Su pobladores de Pollença ganaron fama por haber sido capaces de rechazar un terrible ataque del famoso corsario turco Dragut. Esta bellísima localidad fue escenario creativo de algunos de los mejores pintores paisajistas españoles, y desde. Continuar leyendo