Situado en la Hoz del Río Júcar, este particular pueblo es conocido por sus cuevas, como la del Diablo o la de Agradén. La gente viene especialmente por su entorno, natural donde los haya, para evadirse de la rutina. Además, hay un castillo. Continuar leyendo