Quejana – Kexaa

Cuna de los turbulentos Ayala

Quejana es una pequeña localidad del noroeste de Álava que cuenta con un notable conjunto monumental ligado a la presencia histórica de un linaje que sale muy a menudo en las series de televisión sobre los Reyes católicos: los poderosos y turbulentos Ayala (que tomaron su nombre de ese valle).

Planifica tu escapada a Quejana – Kexaa

La escapada tiene un doble componente; por una parte recorrer pausadamente los paisajes de montes y caseríos del bello valle de Ayala, para después recorrer el conjunto monumental de Quejana. La visita a los monumentos que detallamos en el apartado Qué ver en Salinas de Añana puede ocuparnos unas tres horas. Los aficionados al senderismo pueden ir preparados para pasar el día en cualquiera de los dos parques naturales vecinos: Valderejo o Gorbea. En tanto que los amantes del vino pueden aprovechar que está muy cerca de una zona productora del txakoli de Álava, dirigiéndose hacia el sur para visitar alguna de las bodegas; en el camino pueden para en la diminuta localidad foral de Villanañe y visitar su Torre de los Varona. Otra opción es ir en dirección Bilbao y pasar unas horas en Llodio, con algunos interesantes edificios escondidos entre sus fábricas. La localidad es muy pequeña y está apartada, por lo que oferta hostelera es nula; conviene buscar y reservar anticipadamente en los establecimientos del valle que detallamos en nuestra página Dormir y Comer en Quejana.

¿Quieres conocer este sitio?

Durante el siglo XIV, Fernán López de Ayala eligió Quejana para asentar las bases territoriales de su linaje. Entre él y su hijo, el canciller Pedro López de Ayala, erigieron ahí un conjunto monumental que sirviese como cuna, morada y panteón para su familia. Su estratégica posición la convirtió además en un lugar defensivo privilegiado durante la época medieval. Desde este centro neurálgico, los Ayala fueron asentando su poder y expandiendo sus dominios, creando así uno de los señoríos jurisdiccionales más importantes y extensos del País Vasco. Este dominaba varios de los valles de los alrededores, como el de Ayala, el de Llodio o el de Orozco, así como varias localidades entre las cuales se encontraban Subijama, Orduña, Arceniaga y territorios de Baracaldo.

Antiguo caserío

El pueblo de Quejana se sitúa en tierras del valle de Ayala, una de las zonas más bonitas de Álava, un abrupto tapiz natural custodiado por alturas como los montes Aro o Mojón Alto. Para acceder a Quejana hay que atravesar el puente sobre el río Izalde que separa este rincón medieval del paraje natural de prados y boscajes que lo circunda.

Quejana es un pueblo tranquilo, antiguamente famoso por sus festivales de bueyes (aunque estos ya no se celebran porque resultaba demasiado caro mantener a los animales). Su conjunto monumental, declarado Bien Cultural Calificado por el Gobierno Vasco, está invariablemente ligado a la historia del linaje de los Ayala. Se compone de una serie de edificios de carácter religioso y civil, concretamente del Palacio-Fuerte de los Ayala, el Convento de San Juan Bautista y el Torreón-Capilla de la Virgen del Cabello. Estas edificaciones se relacionan en una simbiosis total que hace difícil distinguir unas de otras. Erigidas a base de paredes de mampostería, patios interiores y diminutos ventanales, están rodeadas de varios caseríos antiguos. Sus muros, testigos del paso del tiempo, han presenciado disputas y guerras, pero también han sido testigos de recitales de poesía, pasiones y leyendas ligadas a esta familia de militares y poetas.

Una vez atravesado el mencionado puente se divisan tres construcciones, una de ellas en ruinas, las cuales albergan en la actualidad viviendas. Se cree que pudieron constituir el núcleo de defensa del acceso.

Tras ellas se despliega un espacio urbano, en forma de plazoleta, que da acceso a los edificios principales, dispuestos uno en continuidad con el otro. El palacio dispone de entrada independiente mientras que a los demás núcleos de interés se llega a través de los bajos de la casa del cura, que cuenta con un patio distribuidor.

El primer edificio que nos encontramos es el Palacio de los Ayala, que data del siglo XIV, aunque de dicha época solamente conserva la torre noreste, siendo el resto del edificio fruto de una reforma realizada durante los siglos XVII y XVIII. Hasta hace unos años albergaba el convento de las madres dominicas de clausura. Tiene planta cuadrada, con torreones en las esquinas y un gran patio central. La fachada principal estaba situada al este, donde encontramos una puerta de arco apuntado sin decorar. El patio interior, reconstruido en fecha posterior, albergaba las habitaciones de las monjas, comedor y sala de estar.

La Torre del Canciller don Pedro López de Ayala alberga el Museo de Arte Sacro de Quejana, donde puede rastrearse la historia del linaje de los Ayala mediante objetos, maquetas e imágenes. También podemos contemplar piezas de arte sacro custodiadas durante siglos en el Convento de San Juan Bautista (o Convento Viejo), edificio fundado en 1378 por Fernán López de Ayala, quien ingresó en la orden de los predicadores después de una intensa vida política y que antes de su muerte decidió legarlo a las madres dominicas. Está situado en las inmediaciones del palacio y todavía conserva su función conventual. Se distribuye en torno a un claustro cuadrado de dos pisos. Su sala capitular (s. XVIII) es una obra barroca de cubierta plana decorada con molduras ornamentales dispuestas en forma geométrica.

Iglesia de San Juan Bautista

El tercer elemento del conjunto es el impresionante Torreón medieval, una maciza estructura almenada de planta cuadrada mandada erigir por don Pedro López de Ayala. Construida en mampostería con las esquinas reforzadas por sillería y remate almenado, está dividida en dos pisos. En su planta inferior alberga la Capilla de la Virgen del Cabello. En su interior encontramos los sepulcros de mármol del canciller Pedro López de Ayala y de su mujer, Leonor de Guzmán. Aparte, destaca un retablo gótico del siglo XIV, copia del original que se exhibe en el Art Institute de Chicago. Para poder visitar el interior del conjunto monumental es imprescindible concertar cita previa llamando al 945 399 264. El Museo de Arte Sacro permanece abierto de martes a domingos de 10 a 14 horas y su entrada es gratuita

Por último, la Iglesia de San Juan Bautista ha sido desde su construcción, a finales del siglo XV, parroquia de Quejana e iglesia del convento. Merece la pena su retablo mayor barroco. Bajo el coro se encuentran las estatuas fúnebres de Fernán Pérez y María Sarmiento, hijo y nuera del Canciller Pedro López de Ayala. Custodia también un relicario gótico de oro macizo que aloja en su cabeza, según cuenta la tradición, un cabello auténtico de la Virgen.

A 1 km de Quejana se encuentra la pequeña Ermita de Nuestra Señora de las Nieves (patrona del pueblo) y de Santa Lucía, a la que cada 5 de agosto se lleva en procesión la figura de la Virgen desde la parroquia de San Juan. Antiguamente eran las mujeres solteras del pueblo quienes transportaban esta imagen. El templo fue construido en 1730 con materiales recuperados de otras dos ermitas, derribadas a causa de su mal estado. Consta de una sola nave, precedida de un portal con verja. En su interior acoge un retablo barroco, con la imagen de Nuestra Señora de las Nieves en su parte central y la de Santa Lucía en la superior.

Imprescindibles

Conjunto Monumental
Sepulcro Canciller Pedro López de Ayala y esposa

Datos prácticos

Coordenadas

43° 4′ 0″ N, 3° 3′ 0″ W

Distancias

Vitoria-Gasteiz 49 km, Bilbao 34 km, Madrid 382 km

Aparcamiento

Sin problemas

Altitud

325 m

Habitantes

2935 (2013) (En el Ayuntamiento de Ayala)

Virgen de las Nieves (5 de agosto)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar