La Granja de San Ildefonso

Descanso estival de los Borbones

El Real Sitio de San Ildefonso cuenta con uno de los mejores conjuntos de fuentes del mundo, enmarcadas por unos bellísimos jardines que rodean un coqueto palacio rococó; es un lugar de veraneo fresco y agradable y cuneta con numerosas opciones de deportes de invierno.

Planifica tu escapada a La Granja y Riofrío

Al ser un lugar de veraneo elegido por personalidades exquisitas que pudieran haber elegido cualquier otra parte, los Reales Sitios de la Granja de San Ildefonso, el Palacio de Riofrío y Valsaín pueden ocuparnos al menos un día completo de visitas; sus principales hitos los detallamos en el apartado Qué ver en La Granja. Al estar dentro de la vertiente segoviana del Parque Natural de Guadarrama hay numerosas opciones de turismo activo; tanto deportes de invierno como piragüismo ascensiones en globo, etc. También es posible pasar uno o más días de excursión en el casco histórico de la vecina Segovia o en sus maravillosos arrabales. En la zona hay una gran oferta gastronómica y de hospedaje de todos los precios, que hemos recogido en la página de reservas Dormir y Comer en La Granja.

¿Quieres conocer este sitio?

En el siglo XV hubo allí un templo dedicado a San Ildefonso erigido a instancias del rey Enrique IV, que a sus inmediaciones se acercaba a cazar desde la cercana ciudad de Segovia. Los Reyes Católicos en 1477 donaron esa iglesia a los monjes jerónimos del monasterio segoviano de El Parral, que fueron quienes edificaron una hospedería y las instalaciones ganaderas a las que la localidad debe su sobrenombre.

Desde el reinado del Enrique IV, tan aficionado a Segovia, en la vecina localidad de Valsaín había un palacio desde el que practicar la caza en los bosques del contorno. Pero en 1697 sufrió un incendio, del que solo quedó la actual torre en ruinas. Ante lo inadecuado de recuperar el palacio de Valsaín, la esposa del primer rey Borbón, Isabel de Farnesio, decidió la compra de las posesiones de los monjes; y desde 1721 se fue edificando el palacio.

Se convirtió en un lugar muy frecuentado por los sucesivos reyes, por lo que fue escenario para importantes acontecimientos. Allí contrajeron matrimonio María Luisa de Parma y el futuro Carlos IV en 1765; también fue donde se firmaron los sucesivos Tratados de San Ildefonso (sobre las relaciones internacionales de España); y en 1789 Carlos IV rubricó la llamada Pragmática Sanción, que abolía la “Ley Sálica” (y que provocaría la Primera Guerra Carlista al ser publicada más de cuarenta años después). Aunque el acontecimiento más espectacular fue el motín de los sargentos del palacio, sublevados en 1836 para restablecer la Constitución de 1812 (“La Pepa”).

granja san ildefonso foto antigua
La Colegiata

En 1727, ante la necesidad de contar con cristales y espejos para el nuevo edificio, se promueve una fábrica que sustituyera a la de Nuevo Baztán aquejada de problemas por la lejanía de bosques de madera para nutrir sus hornos; por ello se trajo desde esta al encargado Buenaventura Sit, que puso en marcha su horno. Para asegurar el suministro de combustible, en 1761 la Corona impuso a la ciudad de Segovia la venta de los pinares circundantes. A lo largo del siglo se potenció su crecimiento, introduciendo nuevas técnicas francesas y alemanas que la convirtieron en una de las que ofrecía mejores calidades de todo el mundo, convirtiéndose en Fábrica Real en 1836. En 1911, la deficitaria instalación se convirtió en cooperativa obrera, para cerrarse después y reabrirse en 1982 como Fundación Centro Nacional del Vidrio.

En paralelo al Palacio, se construyeron edificios para albergar a la servidumbre; también otros por parte de los nobles que atendían a los reyes o que deseaban relacionarse con ellos. Su campo de polo y de golf animó a la Corte del rey Alfonso XIII. Allí nació en 1913 Don Juan de Borbón, padre del rey Juan Carlos I. En 1918 el palacio sufrió un incendio, en el que se perdieron importantes obras de arte. Otra gran parte de su patrimonio ha ido siendo trasladado al Museo del Prado.

La visita al Real Sitio de San Ildefonso suele comenzar por el antiguo recinto del palacio, acotado por unas verjas antaño vigiladas por los Alabarderos; lo primero que llama la atención son los extraordinarios árboles allí plantados, primero castaños de Indias, seguidos de secuoyas y cedros en la plaza en la que están los edificios palaciegos. El palacio lo comenzó a construir Teodoro Ardemans en 1721, a partir de 1734 las prosiguió el italiano Francisco Juvara, y en 1736 lo continuó Juan Bautista Sachetti.

Pensado inicialmente como retiro del abdicado rey Felipe V, al volver a ocupar el trono, su esposa la reina Isabel de Farnesio amplió el proyecto inicial. Presenta una mezcla de los estilos barrocos francés, italiano y español.
El edificio rectangular dispone de cuatro alas en cuyos extremos están el Patio de los Coches y el Patio de la Herradura. En el centro de la fachada situada ante la puerta de Segovia está la Colegiata diseñada en 1723 por Sabatini y decorada por los pintores Francisco Bayeu y Mariano Maella. Junto a la sacristía está el Panteón Real donde yacen sus reyes fundadores: Felipe V e Isabel de Farnesio.

En el lado opuesto a la entrada está la fachada principal, que da a los jardines orientados al soleado sur; está adornada por balaustradas, estatuas y bustos. Los mármoles destacan sobre el rosa característico de la piedra caliza de Sepúlveda y sobre el gris del granito del Guadarrama, sus dos principales materiales.

En el Patio de Herradura está la puerta de acceso al palacio. Gran parte del mobiliario y obras de arte de sus estancias no son los originales, debido al incendio de 1918 y al traslado de muchas de sus pinturas y esculturas al Museo del Prado. Entre las dependencias más interesantes de la visita están el Salón de Países, el comedor, la Sala de Lacas, la Sala de mármoles o Gabinete de Espejos que pretendía reflejar naturaleza y agua en el interior, cuyo techo está decorado con el Rapto de Europa; también la Sala de la Paz con el fresco rococó de Bartolomé Rusca de 1744. En la planta principal está el Salón Chino-Japonés decorado con tibores lacados y lienzos de Paolo Panini sobre la vida de Cristo. Otros espacios interesantes son el Comedor de Gala, el Despacho Oficial del Rey (con retratos de la dinastía) y el Salón del trono (que da a los jardines).

palacio granja
Palacio de la Granja

La llamada “Casa de las Damas” alberga el Museo de Tapices, que comprende una gran colección de piezas flamencas, francesas y españolas de los siglos XVI y XVII.
Sus bellísimos jardines fueron proyectados en estilo francés, complementado con el gusto italiano en la concepción escenográfica y en la ornamentación: parterres armónicos, cuadros de flores, composiciones simétricas con paredes de vegetación, grandes avenidas arboladas de tilos y unos castaños de indias que le dan un toque hispano.

Las fuentes constituyen posiblemente el mejor conjunto en su género del mundo. Además de la belleza de las escenas mitológicas con figuras en mármol y plomo, el diseño de las mismas permite generar impresionantes juegos acuáticos que se ponen en funcionamiento cada mes de agosto y para celebraciones concretas. Entre ellas se puede destacar a La Gran Cascada, la fuente de la Fama (con un surtidor puede elevar el agua hasta 40 metros de altura) y los Baños de Diana (que a veces se iluminan por la noche), entre otros. Si Versalles seguía a Apolo-Sol en honor a Luis XIV, La Granja gira en torno a Diana y sus ninfas, pues una deidad femenina es acorde a la estética rococó. La fuente de la Fama y la fuente de Neptuno siguen La Eneida de Virgilio. Las figuras alegóricas reproducen lo estipulado en la iconografía de Cesare Ripa y los grupos decorativos de animales y niños se inspiran en Versalles. Las esculturas fueron realizadas entre 1721 y 1746 por René Fremin. Se abastecen de agua en un gran estanque artificial denominado El mar, situado a mayor altura que el palacio, al inicio del bosque.

Saliendo del recinto del palacio y torciendo a la derecha, en el Paseo del Pocillo está la Real Fabrica de Vidrios y Cristales de la Granja, edificio construido en 1770 por Joseph Diaz Gamones. A finales del siglo XVIII fue el principal centro vidriero de Europa, requiriendo de la edificación de un anexo en Coca. Hoy es la sede de la Fundación Centro Nacional del Vidrio, donde se exhiben lámparas, moldes, envases e instrumentos y hay una interesante tienda.

También hay que ver en La Granja las calles de su casco histórico (entre el Palacio y la Fábrica) se encuentran galerías de arte, caserones del XVIII y XIX; especialmente visible es la Casa de los Infantes (del siglo XVIII) que alberga un Parador de Turismo. También el Cuartel General de la Guardia de Corps anexo, sede del Centro de Congresos y Convenciones.

En dirección al Puerto de Navacerrada está el bosque de Valsaín. En el pueblo de Valsaín quedan unos restos de la torre de un palacio del tiempo de Felipe II, así como el Centro de Interpretación Boca del Asno con audiovisuales y paseos virtuales para conocer el habitat de ese excepcional pinar: la riqueza de su Zona de Especial Protección para las Aves y Espacio Natural protegido. También se localiza allí el Centro Nacional de Educación Ambiental.

Si, por el contrario, se coge la carretera en dirección a Segovia se encuentra la desviación con la carretera que conduce al Real Sitio de Riofrío; éste se encuentra en un encinar en el que se pueden observar ciervos, jabalíes y gamos. Fue mandado construir por el rey Fernando VI para apartar de la Corte a su madrastra Isabel de Farnesio, muy propensa a interferir en su gobierno; esta acudió allí desde su finalización en 1751 y 1759, cuando accede al trono su hijo Carlos III. Ante la superioridad de las instalaciones del vecino palacio de La Granja, Riofrío solo sería frecuentado por el Príncipe Francisco de Asís, marido de la reina Isabel II, así como por el rey Alfonso XII. Es un edificio de planta cuadrada y fachadas rosadas con un patio de diseño clásico, una gran escalera barroca, capilla de planta elíptica, salones románticos, estancias adornadas con tapices, cuadros y esculturas y mobiliario de los siglos XVIII y XIX. Incluye un interesante Museo de Caza con dioramas de animales disecados.

Imprescindibles

Datos prácticos

Coordenadas

40º 54’ 06’’N, 4º 00’ 24’’W

Distancias

Segovia 12 km, Madrid 90 km

Aparcamiento

Sin dificultad. Entrando desde la carretera de Segovia hay un estacionamiento gratuito

Altitud

1193 m

Habitantes

5569 (2013)

Fiestas patronales en honor de San Luis (25 de agosto, con desfiles de carrozas, verbenas y visita gratuita a las fuentes en funcionamiento)

Festival Noches Mágicas de La Granja: Festival Internacional de Música y Danza del Real Sitio (finales de julio-finales agosto), Festival Internacional de Magia: La Magia del Real Sitio (fin de semana en julio), La GranJazz (finales de julio), Festival Noches del Real Sitio (verano)
Mercado Barroco (junio, cuando sus habitantes se visten del siglo XVIII)

Reproducciones de piezas de cristal del s. XVIII a la venta en la tienda del Centro Nacional del Vidrio Real Fábrica de Cristales de la Granja elaboradas actualmente con moldes originales

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar