Tras sufrir durante siglos continuos ataque de los corsarios, Las Palmas sigue atrayendo a los descendientes de sus antiguos atacantes con sus múltiples posibilidades de entretenimiento, compras, monumentos y un extraordinario clima durante todo el. Continuar leyendo