y el Palacio de los Marqueses de la Peña de los Enamorados (s. XVI).

El Hospital de San Juan de Dios (s. XVIII) sorprende por su cuidado y espectacular patio; el Pósito (s. XVII) alberga actualmente el Archivo de la ciudad. Otro edificio de interés es su cuidado Coso Taurino, de 1848.

A las afueras del Antequera, en dos localizaciones de la carretera que sale del pueblo en dirección Este, se encuentra el conjunto arqueológico de los dólmenes de Antequera; un centro de interpretación ofrece un interesante documental que sitúa al visitante ante el conjunto de circunstancias ambientales y técnicas que condicionaron la construcción de tan asombrosas edificaciones por el hombre primitivo. Para dar idea de su importancia, basta mencionar que están siendo estudiados de cara a su declaración como Patrimonio de la humanidad.

En las inmediaciones del pueblo hay varios importantes atractivos naturales. El singular paraje del Torcal de Antequera, situado en la montaña, a unos 18 kilómetros; se trata de una finca de 1.171 hectáreas con un entorno kárstico de gran belleza en el que hay varios itinerarios; con suerte se pueden ver algunas de las cabras hispánicas que hay por allí sueltas.

Por la carretera de Archidona, cerca de la Puerta de Granada y a los pies del Cerro de la Cruz, se encuentra la Cueva de Menga, con vestigios del 2.500 a. de C. Cerca de ésta se halla la también interesante Cueva de Viera.

Imprescindibles

Dónde dormir en Antequera
Plaza Guerrero Muñoz
Dónde dormir en Antequera
Real Colegiata de Santa María La Mayor

Datos prácticos

Coordenadas

37° 1′ 6.11″ N, 4° 33′ 34.79″ W

Distancias

Málaga 59 km, Sevilla 159 km, Madrid 472 km

Aparcamiento

Numerosos aparcamientos en el centro de la ciudad y recomendable el Parking Centro, en la calle Diego Ponce, 16

Altitud

575 m

Habitantes

41 827(2012)

Carnaval, Semana Santa, Procesión del Señor de la Salud y de las Aguas (finales de mayo), Corpus Christi, Nuestra Señora de los Remedios (8 de septiembre), Santa Eufemia (15 de septiembre), Día de Jebe (25 de diciembre)

Romería del Vecino (11 de abril), Día de la Haba (20 de abril), Feria Agrícola Ganadera (del 31 de mayo al 2 de junio), Antequera Blues Festival (julio), Programa cultural Luz de Luna (verano), Noche Flamenca de Santa María (principios de agosto) y otros Festivales Flamencos, Real Feria de Agosto (del 20 al 22 de agosto), Misa Mozárabe (conmemoración de la conquista de Antequera por el Infante Don Fernando, 16 de septiembre), Feria Gastronómica del Marisco (del 20 al 25 de octubre), Muestra Internacional de Artesanía de Antequera (noviembre), Mercado de Queso Artesano (noviembre)

Esparto, Madera, Barro, Cuero, Ebanistería, Forja, Cantería (piedra y mármol), Vidrio, Trajes regionales, Tapices, Jarapas, Mantos

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar