Emplazado a casi mil metros de altitud, cerca de Poblet y del macizo montañoso al que da nombre, este antiguo bastión de bandoleros y carlistas edificado con piedra rojiza del Triásico, es conocido por su famosa fuente y la singular patata que. Continuar leyendo