Junto al río Anoia, Igualada es desde hace un milenio una importante población de transportistas y molineros reforzada desde el siglo XVIII por su industria del cuero que le ha permitido montar uno de los mejores museos de Europa en su género. Su. Continuar leyendo