Santo Domingo de la Calzada

Donde cantó la gallina después de asada

Santo Domingo de la Calzada es uno de los principales puntos del Camino de Santiago. De hecho, la ciudad fue fundada por el santo que le da nombre con la intención de ayudar a los peregrinos en la ruta jacobea.

Planifica tu escapada a Santo Domingo de la Calzada

En éste punto de descanso del Camino de Santiago hay que concentrarse en su catedral y en pasear por los numerosos templos que citamos en la sección sobre lo que hay que ver en Santo Domingo de la Calzada; esto puede ocuparnos medio día. La escapada se puede completar en los tres destinos monumentales fascinantes que hay cerca: NájeraSan Millán de la Cogolla y Ezcaray; estos pueden también verse en media jornada bien aprovechada. Los amantes aficionados al turismo activo encontrarán numerosas opciones en la vecina Ezcaray, que cubre el Parque de las sierras de la Demanda y de Urbión. En la zona hay bastantes opciones donde quedarse; se puede reservar en la página especializada Dormir y Comer en Santo Domingo de la Calzada, donde también explicamos también la gastronomía local.

¿Quieres conocer este sitio?

Domingo García (1019 – 1109), el futuro Santo Domingo, fue un joven burgalés educado en el monasterio de Valvanera que trató de ser admitido en el convento benedictino de San Millán de la Cogolla. Cuando fue rechazado, se hizo ayudante de San Gregorio de Ostia, quien le ordenó sacerdote. Una vez muerto su maestro, decidió retirarse a vivir como eremita en un bosque y durante setenta años se dedicó a ayudar a los peregrinos en su camino hacia Santiago de Compostela. Tarea que llevó a cabo hasta su muerte en 1109. Hacia el año 1044 Domingo García construyó un puente, una calzada, un albergue y una iglesia que fueron el núcleo en torno al cual iría configurándose poco a poco la villa de Santo Domingo de la Calzada. Con el paso de los años, una importante comunidad de artesanos y comerciantes se asentarían en sus calles atraídos por el constante trasiego de peregrinos.

Uno de los mayores atractivos de este lugar de parada obligada en el Camino son los numerosos milagros que se han atribuido al santo a lo largo de los años. Frente a su sepulcro, un caballero francés fue liberado del demonio y un romero alemán se curó de una grave infección ocular. Un peregrino que fue atropellado por un carro mientras dormitaba en el puente erigido por el santo también fue sanado gracias a su intervención. Pero el milagro más conocido es el del gallo y la gallina. Cuando notificaron al corregidor, que estaba a punto de comer, que un joven peregrino alemán condenado a la horca había sobrevivido gracias a la intervención del santo, éste afirmó que esa historia era tan cierta como que el gallo y la gallina que se iba a zampar se iban a levantar de la mesa y empezar a cantar. Y entonces, ante el asombro de todos, ambos animales lo hicieron.

Santo Domingo de la Calzada (ca. 1950)

A mediados del siglo XIII, el lugar pasó a depender directamente del rey y no del abad, como venía haciendo hasta entonces. En 1334, el monarca castellano Alfonso XI le concedió el rango de ciudad. Vivió a la sazón una gran época de esplendor, que duró hasta bien entrado el siglo XVI, cuando la ruta jacobea empezó a experimentar cierta decadencia.

En la actualidad, Santo Domingo de la Calzada es un importante centro de servicios de la comarca.

Santo Domingo de la Calzada se alza a los pies de la Sierra de la Demanda y el monte de Yuso, a orilla del río Oja. Conserva un hermoso casco histórico de trazado medieval, que fue declarado Conjunto de Interés Histórico-Artístico en 1973.

El principal atractivo patrimonial de la ciudad es la Catedral, sede de la diócesis de Calahorra-La Calzada, situada en la plaza del Santo. La iglesia se comenzó a construir en 1158 sobre la ermita erigida para albergar los restos mortales de Santo Domingo. La primera catedral era tardorrománica, según el diseño de maese Garçión, pero posteriores reformas durante los siglos XV y XVI le dieron el actual aspecto gótico y renacentista. El edificio consta de tres naves con crucero, girola, triforio y bóvedas de crucería. Posteriormente, en el siglo XVIII, se remata la fachada principal y se construye la torre barroca exenta. En su interior sobresale el retablo mayor (1537-1540), ahora en un lateral del templo, obra de Damián Forment y dedicado al Salvador y a la Virgen en el misterio de la Asunción. Cuenta también con un Museo Catedralicio, donde se exponen piezas traídas al santo por ilustres peregrinos o creadas para realzar la grandeza de la catedral.

Del conjunto catedralicio destaca especialmente el Mausoleo de Santo Domingo. Según la tradición, fue el propio Domingo quien preparó su sepulcro en la calzada que él mismo había trazado, al exterior de la desaparecida iglesia primitiva (ahora integrado en el transepto sur del nuevo edificio). El mausoleo es resultado de tres intervenciones. La primera es del primer cuarto del siglo XIII, y a ella corresponde la lauda sepulcral románica, con una figura yacente del santo de dos metros en altorrelieve, rodeada por seis ángeles. La segunda, de la primera mitad del siglo XV y estilo gótico, corresponde a la mesa de alabastro sobre la que se asienta la lápida, con escudo del obispo Diego López de Zúñiga y que recoge distintos episodios de la vida del santo. El conjunto se cubre con un baldaquino tardogótico de alabastro, contratado en 1513 según diseño de Felipe Vigarny y ejecutado por Juan de Rasines. Bajo el espacio todavía se construyó en 1958 una cripta que acoge las reliquias. Frente al mausoleo se encuentra un Gallinero gótico de piedra policromada (s. XV) que, en memoria del famoso milagro, cobija siempre un gallo y una gallina.

En la plaza del Santo se localiza la Ermita de Nuestra Señora de La Plaza, en el lugar donde, según la tradición, fue construido el humilde oratorio levantado por Santo Domingo. El templo actual es no obstante fruto de varias reformas realizadas entre los siglos XV y XVIII.

Frente a la catedral se alza el antiguo Hospital de Peregrinos, construido en el siglo XII por el santo gracias a un milagro que le permitió cortar toda la madera que necesitaba con su hoz. Hoy ha sido reconvertido en Parador de Turismo.

Tras la sede episcopal se abre la Plaza de España, y en uno de sus laterales, se encuentra el Ayuntamiento, construido sobre la muralla medieval. Éste es un edificio barroco a dos alturas porticado del que sobresale su cuerpo central, ricamente ornamentado.

El recinto amurallado de Santo Domingo de la Calzada es el más importante de La Rioja. De las antiguas murallas, mandadas levantar por Pedro I el Cruel en el siglo XIV, todavía se conservan partes de los 1670 metros, 38 torreones y hasta 7 puertas con arcadas góticas que daban acceso al casco antiguo en diversos puntos del mismo. La muralla, que se está intentado recuperar, se puede recorrer en un agradable paseo por las alturas de la villa.

El edificio civil más antiguo de la ciudad es la Casa de Trastámara, en la calle Mayor. Se trata de un edificio gótico donde vivió y murió Enrique II de Castilla. Declarado Monumento Histórico-Artístico en 1983, en la actualidad alberga la Biblioteca y Oficina de Información y Turismo. En esa misma vía se sitúa la Casa de la Cofradía del Santo, una construcción renacentista del siglo XVI ampliada en el siglo XVIII. Este edificio es sede desde 1968 de la Cofradía del Santo, la cofradía jacobea más antigua, fundada por Santo Domingo en el siglo XI.

Detalle de la Catedral de Santo Domingo de la Calzada

También en la calle Mayor se encuentra uno de los monasterios más importante de la villa, el cisterciense de Nuestra Señora de la Anunciación. Edificado bajo el impulso del obispo de la diócesis de Calahorra-La Calzada, Pedro Manso de Zúñiga, fue terminado en 1620. Otro cenobio de interés es el Convento de San Francisco, que fue mandado construir a principios del siglo XVII por el arzobispo de Zaragoza, Fray Bernardo de Fresneda, quien fue además confesor de los monarcas Carlos V y Felipe II. Es de estilo herreriano y actualmente se ha reutilizado parcialmente como Parador de Turismo.

Antes de terminar el recorrido por Santo Domingo de la Calzada conviene acercarse al río Oja, que todavía puede ser cruzado por el Puente de Santo Domingo, el mismo que el santo levantase a principios del siglo XI.

Imprescindibles

Catedral de Santo Domingo de la Calzada
Plaza de España

Datos prácticos

Coordenadas

42° 26′ 31″ N, 2° 57′ 9″ W

Distancias

Logroño 46 km, Burgos 69 km, Madrid 336 km

Aparcamiento

En la Plaza Jacobea y en la Avenida de Burgos

Altitud

641 m

Habitantes

6614 (2013)

Fiestas del Santo (del 1 al 15 de mayo), Gracias y Hermosilla (18 y 19 de septiembre)

Festival de Teatro Ciudad de Santo Domingo (julio)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Comentarios

  • Martin 28 agosto, 2016 at 5:26 pm

    Despues de muerta no, después de asada 😉

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar