Que ver en El Born y el Parc de la Ciutadella (Barcelona)

Histórico barrio que hoy es 'casual chic'

El Born (La Ribera) forma parte de la ciudad vieja (Ciutat Vella), pero transmite un ambiente de modernidad debido a los elegantes bares, cafés, restaurantes y tiendas de moda repartidos en su interminable laberinto de callejuelas adoquinadas. Está en medio de las zonas más turísticas de la ciudad, por lo que es un buen lugar para recorrer la zona antigua de la ciudad.

Planifica tu escapada al Born y la Ciutadella

El Born contiene la mayor concentración de monumentos y museos de Barcelona. Se trata del barrio situado inmediatamente debajo de la Ciudadela (fortificación) que en 1888 se transformó en el magnífico Parque de la Ciudadela y su Zoo; dos lugares encantadores que merecen una visita relajada. En nuestro apartado Qué ver en el Born detallamos los principales lugares y museos que visitar durante los dos días recomendados para ver bien tan bella zona; quien disponga de más tiempo puede ir andando a otros de los barrios con más sabor: la Barceloneta, el Barrio Gótico y El Raval.  El Born es un área muy turística que se masifica cuando arriban los grandes cruceros; cuidado con bolsos y carteras pues es zona de caza de los carteristas. El ambiente nocturno puede ser excesivo en algunos lugares con muchos locales nocturnos, por lo que recomendamos elegir con cuidado para descansar. Hemos seleccionado locales y hecho una presentación de la gastronomía popular barcelonesa en nuestra página Dormir y Comer en El Born y La Ciutadella.

¿Quieres conocer este sitio?

Los primeros vestigios humanos datan de 2500 a.C., siendo sus primeros pobladores conocidos los layetanos, instalados en la colina de Montjuic. En 219 a.C, los romanos levantaron una fortaleza en este monte, pero en la época de Augusto se trasladaron hacia la zona de la actual Plaza Sant Jume.

En el siglo III la colonia de Barcino fue destruida por hordas franco alemanas, y después se protegió con una gran muralla. En el año 415 el rey visigodo Ataulfo la convirtió en sede de su corte por unos días, trasladándose después la capital a Toulouse. Los musulmanes tuvieron el control de la zona durante un siglo, hasta que en 801 los francos constituyeron el condado de Barcelona, integrándose en la Marca Hispánica del Imperio Carolingio.

En el siglo XII el condado se unió al reino de Aragón, lo que favoreció su expansión por Cataluña y que se convirtiera en el centro político y económico de la Corona de Aragón.

El Born o barrio de la Ribera surgió en el siglo XIII fuera de sus murallas. Con el tiempo se convirtió en el barrio de mercaderes. Las familias más ricas fueron construyendo sus palacios en los terrenos cedidos por la familia de Ramón Berenguer IV a la familia Montcada. Después se instalaron los artesanos y los gremios de la ciudad, cuyos nombres han dejado huella en muchas de las actuales denominaciones de las callejuelas: Mirallers (espejeros), Sombrerers (sombrereros), Argenters (plateros), etc…

imagen antigua mercado born
Construcción del Mercado del Born, entre 1874 y 1876

En la Edad Media, en el barrio del Born abundaban los duelos de caballeros —como el fastuoso torneo de 1455— las ejecuciones e incluso la quema de brujas. La prosperidad del siglo XIII propició la construcción de la Iglesia de Santa María del Mar (1329), que inspiraría el célebre libro La Catedral del Mar, de Ildefonso Falcones. Tras el asedio final de trece meses con el que acabó la guerra de Sucesión (el 11 de septiembre de 1714) el rey Felipe V mandó construir entre 1716 y 1718 la fortaleza más grande de la Europa de la época. Convertida en un odiado símbolo de la opresión del gobierno central, fue derribada en 1868, coincidiendo con la revolución que destronó a Isabel II. Unos años más tarde, este emplazamiento fue el elegido para albergar la Exposición Internacional de 1888, proyecto en el que colaboraría un joven Antonio Gaudí.

Nuestra visita puede comenzar en la Plaça Urquinaona (metro Urquinaona), descendiendo hacia el mar por la Via Laietana, nos adentraremos en el barrio de La Ribera por el carrer de Sant Pere; desde allí llegaremos  al Palau de la Música (1905-1908), la única sala de conciertos modernista declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Diseñado por Domènech i Montaner como sede del Orfeón Catalán, destaca por su fachada decorada con mosaicos. Su estructura central metálica recubierta de vidrio, al recibir la luz natural, convierte el edificio en una caja de música donde se combinan todas las artes aplicadas: escultura, mosaico, vitral y forja. La Sala de Conciertos está presidida por el órgano sobre el escenario y cuenta con un lucernario central que representa el sol. Se encuentra repleta de figuras y cientos de elementos de la naturaleza. Destacamos también las esculturas de Pablo Gargallo.

Por el carrer de Sant Pere llegamos a la Iglesia de Sant Pere de les Puel·les, parte de un monasterio de monjas benedictinas del año 945. La iglesia de época prerrománica, conserva del siglo X parte de la estructura de cruz griega y los capiteles corintios. El pequeño campanario “de los Pájaros” es también románico.

El Mercado Santa Caterina, renovado en 2005, tiene un atractivo tejado de cerámica multicolor con forma de olas sobre una estructura de madera, que cubre todos los puestos.

Tras visitar el Museo Europeo d’Art Modern, instalado en el palacio neoclásico Gomis, con arte figurativo de los siglos XX y XXI llegamos a la calle Montcada donde hay palacios que siguen el modelo típico catalán, abriendo sus portalones a patios de piedra en los que se realiza el acceso a la planta noble por medio de una escalinata. El Museo Picasso está instalado en cinco de esos palacetes; reúne más de 3500 obras en su colección permanente, especialmente de sus años de formación y sobre su relación con Barcelona, entre ellas su autorretrato de 1896. A su frente se halla el Museo Textil, sito en el Palacio Nadal y en el de los marqueses de Llió; desde tejidos hispano-árabes medievales hasta el siglo XX. Muy cerca, en el Palau Cervelló, se ubica la Galería Maeght, una de las más prestigiosas de Barcelona. En la misma calle se sitúa El Xampanyet, un conocido  bar de cavas. Siguiendo llegaremos a la Basílica de Santa María del Mar (s. XIV), ejemplo del gótico catalán construido sobre la capilla de Santa María de las Arenas (998). Tiene tres naves (la central más ancha) casi de la misma altura, con sobrias y altas columnas cada 13 metros de distancia, el máximo espacio entre las construcciones medievales de todo el mundo, lo que le da una sensación de amplitud y elevación inigualable. Al exterior, dos torres octogonales flanquean la fachada principal, en cuya puerta aparecen las imágenes de San Pedro y San Pablo; el rosetón es del siglo XV.

Dónde dormir en El Born
Basílica de Santa María del Mar

Al lado de la iglesia de Santa María del Mar se abre el Fossar de les Moreres (Foso de las Moreras), antiguo cementerio del templo donde un monumento recuerda el foso donde yacieron los caídos durante el asedio de 1714.

Desde la cabecera del templo se extiende el Paseo del Born, uno de los mayores espacios de ocio nocturno del barrio, que nos lleva al Mercado del Born. Pero antes podemos acercarnos a la Pla del Palau y visitar el edificio de La Llotja. A pesar de su fachada neoclásica (s. XVIII) es un ejemplo del gótico civil barcelonés, pues se trata de una lonja del siglo XIV. Destacamos el salón de contrataciones y el salón de los cónsules, de doble planta. Además, la Llotja acoge desde 1775 la Real Academia de Bellas Artes de Sant Jordi, destinada a la educación en bellas artes y artes industriales; allí impartió clases el padre de Pablo Picasso. El Museo de la Academia cuenta con una interesante colección de pintura y escultura.

Continuando por la avenida del Marqués de l’Argentera llegaremos a la Estació de França. Desde aquí podemos tomar el carrer del Comerç, que nos llevará al Antiguo Mercado del Born, una impresionante estructura de hierro y vidrio que alojó durante un siglo el mercado central de frutas y verduras. Fue construido por Josep Fontseré en 1878 como un edificio de seis naves con esbelta estructura metálica; la luz se filtra por las persianas de vidrio que cierran la fachada, lo que le valió el sobrenombre de la “Catedral de Hierro y Vidrio”.

En las inmediaciones existen muchas galerías de arte de vanguardia. Destacamos la Fundación Metrònom, en la calle Fusina.

Al final del carrer del Comerç alcanzamos el paseo de Lluís Companys, presidido por el Arco de Triunfo (1888), un monumento de forma y proporciones clásicas pero de acabados escultóricos y decorativos rompedores y llenos de simbolismo. Fue proyectado por Josep Vilaseca i Casanovas como entrada principal de la Exposición Internacional de Barcelona de 1888. Construido en ladrillo, incluye varios relieves que representan alegorías de la industria, la artesanía y los negocios; el friso del frente representa a Barcelona recibiendo a los visitantes de la Exposición.

Desde el Paseo accedemos al Parc de la Ciudadella, inspirado en los Jardines de Luxemburgo de París. En él descubriremos antiguos vestigios de la Exposición de 1888, como el Castell dels Tres Dagons, proyectado por el célebre arquitecto Domènech i Montaner; la Cascada de Venus y el lago, en el que podemos navegar en barca, o los bonitos Umbráculo e Invernadero. El Castell acoge el Museo de Zoología que junto al Museo de Geología, en un edificio cercano, componen el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona – Museu Martorell.  Al otro lado del parque se encuentra, desde 1892, el Zoo de Barcelona, mientras que en la plaza de armas podemos apreciar la sede del Parlamento de Cataluña; este ocupa el edificio del antiguo arsenal militar de la ciudadela. Muy cerca está la romántica escultura El Desconsuelo, obra en mármol de Josep Llimona.

Imprescindibles

Dónde dormir en El Born
Arco del Triunfo
palau musica barcelona
Palau de la Música

Datos prácticos

Coordenadas

41° 22′ 57″ N, 2° 10′ 37″ E

Distancias

Girona 105 km, Lérida 162 km, Tarragona 98 km, Madrid 621 km

Aparcamiento

Parking de pago en el Arc de Triomf.

Altitud

9 m

Habitantes

1 620 943 (2012

Carnaval (variable), Semana Santa, Fiesta de Sant Jordi (23 de abril, patrón de Cataluña), Pascua Granada (20 de mayo), San Juan (24 de junio), Fiestas de la Asunción (15 de agosto), Fiesta Nacional de Cataluña (11 de septiembre), Fiestas de la Mercè (24 de septiembre), el Pilar (12 de octubre), Santa Lucía (diciembre)

Sónar. Festival Internacional de Música Avanzada y New Media Art de Barcelona (principios de junio), Festival de El Grec (finales de junio)

Suno (diseñadora independiente), El Calaix (amigurimis -pequeños muñecos de ganchillo-), Allo you Knit is Love (artículos de punto), Florentine Cupcakes & Cookies, Pinzat (bolsos reciclados), Papablubble (caramelos artesanales), Mimi Scholer (platería), y un largo etcétera.

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar