Leintz Gatzaga – Salinas de Léniz

Un paso de montaña con salero

La hermosa y bien conservada villa de Leintz Gatzaga está en complicado paso de montaña de Gatzaga – Arlabán. Fue un lugar de descanso indispensable para el comercio en siglos pretéritos; también un rico sitio de producción de sal. Actualmente solo viajan allí los enamorados de los lugares especiales que se desvían de la autovía.

Planifica tu visita a Salinas de Léniz

La diminuta y estratégica localidad tiene unos pocos edificios de la mejor piedra de sillería, denotando el poderío de un lugar importante; sus pocas calles y alrededores pueden verse en un par de horas, incluyendo el pequeño museo de la sal situado a sus afueras. Las opciones de continuación de escapada son las villas del valle del Deba: Mondragón y Bergara —lugares a distancia poco apetecibles— pero que incluyen unos cascos históricos con algunos edificios de categoría. Se trata de una zona rural muy aislada cercana a una comarca industrial con pocos alojamientos turísticos y muchos lugares donde comer bien a buen precio; los hemos reunido en nuestra página de Dormir y Comer en Salinas de Léniz.

¿Quieres conocer este sitio?

Existen varios documentos del año 947 y de 1087 que citan ya unas salinas dependientes de las aldeas del valle de Léniz. En 1331, el rey castellano Alfonso XI convirtió a la primitiva aldea de Gatzelueta en villa de realengo, pues las salinas eran de propiedad real aunque los vecinos obtuvieran derechos de gestión y comercialización de las mismas.

Como en el resto del territorio, sus casas estaban construidas en madera, factor que propició que se propagaran varios incendios. Especialmente dañinos fueron los de 1371 y 1498. Tras este último, las casas se comenzaron a construir en piedra por decreto.

En 1374 durante las guerras de Bandos, el belicoso banderizo oñacino Beltrán de Guevara, Señor de Oñati, se adueñó de todo el valle, fortificó las salinas y las incorporó de facto a la Hermandad de Álava en la que era un personaje muy influyente. El valle se mantuvo bajo control de su familia hasta el año 1493 en que los pobladores ganaron un pleito a su Señor. En esta fecha, Leintz-Gatzaga recuperó su condición de villa real reincorporándose a la Hermandad de Guipúzcoa en la Junta General de 1496.

El periodo de mayor gloria de la localidad corresponde al siglo XVII y tiene como detonante la creación del Camino Real. Éste era la vía más directa desde la aduana de Vitoria hacia el mar y, al cruzar por Leintz Gatzaga, se salvaba el gran desnivel del paso de montaña de Gatzaga-Arlabán que antes se solía transitar en cabalgadura (no con carretas). Durante los siguientes siglos, por su paso de montaña transitaron los distintos ejércitos en la guerra de la Convención, la guerra de la Independencia y las guerras carlistas. En la decisión de crear este camino también debió de influir la importancia comercial de las salinas y la promoción del puerto de Deba, a cuya dársena se accedía por el camino que bordeaba dicho río. En su casco urbano hay numerosos bellos edificios de piedra labrada que se erigieron en esta época de prosperidad.

Leintz Gatzaga – Salinas de Léniz

Desde mediados del siglo XIX, Leintz-Gatzaga comenzó a perder relevancia en el mapa económico y social por la aparición de nuevas vías de comunicación que relegaron el antiguo Camino Real a un segundo plano. Este proceso culminaría en 1972, cuando se produjo el cierre de las salinas por resultar un negocio falto ya de la rentabilidad deseada. Hoy en día, la localidad se revela como un atractivo destino turístico por su entorno natural y su patrimonio, heredero directo de sus tiempos de gloria.

El casco antiguo de Leintz Gatzaga acumula una larga historia. En la actualidad conserva aún su trazado medieval, que se originó a partir de la reconstrucción de la villa tras el incendio de 1371 y que, con forma de óvalo, se articula en torno a tres calles paralelas y un eje transversal. Aún se conservan cinco de las siete puertas de las antiguas murallas, hoy desaparecidas, así como gran número de casas solariegas, palacios y edificios de interés. No se puede pasar por alto tampoco el conjunto de blasones, escudos y portalones de sus edificios.

El principal atractivo patrimonial de la localidad se encuentra extramuros y es el Santuario de Nuestra Señora de Dorleta. Erigido sobre el antiguo castillo que protegía las salinas, sirvió durante mucho tiempo como hospedería del Camino de Santiago. El actual edificio data del siglo XVII, aunque en sus muros todavía perviven elementos medievales de los siglos XIII y XIV. En su interior descansa una talla románica de la Virgen de Dorleta, patrona de los ciclistas, que suelen donarle sus maillots.

A través del Portal de San Ignacio nos adentramos en el casco urbano, donde podemos encontrar monumentos singulares como la Fuente de los Doce Caños (también conocida como el “As de Copas”), obra erigida en 1715 por el Maestre Imaz. Destacan monumentos civiles como el Palacio Garro (finales del siglo XVII, actualmente Casa de Cultura), edificio barroco del que llama la atención su escudo de armas de plata con cruz flordelisada y cuatro lobos andantes y afrontados; el Palacio Során, antiguo alojamiento de reyes, reconstruido en 1764 porque la edificación anterior fue trasladada piedra por piedra a Navarra por un miembro del linaje propietario, y en la actualidad un establecimiento hotelero; o el Palacio Elexalde, construcción renacentista erigida sobre el antiguo castillo del Señor de Oñati. En el centro del casco monumental se alza la Iglesia Parroquial de San Millán, fundada en 1331 pero cuyo edificio actual fue construido en el siglo XIV y reconstruido, tras ser pasto de varios incendios, en el siglo XVI. Tras un nuevo incendio, que quemó el templo en 1954, sólo han quedado en pie las cuatro paredes exteriores, concibiéndose el interior en la reforma como un espacio de estilo moderno, agradable y sencillo.

Escudo de armas del Palacio Garro

Sobre las antiguas salinas ha abierto sus puertas el Museo de la Sal, donde se explica y exhibe la historia y las técnicas de este oficio que durante siglos definió el carácter de la localidad.

Leintz Gatzaga es, además, el lugar de nacimiento del río Deba y se asienta en un entorno natural incomparable, donde podemos disfrutar de los parques de Pagoeder, Iturritxueta y Bengoerreka.

Imprescindibles

Vista de la arquitectura local
Iglesia de San Millán

Datos prácticos

Coordenadas

42° 59′ 16″ N, 2° 34′ 2″ W

Distancias

Donostia-San Sebastián 79 km, Bilbao 79 km, Madrid 374 km

Aparcamiento

Junto al Ayuntamiento

Altitud

455 m

Habitantes

258 (2013)

Nuestra Señora de Dorleta (8 de septiembre), San Millán (13 de noviembre)

Feria de Artesanía (domingo más cercano a San Millán)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar