En un entorno maravilloso, a apenas 50 kilómetros de Madrid, se levantan los dieciséis patios, quince claustros y ochenta y ocho fuentes de este conjunto monumental, conocido antiguamente como “La octava maravilla del mundo”. Es donde tuvo. Continuar leyendo