Pueblos escondidos en las montañas de Euskadi

Nada más empezar a organizar una escapada surge una pregunta cuya respuesta cambiará el rumbo de tu viaje. ¿Playa o montaña? Si eres de los que como yo prefieren la segunda opción, los pueblos escondidos en las montañas vascas no te defraudarán. Que sí, que las playas del norte son espectaculares, pero… ¿Has visto sus montes, sus valles y sus bosques? ¡Pura naturaleza en el interior de Euskadi!

Zegama (Gipuzkoa)

pueblos escondidos en las montañas vascas

Entre los pueblos escondidos en las montañas vascas, Zerain es uno de esos pequeños y acogedores donde la naturaleza sobrecoge. En la comarca de Goierri ha sabido conservar todo el encanto del ambiente rural tradicional vasco. Además de su magnífica iglesia de San Martín de Tours, el ayuntamiento y su molino, el mayor atractivo es el camino real que, atravesando el espectacular ‘Túnel de San Adrían’, atraviesa la sierra del parque natural de Aitzkorri, penetrando en Álava.

Elorrio (Bizkaia)

pueblos escondidos en las montañas vascas

Elorrio es posiblemente la villa más monumental de Bizkaia. Está situada cerca de Durango, en el valle del Duranguesado. Su posición está rodeada por montañas y es atravesada por el río Zumelegi y varios arroyos. Su casco histórico concentra una interesantísima arquitectura palaciega, cruceros de piedra, y edificios tan importantes como su iglesia y ayuntamiento. Entre otros muchos atractivos, en las afueras se encuentra la interesante necrópolis de Argiñeta y su ermita de San Adrían, lugar singular e inolvidable.

Orduña (Bizkaia)

pueblos escondidos en las montañas vascas

Orduña es una localidad que vive al abrigo de la Sierra Salvada, formando un curioso enclave vizcaíno rodeado de territorios de Álava y de Burgos. Destaca su casco medieval el cual alberga monumentos tanto religiosos como civiles. Imprescindible la visita al recinto fortificado y murallas, la Iglesia de Santa María, Palacio Ortés de Velasco, La Aduana y el monumento del Txarlazo. Muy cerca, en el burgalés espacio natural Monte de Santiago se encuentra la espectacular cascada del Nervión.

Leintz-Gatzaga (Gipuzkoa)

pueblos escondidos en las montañas vascas

La hermosa y bien conservada villa de Leintz Gatzaga (salinas de Léniz) está en el complicado paso de montaña de Gatzaga – Arlabán. Fue un lugar de descanso indispensable para el comercio en siglos pretéritos; también un importante productor de sal por el manantial salino que hay en sus inmediaciones. Actualmente solo viajan allí los enamorados de los lugares especiales que se desvían de la autovía. Además, aún conserva su trazado medieval, con casonas de piedra de sillería y blasones que datan de 1371.

Quejana – Kexaa (Álava – Araba)

pueblos escondidos en las montañas vascas

Ésta diminuta aldea del valle de Ayala, encajonada entre montañas, es una de las menos accesibles de la cordillera cantábrica, solo disponiendo de una estrecha carretera de acceso. Su glorioso pasado queda de manifiesto por el palacio y otras edificaciones que alberga, edificados por el poderoso linaje de los Ayala, que dio grandes gobernantes a la monarquía hispánica. Por los dominios de esta familia pasaba – algunos kilómetros al sur de éste lugar- una de las principales vías mercantiles de la península, la que unía Burgos con el puerto de Bilbao.

Oñati (Gipuzkoa)

pueblos escondidos en las montañas vascas

El pintor Ignacio Zuloaga dio a conocer con el apelativo de ‘la Toledo vasca’ al último de nuestros pueblos escondidos en las montañas vascas, lo que da una idea de la magnificencia de la arquitectura de éste lugar. Tiene una curiosísima historia, pues llegó a tener una importante universidad, constituyó un señorío medieval en la igualitarista Gipuzkoa y fue el lugar donde en realidad se acabó la Primera Guerra Carlista.  A pesar de su aislamiento es una localidad muy próspera, siendo habitual que sea la que tiene un menor índice de paro en España. Situado al pié de Parque Natural de Aizkorri, es una gran base de partida para excursionistas.

Santuario Arantzazu (Gipuzkoa)

pueblos escondidos en las montañas vascas

Aunque strictu sensu no es uno de los pueblos escondidos en las montañas vascas, ya que hemos llegado hasta Oñati no nos resistimos a recomendar el seguir la tortuosa carretera que sube a la montaña bordeando el acantilado sobre el río. Este camino está sembrado de pequeñas capillas, figuras de vírgenes, etc., que nos van introduciendo en el ambiente de religiosidad del lugar. Por él llegaremos a una amplia plaza, que en parte se usa como aparcamiento, desde la que divisaremos la impresionante fachada principal del llamado ‘santuario del arte contemporáneo’ por las formas arquitectónicas vanguardistas y sus imponentes fachadas, esculturas y puertas. Un lugar único con el que finalizar esta recomendación de pueblos escondidos en las montañas vascas.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar