Que ver en Huete

Cerro fortificado entre batallas

Huete se asienta en las inmediaciones de la confluencia de los valles de los ríos Mayor y Borbotón, esparciendo su caserío por las laderas este y sur de la imponente atalaya que es el cerro del Castillo. A continuación te nombramos diversas opciones que ver en Huete.

Planifica tu escapada a Huete

El recorrido por todos los lugares interesantes que hay que ver en Huete nos puede llevar un día completo de visitas. En verano hay numerosas actividades de turismo activo en el cercano embalse de Buendía.

Los aficionados a la naturaleza pueden continuar la escapada al día siguiente en dirección norte para visitar la localidad de Priego y desde allí acceder a la Serranía de Cuenca. Para ponerse al corriente sobre éstas y otras opciones que ofrece la gastronomía local, hemos seleccionado los mejores platos y establecimientos en nuestra página Dormir y Comer en Huete.

¿Quieres conocer este sitio?

La historia de Huete es más que interesante y merece la pena leerla para saber luego que ver en Huete.

La existencia de minas de yeso en sus inmediaciones motivó que los romanos poblaran esta zona, denominando Opta a la población. También se han encontrado restos de varias villas agrícolas del último período del Imperio.

La historia de esta localidad nos transporta a tiempos de la invasión musulmana, siendo conocida como Wabda y pasando a formar parte administrativa de la Cora de Santaver. De esta época son las murallas de la cara sur del cerro y la alcazaba construida en lo alto del mismo. Fue conquistada en 1080 por Alfonso VI y rápidamente se convertiría en una de las principales ciudades del reino de Castilla, disputándose con Cuenca el poder rector de la zona.

fofo antigua puerta daroca huete
Puerta de Daroca, en la muralla de Huete

En 1338, el rey Juan I de Castilla dio Huete a Doña Constanza, hija mayor de Pedro I y duquesa de Lancaster, con el fin de resolver el problema dinástico que en ese momento se daba al aspirar ésta al trono castellano. Tras su muerte, Huete pasó a su hija Catalina, ya reina desde 1390, aunque la nueva posesión no acabó con los intentos de la nobleza por hacerse con el control de la zona durante la historia de Huete.

Ya en el siglo XV, Juan II le concede el título de Ciudad, gracias a la intervención de su cronista Pedro Carrillo de Huete, El Halconero. En 1476, tras apoyar la candidatura al trono de Juana la Beltraneja, Lope Vázquez de Acuña – primer duque de Huete y comendador de Mérida- entrega la villa a los Reyes Católicos, distinguiéndola éstos con el tratamiento de Noble y Leal.

Ahora corresponde leer el apartado Que ver en Huete.

A continuación, encontrarás todo lo que hay que ver en Huete.

Su patrimonio histórico es un fiel reflejo de su significación en tiempos pasados. De la imponente Alcazaba bereber, construida en lo alto de cerro que domina el municipio, sólo quedan algunos muros, uno de los torreones y el nacimiento de la muralla, cuyos restos podemos observar esparcidos por la localidad. Fue tomado por Alfonso VI en 1080, siendo escenario de continuas batallas entre cristianos y moriscos.

La tradición narra que el 19 de julio de 1172, durante el cerco almohade y tras fracasar el último asalto del califa, cayó tal tormenta en Huete que llenó los secos aljibes de la fortaleza, permitiendo así que los defensores esperaran, sin los apuros anteriores, la llegada del rey Alfonso VII y desbaratar así los planes del ejército sitiador.

El casco antiguo conserva su estructura original y en él se levantan numerosos palacios, casonas y monumentos religiosos que ver en Huete. En la calle Nueva encontramos los vestigios del Palacio Episcopal, construido en diferentes fases bajo el patrocinio del Obispo Solano y el Obispo Palafox.

La Casa de los Amoraga, organizada en torno a un patio central con columnas, y el Pósito Real, con fachada de sillería y escudo de los Austrias, se ubican en la calle Anselmo Cuenca. Muy cerca se encuentra la Casa de los Montalvo, caserón del siglo XVI, y la de los condes de Garcinarro, con escudo de los Mendoza.

Otro edificio de gran interés para ver en Huete es el Palacio de los Linajes. Es llamado así por los escudos que la presiden, que corresponden a la casa de los Salcedo y los Velasco. En su interior alberga un claustro y un buen artesonado. Son también importantes la Torre del Reloj, de estilo neoclásico, y el Arco de Almazán, que formaba parte de una de las puertas de la muralla.

Entre sus edificios religiosos, cabe destacar las ruinas de la Iglesia de Nuestra Señora de Atienza, el templo más antiguo de Huete. Es de estilo protogótico, con esbeltos ventanales ojivales y capiteles decorados con rostros humanos. Bajo el ábside hallamos una cripta utilizada como panteón de los Sandoval y en la que, según la tradición, se conservó un cirio que estuvo iluminando al Santísimo Sacramento durante los siglos de dominación musulmana.

De igual interés es el Convento de Jesús y María, fundado por el Arcediano Marcos de Parada en 1554. Destaca la excelente portada de su iglesia, de estilo manierista atribuida a Andrés de Vandelvira. Hay que señalar, además, la Iglesia del Convento de Santo Domingo de Guzmán, levantada en 1620 por el carmelita fray Alberto de la Madre de Dios, arquitecto de los reyes Felipe III y Margarita de Austria.

monasterio huete
Monasterio de Santa María de la Merced

Son también relevantes para ver en Huete la Ermita de San Gil, fundada en 1206 por los Caballeros Templarios. La Iglesia de San Nicolás de Medina, edificio de principios del siglo XVIII perteneciente al antiguo colegio de Jesuitas; y la Iglesia de San Pedro, con una portada plateresca. Bajo esta última se esconde una calle subterránea de gran interés.

Es de obligada visita el Monasterio de Santa María de la Merced. Fue levantado en el siglo XIII y su prestigio y gran tamaño le convirtieron en uno de los monasterios más importantes de la Orden Mercedaria de Castilla. En 1992 es declarado Bien de Interés Cultural y en la actualidad alberga el Ayuntamiento y tres museos.

El Museo de Arte Sacro, que expone una buena colección de objetos litúrgicos y obras artísticas procedentes de las catorce parroquias que hubo en Huete. El Museo de Arte Contemporáneo Florencio de la Fuente, que cuenta con una excelente colección de pinturas, grabados y esculturas de artistas de los últimos cien años. Y el Museo Etnográfico, considerado como uno de los mejores de la provincia.

En el mes de mayo, Huete engalana sus calles para celebrar la peculiar fiesta de San Juan y Santa Quiteria, polarizada en los dos barrios que forman la localidad: el de Atienza (antaño poblado por judíos) y el de San Gil (morada de los musulmanes en tiempos de la invasión). El antagonismo radical que han mantenido los habitantes de ambos barrios es, probablemente, el antecedente de la actual rivalidad de estas dos festividades.

El 6 de mayo el barrio de Atienza venera a San Juan Evangelista con danzas y loas que exaltan el orgullo de ser juanista. El 22 del mismo mes, los vecinos del barrio de San Gil sacan en procesión a su patrona, Santa Quiteria, con absoluta separación y sin que los habitantes de un barrio participen en la fiesta del otro.

Imprescindibles

que ver en Huete
Iglesia
que ver en Huete
Convento

Datos prácticos

Coordenadas

40° 08′ 51″ N, 2° 41′ 20″ W

Distancias

Cuenca 56 km, Toledo 147 km, Madrid 124 km

Aparcamiento

En las inmediaciones del Hotel Duque (Crta. Carrascosa-Sacedón, km 12)

Altitud

810 m

Habitantes

1924 (2013)

En mayo el Barrio de Atienza de la Ciudad de Huete celebra las fiestas en honor a su patrón San Juan Evangelista, declaradas de interés turístico regional.

Restauración de papel, pergamino, cuero y libros antiguos en Biblos Restauración (calle Caballeros, 10). Hay también una arraigada tradición de la artesanía de la madera, sobre todo orientada a la fabricación de puertas y portones rústicos

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar