Qué ver en Zumaia-Zumaya

El flysch más bello del mundo

La localidad guipuzcoana destaca por los impresionantes flysch de sus acantilados. También por haber sido centro veraniego del arte y el pensamiento europeo entre 1914 y 1936. Su posición en el centro de Guipúzcoa hacen de ella una gran alternativa para recorrer tanto provincia como la Comunidad Autónoma vasca, así como un paso clave del Camino del Norte a Santiago. Se ha hecho célebre por rodarse allí secuencias de exitosas películas y series. Descubre con nosotros la historia y lo mejor que ver en Zumaia.

Planifica tu escapada a Zumaia

Antiguo centro de veraneo, la localidad tuvo asimismo una importante actividad industrial. Por tanto, el recorrido por el patrimonio cultural que ver en Zumaia lleva una mañana. Sus demás atractivos están ligados a la naturaleza y competan el día. A este respecto sobresale el parque del flysch y las populares travesías en barco para verlo.

El pueblo está conectado con Getaria por el Camino del Norte a Santiago, un tramo corto y muy recomendable. En la misma dirección se asienta la coqueta Deba. Hacia el interior queda el pueblo balneario de Zestoa y el centro de interpretación de la cueva de Ekain. Más adelante se hallan las antiguas villas forales de Azpeitia y Azcoitia, así como el importante Santuario de Loyola. Por otro lado, de camino a Donosti se sitúa Zarautz y su enorme playa.

En lo tocante a restaurantes y hoteles, en las páginas sobre comer y dormir en Zumaia podrás ver los más destacados.

¿Quieres conocer este sitio?

Se desconoce el origen del topónimo local. Sea como fuere, la zona pantanosa en la desembocadura de los ríos Urola y Narrondo era un territorio poco atractivo para la agricultura. Por ello fue poblado inicialmente mediante un contrato de enfiteusis, alquiler perpetuo con una condición resolutoria, concedido por el monasterio de Roncesvalles. El fin era asegurar el cruce de la gran laguna para los peregrinos del Camino de Santiago a su paso por Euskadi y asegurar la defensa frente a corsarios.

Hacia 1347 Alfonso XI de Castilla concedió una carta puebla similar al Fuero de San Sebastián para potenciar la población de Villagrana de Zumaia. La iglesia de San Pedro fue concebida desde sus inicios como un bastión defensivo para proteger la población. En sus muelles se colocaron tiempo después baterías con cañones.

Zumaia fue una de las dieciocho villas en las que se celebraban las Juntas Generales de Guipúzcoa. De hecho, aquí estaban reunidas el 27 de diciembre de 1620, cuando nombraron a San Ignacio de Loyola patrón del territorio foral. El importante número de palacios que ver en Zumaia da una idea de la importancia que alcanzó el comercio de la población.

En el siglo XVIII se desecaron gran parte de las marismas que había entre los ríos Urola y Narrondo. Dicha zona fue después urbanizada para albergar gran parte de las viviendas e industria de Zumaia. A finales del siglo XIX tuvo un importante despegue industrial, motivado por la llegada del ferrocarril y el establecimiento de varias fábricas de cemento. Se llegó a llamar “estilo Zumaya” al empleado en la mayor parte del norte de España. El carácter innovador de sus gentes se puso de manifiesto al ser el primer lugar de España en que se montó un motor diésel.

ría de Zumaia hacia 1900
Vista parcial de la ría de Zumaia hacia el año 1900.

En 1910 el pintor Ignacio Zuloaga adquirió el arenal de Santiago, al otro lado del río Urola, situado en pleno Camino de Santiago del Norte. Allí construyó unos jardines, un museo y su residencia-taller Santiago-Etxea. Poco después se instalaron en Zumaia durante los veraneos amigos suyos, como el escritor José Ortega y Gasset y el torero Juan Belmonte. A partir de entonces el lugar se convirtió en un centro de veraneo para lo más granado de la intelectualidad, las artes y las ciencias españolas.

Además del Camino de Santiago, la pequeña y la gran pantalla han dado gran fama a Zumaia. Por un lado, se la conoció internacionalmente al salir su playa del flysch en la serie Juego de Tronos. Por otro, a nivel nacional, ganó gran popularidad al ser escenario del film Ocho Apellidos Vascos. La película muestra tanto su casco antiguo como la ermita de San Telmo y el antes mencionado flysch.

A continuación, lo mejor que ver en Zumaia-Zumaya.

La población domina la confluencia de los ríos Urola y Narrondo. Estos crean una bahía rodeada de verdes montañas que descienden hasta el mar. El recorrido por lo que ver en Zumaia arranca por su principal edificio, la Iglesia Parroquial de San Pedro (siglo XIII). Se trata de un templo-fortaleza de estilo gótico, alrededor de la cual se desarrolló el núcleo medieval. Es una construcción de gran sobriedad y belleza. Bajo una extraordinaria bóveda de crucería se pueden contemplar tallas y tablas fascinantes.

Cabe fijarse especialmente en el retablo mayor de estilo manierista de Juan de Anchieta, principal obra de arte que hay que ver en Zumaia. También destaca de la Iglesia Parroquial de San Pedro un Cristo esculpido por Quintín de Torre y policromado por Ignacio Zuloaga. Se sitúa en la pared izquierda de la nave y fue un regalo del pintor. Cerca hay una bella talla flamenca de la virgen con el niño (sohlo XV). Tras una reja, frente al mencionado Cristo, hay una excelente tabla votiva del siglo XV. Fue un obsequio del zumaiano Juan Martínez de Mendaro, que capitaneó una escuadra castellana contra Gibraltar.

Frente al templo se encuentra el Zumaia Jauregia. Dicha torre de cuatro plantas fue elevada por la familia Zumaia Gamboa y vivió cruentas batallas entre los linajes del siglo XV. Muy cerca se halla la Casa de los Olazábal. Mientras tanto, en la plaza del Mercado queda el edificio del Ayuntamiento de Zumaya y el Convento de las Carmelitas, barroco. Mientras tanto, en un promontorio a la entrada del pueblo se alza el Palacio de Foronda (siglo XX).

Siguiendo con lo que ver en Zumaia se llega a uno de sus puntos más populares. En lo alto de la ladera, sobre un acantilado que domina la playa de Itz se ubica la Ermita de San Telmo. Se trata de un modesto edificio del siglo XVI, otrora sede de la “Compañía de Mareantes” local. Allí se rodaron las escenas finales de Ocho Apellidos Vascos.

Tal templo permite disfrutar de excelentes vistas de los flysch. Este fenómeno geológico es fruto de la emergencia a la superficie de las capas tectónicas duras, formadas por piedra caliza, pizarra o arenisca, adheridas a otras blandas, como arcillas y margas. Es así un proceso de estratos que permite apreciar nítidamente la formación de la corteza terrestre. De gran belleza, tal hito natural tiene una manifestación privilegiada en Zumaia.

naturaleza de Euskadi
Flysch de zumaia

Para disfrutar de esta maravilla natural que ver en Zumaia se pueden usar los barcos turísticos del puerto. Para ir por tierra hay que subir la cuesta hasta la ermita de San Telmo. Tras ello toca pasear por un estrecho sendero que bordea el precipicio del acantilado. Un conocimiento más completo del fenómeno, se puede adquirir en el Centro de Interpretación Algorri.

En dirección a Getaria, ya cerca de la playa de Santiago, quedan los últimos hitos que ver en Zumaia. Allí se encuentra el Museo Zuloaga, instalado en una hospedería del Camino de Santiago del siglo XII. Muestra una interesante variedad de obras de arte, en el que se exhiben obras del pintor eibarrés Ignacio Zuloaga.

Asimismo, una vez hecho el recorrido por lo que ver en Zumaia, descubre más planes por la provincia de Guipúzcoa, así como su turismo activo.

Imprescindibles

ermita san telmo zumaia
Ermita de San Telmo
Flysch Zumaia
Flysch de Zumaia

Datos prácticos

Coordenadas

43° 18′ 0″ N, 2° 15′ 0″ W

Distancias

Donostia-San Sebastián 40 km, Madrid 463 km.

Aparcamiento

Enfrente del puerto deportivo.

Altitud

0 m.

Habitantes

9626 (2013).

Los principales festejos que ver en Zumaia son San Pedro y San Telmo.

Otra notable ocasión que ver en Zumaia es la Regata de traineras de Zumaia.

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar