La iglesia del Tibidabo, un templo en la cima de una montaña

iglesia del tibidabo

Entre las construcciones de carácter religioso más sorprendentes de Barcelona se encuentra la iglesia del Tibidabo, oficialmente denominada Templo Expiatorio del Sagrado Corazón. Se encuentra situada, como indica su denominación popular, en lo alto de la montaña del Tibidabo, el pico más alto de la sierra de Collserola. Desde aquí, es posible disfrutar de las increíbles vistas de la ciudad gracias a los 516 metros sobre el nivel del mar sobre los que se encuentra.

iglesia del Tibidabo
Foto: Shutterstock

La iglesia del Tibidabo es una obra del arquitecto Enric Sagnier i Villavecchia, comenzada en 1906 y finalizada por su hijo Josep Maria Sagnier i Vidal en 1961. Así, el templo está compuesto por elementos neobizantinos, neorrománicos y neogóticos. Catalogada como Bien de Interés Cultural, la iglesia del Tibidabo está formada por una cripta en su parte inferior y una iglesia en la superior. Al lado del monumento, se encuentra además el Parque de Atracciones del Tibidabo, por lo que la visita al monte encantará a mayores y pequeños.

¿Por qué construir un templo en el monte Tibidado?

Es un tanto curioso el levantamiento de un templo en lo alto de una montaña, en este caso la del Tibidado. Ya a finales del siglo XIX, se empezó a barajar la idea de erigir un templo católico en esta zona. Mientras, los alrededores comenzaron a urbanizarse como propuesta del empresario Salvador Andreu.

Al estar situado a una altura elevada, se dispuso un tranvía en la avenida, así como un funicular que ascendiera a lo alto del Tibidabo. Posteriormente, se inauguró el parque de atracciones. Iniciando el siglo XX, se inauguró la avenida del Tibidabo y se construyeron residencias que ocuparían miembros de la clase alta barcelonesa.

iglesia del Tibidado
Foto: Shutterstock

El proyecto del templo católico se llevó a cabo como medida para frenar la construcción de una iglesia protestante o de un hotel-casino en la montaña. De esta manera, la Junta de Caballeros Católicos compró el terreno y se lo entregó al sacerdote italiano Juan Bosco (conocido por los salesianos también como Don Bosco). Con él surgió la idea de realizar un templo que estuviera dedicado al Sagrado Corazón de Jesús.

iglesia del Tibidabo
Foto: Shutterstock

Así, en 1886 se erigió una ermita neogótica apoyada por los salesianos, la congregación creada por Juan Bosco. La ermita contaba con una planta cuadrada y ocho metros de altura. Una imagen del Sagrado Corazón de Jesús encontró cobijo en su interior.

Sin embargo, el proyecto de construcción del conjunto del templo se atrasó hasta diciembre de 1902, momento en el que se empezaron las obras, que se prolongaron hasta 1961. En octubre de ese mismo año el Papa Juan XXIII concedió al templo el título de basílica menor.

Parque de Atracciones del Tibidabo
Parque de Atracciones del Tibidabo | Foto: Shutterstock

Mención especial merece el Parque de Atracciones Tibidabo, emplazado en la misma montaña. Con una superficie de 70.000 metros cuadrados, sorprende tanto por encontrarse al lado de un templo como por convertirse en uno de los mejores miradores de la ciudad de Barcelona, sobre todo desde el Giradabo, es decir, la noria. Es el parque de atracciones en uso más antiguo de España.

Los detalles de la iglesia del Tibidabo

Exteriormente, el templo presenta una especie de recinto fortificado a su alrededor realizado en piedra, extraída de Montjuïc. Sobre este, se asienta el colosal templo neogótico con una escalinata doble a cada lado del mismo.

Después, como se ha dicho, el conjunto se divide en la cripta y la iglesia. La cripta está situada en la parte inferior y la iglesia en la parte superior. Sobre la iglesia, hay una cúpula coronada con la imagen del Sagrado Corazón. Inicialmente la obra fue del escultor Frederic Marès, pero quedó destruida en 1936. De esta forma, se reemplazó por otra del escultor Josep Miret en el año 1950. Anexa al templo a día de hoy, se conserva la ermita, llevada a cabo en 1886.

Una cripta cubierta de mosaicos

En lo que respecta a la cripta, esta se terminó de construir en 1911 en un estilo neobizantino combinando elementos clasicistas y neogóticos. Pero para admirar la cripta, antes hay que detenerse en la fachada. En ella se desarrolla un tímpano rico en decoración, con esculturas que representan a San Jorge y Santiago y a la Virgen de la Merced, patronos de Barcelona, así como de Cataluña y de España.

iglesia del Tibidabo
La cripta | Foto: Shutterstock

La fachada está constituida por tres arcos de medio punto instalados sobre columnas. Todos estos elementos están a su vez integrados dentro de un gran arco decorado con un mosaico que exhibe una alegoría de la veneración de España al Sagrado Corazón. No obstante, inicialmente aquí se alojaba otro mosaico obra de Daniel Zuloaga, que representaba a la Santísima Trinidad. Pero quedó destruido durante la Guerra Civil.

crpta de la iglesia del tibidabo
Interior de la cripta | Foto: Shutterstock

En el interior de la cripta, el espacio está formado por cinco naves que quedan separadas por columnas. Sus bóvedas y muros están cubiertos de alabastro o presentan una decoración en mosaico. Las escenas que aquí se narran están relacionadas con las advocaciones a los altares y la historia personal de la basílica. A través de la cripta, se accede a la capilla de la Adoración Perpetua. Se trata de una capilla que data de 1940 y que se excavó en la misma montaña.

La iglesia Tibidabo y su estilo característico

iglesia del Tibidabo
Foto: Shutterstock

La iglesia situada en la parte superior del templo se terminó de construir en 1951. Sin embargo, las torres se hicieron más tarde, por lo que la obra no se dio por terminada hasta 1961. En piedra gris azulada, el edificio posee una torre central de considerable tamaño y cuatro más bajas donde se dispusieron esculturas de los 12 apóstoles.

iglesia del Tibidabo
Fachada de la iglesia | Foto: Shutterstock

Por su parte, la fachada principal cuenta con tres cuerpos. En el central se halla la figura del arcángel Miguel y en el frontón superior, la de San Juan Bosco. Además, en la puerta izquierda se puede ver la estatua de Santa Teresa de Jesús y en la puerta derecha la de Santa Margarita María de Alacoque.

Finalmente, el interior de la iglesia del Tibidabo se divide en tres naves que se complementan con vidrieras, los ábsides semicirculares y los cuatro rosetones que se pueden ver en las fachadas. El gran crucifijo que se halla en el altar mayor es, sin duda, uno de los elementos que más destacan.

Coronando el templo, la escultura del Sagrado Corazón

La historia de la escultura que preside el templo es realmente curiosa. La figura original se terminó de elaborar en 1935. Contaba con ocho metros de altura, posicionándose como la escultura más grande de España por aquel entonces. Pero antes de ponerla sobre el cimborrio del templo, estalló la Guerra Civil, por lo que en 1936 se fundió para fabricar material bélico.

iglesia del Tibidabo
Foto: Shutterstock

Cuando la guerra terminó, los salesianos mandaron construir una réplica de la escultura original, esta vez de siete metros y medio. En un principio, se colocó en la terraza del templo, pero se trasladó a la parte superior en 1961. La imagen de Jesús muestra la túnica abierta para enseñar su corazón, así como tiene los brazos extendidos en señal de protección de la ciudad barcelonesa.