Plaza de toros de Granada, la Monumental de Frascuelo

Granada a lo largo de su historia ha tenido tres plazas de toros. La actual es La Monumental de Frascuelo, la última de la saga. Se construyó en el 1928 promovida por el torero Lagartijo Chico, que adoraba a Frascuelo, otro torero muy famoso en la época de los años 20. De ahí su nombre. La feria de Granada se celebra en el Corpus a mediados de mayo y a ella acuden las principales figuras del toreo. Un lugar de altura en una comunidad con cosos tan emblemáticos como La Malagueta o la Real Maestranza de Sevilla.

Las antiguas plazas de Granada

Como en muchas ciudades de España, por ejemplo en Bejar y su Ancianita, en Granada se celebraban corridas de toros desde mediados del s.XVIII. No obstante, no existía un lugar concreto hasta que la Real Maestranza de Caballería construyese en 1768 la vieja plaza de toros del Triunfo, tras la de Madrid (1751) y la de Ronda (1761). Así, este fue el año en que comenzó la verdadera historia taurina de Granada.

Litografía que muestra la Real Maestranza

Litografía que muestra la Real Maestranza. | Wikipedia

Poco más de un siglo después, en 1876, un destruyó la primera plaza de toros de la ciudad de la Alhamba. Tal fue el origen de la segunda. La Plaza de Toros del Triunfo se levantó en terrenos próximos a la anterior, con una capacidad superior a las 14.000 localidades. Tras un desastroso ciclón, que derribó la parte alta y redujo considerablemente su aforo a 8.000 personas, comenzaron a llamarla “La Chata”. Su estructura quedó muy debilitada hasta que en 1948 se determinó su cierre definitivo. Posteriormente comenzó su derribo para dar paso a los actuales jardines del Triunfo.

Finalmente, en el 1928 se inauguró la tercera y definitiva, la Nueva Plaza de Toros de Granada. Durante dos décadas, la capital nazarí contó con dos cosos y existió una gran competencia entre ambos.

La Nueva Plaza de Toros de Granada

A principios de 1927, un grupo de amigos formado por Rafael Moreno (la sobresaliente figura del toreo del S.XX más conocida como Lagartijillo Chico), el Marqués de Dílar, el Conde de Guadiana, José Castinello y Celestino Echeverría ganaron el concurso público para la explotación de la actividad taurina en la plaza de toros del Triunfo. Sin embargo, poco después y de forma inexplicable los propietarios cambiaron de opinión. De esta forma arrendaron el coso a D. Rogelio López Cravioto.

Tras una fiesta en el Hotel Inglaterra celebrada el 15 de Marzo de 1927, en el que además del grupo de amigos estaban presentes todos los terratenientes y banqueros de la ciudad, durante los brindis alguien mencionó la idea de construir una plaza de toros mucho más grande. Gracias a ello se podrían abaratar las entradas a las corridas de toros. En una suerte de brainstorming o lluvia de ideas nació el proyecto para la construcción de la Monumental de Frescuelo.

Antiguo dibujo de la Monumental de Frascuelo

Antiguo dibujo de la Monumental de Frascuelo.

El 14 de Mayo de 1927, ante notario, se constituyó legalmente la Sociedad Nueva Plaza de Toros S.A. Presidía la misma el Marqués de Dilar. Como consejeros estaban el Conde de Guadiana, D. Celestino Echevarría y José Moreno “Lagartijillo”. Por su parte, el secretario fue Valeriano Torres.

El  proyecto del arquitecto Ángel Casas fue el elegido. Estuvo guardado 15 años, tras haberlo presentado en 1912 para que la ciudad contara con un gran coso taurino. El 3 de Julio de 1927 salió a licitación la construcción de la plaza. Finalmente se adjudicaron las obras al maestro de obras granadino, José Jiménez apodado “El Pajarero». En un alarde de aptitud y eficiencia se comprometió a terminarla en menos de un año.

Inauguración y consagración del coso

El 30 de Septiembre de 1928 se inauguró La Nueva Plaza de Toros de Granada. Se hizo con una corrida de toros en homenaje a “La Virgen de Las Angustias”, patrona de Granada. La lidiaron los diestros Manuel Jimenez “Chicuelo”, Joaquín Rodriguez “Cagancho” y Fermin Espinosa “Armillita Chico”. Los toros los pusieron Concha y Sierra.

Al tiempo se lidiaron seis hermosos toros en la plaza del Triunfo. Algunos aficionados salían a media corrida de una plaza a otra para alternar la una y la otra. La afición por el arte de la tauromaquia era sorprendente. Las plazas del país solían llenarse, ya fueran del norte, como la de Cuatro Caminos en Santander; centro, como la de Valladolid, o sur. Se puede afirmar que esa tarde, más de 22.000 personas al compás de pasodobles presenciaron corridas de toros. Cabe destacar que, además, amenazaba con lluvia.

Exterior de Plaza de toros de Granada o Monumental de Frascuelo

Exterior de la Plaza de toros de Granada o Monumental de Frascuelo. | R. Fernández (Flickr)

El mismo año de su apertura fue bautizada como Monumental de Frascuelo en homenaje al grandioso torero granadino. Y si de maestranzas se hablara, habría que citar que esta plaza no es propiedad de los maestrantes granadinos, con lo cual, no le corresponde tal titulación. Tanto la plaza del Triunfo como la Nueva Plaza de Toros de Granada, han estado siempre en manos de empresas privadas.

La Monumental de Frascuelo es una de las 10 plazas de toros más grande de España, con 9.000 m² construidos. Además está también en el grupo de cabeza en cuanto a aforo junto a otras como Vista Alegre en Bilbao o Las Ventas. Consta de tres pisos: tendido general, gradas y andanadas. El diámetro del ruedo mantiene su diámetro original de 50 metros.

Al principio se  diseñó para aproximadamente 14.500 localidades pero en la última década del S.XX fue reducido a 12.500. Gracias a ello los tendidos son más cómodos tras esta medida. Construida en estilo neomudéjar, posee estructura de hormigón con cerramientos de ladrillo visto. Estos forman vistosos encajes adornando la fachada y está cubierta de tejas de cerámica vidriada. Cabe señalar que la influencia árabe en los cosos está extendida, como demuestra el interior de La Glorieta en Salamanca. Sus arcos son de medio punto y de herradura, conservando así ese aire árabe en su construcción. Debido a esto encaja a la perfección con los lugares más emblemáticos de la ciudad como La Alhambra o Puerta Elvira. Desde 1992 es Bien de Interés Cultural en España por su valor arquitectónico.

About the author