Santiago de Compostela

Meta espiritual y capital del Barroco

Santiago de Compostela es la capital de la comunidad gallega. Está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es el final del camino más famoso del mundo.

Planifica tu escapada a Santiago de Compostela

La escapada a Santiago de Compostela debería de ir precedida de una detenida lectura de esta página, así como de la página complementaria dedicada en exclusiva a la catedral de Santiago. Además del conocimiento previo de la visita, ayuda mucho conocer sus fascinantes historias —como las de la concha de Santiago, el obispo Sisnando Menéndez y las del tributo de las cien doncellas— que ayudan a disfrutar plenamente de tan singular ambiente. No es fácil entender la enorme trascendencia de ese lugar, meta final de uno de los tres grandes caminos de peregrinación de la cristiandad (y el más transitado actualmente). Como lugar de peregrinación masiva, Compostela tiene una amplia oferta hostelera y hotelera de muy distintas relaciones calidad – precio; en nuestra página Dormir y Comer en Santiago de Compostela informamos acerca de la gastronomía local y seleccionamos un amplio número de establecimientos de sabor local y de los más variados precios.

¿Quieres conocer este sitio?

El enterramiento del Apóstol Santiago debió acontecer entre el 820 y el 835. Éste motivó la construcción de una iglesia a la que los reyes de León le concedieron toda clase de privilegios, favoreciendo su influencia en todo el reino a través del patronazgo del Apóstol “Santiago Matamoros”, por aparecerse oportunamente en batallas de los reyes.

En la Edad Media, cuando la peregrinación a Jerusalén era muy difícil –cuando no imposible– fue el lugar sagrado más visitado de la Cristiandad, después de Roma. Para atraer población, en el año 915 el rey Ordoño II decretó que cualquier siervo que permaneciera en Santiago más de cuarenta días sin haber sido reclamado por su amo, pasaba a ser un residente libre de la población. Su riqueza motivó que en el 997 el caudillo moro Almanzor la saqueara, respetando cautelosamente el sepulcro y las reliquias del apóstol. En 1309 el rey Fernando IV de León entregó el señorío de la villa al arzobispo de Santiago, gesto que no gustó nada a los burgueses. Nueve años después, al tratar de tomar posesión de la mitra compostelana, un clérigo francés designado por el Papá, Berenguel de Landoira, se encontró con que la ciudad le cerró las puertas. Dos años estuvo Berenguel residiendo en Noia, Padrón y el castillo de Rocha Forte, hasta que consiguió someter a los compostelanos en el “Día de la ira” (16 de septiembre de 1320).

Plaza de Cervantes

A finales del siglo XVIII y principios del XIX Santiago tuvo un ambiente erudito y liberal. Se fundó una Sociedad Económica de Amigos del País, y durante la Guerra de la Independencia se formó un “batallón literario” de estudiantes patriotas que combatieron contra los franceses. Pero el enfrentamiento del Gobierno Liberal de Madrid con la Iglesia motivó que el arzobispado se convirtiera en un importante apoyo de los carlistas. Ya en el siglo XX fue un lugar de desarrollo del “galleguismo”, redactándose allí el primer estatuto de autonomía de Galicia.

Santiago de Compostela es la ciudad donde, según la leyenda, fueron encontrados los restos del Apóstol Santiago. En la actualidad, es el tercer centro de peregrinación más importante del cristianismo, después de Jerusalén y Roma.

El punto neurálgico de su casco histórico coincide con la Catedral y las cuatro plazas que se forman en sus cuatro fachadas, siendo la más importante y famosa la occidental o del Obradoiro. Alrededor de este gran símbolo de la ciudad se alzan grandes edificios de piedra y se dibujan numerosas calles empedradas con un encanto especial.

La Plaza del Obradoiro es el corazón de Santiago y la meta del trabajoso camino de los peregrinos. Debe su nombre a que allí estuvo el taller (obradoiro, en gallego) de los canteros durante la construcción de la catedral. En el centro de la plaza se encuentra el “kilómetro 0” de todos los caminos que van a Santiago. Al este de la plaza se alza la Catedral con su fachada barroca; esta es del siglo XVIII, obra del conocido arquitecto compostelano Fernando Casas Novoa. Se construyó para proteger de las inclemencias meteorológicas la antigua portada medieval (del siglo XII), conservando parte de los elementos precedentes, como los cuerpos inferiores de las torres románicas, la escalinata de acceso desde la plaza y el remate superior de la torre derecha o de las campanas (que fue reproducido por Casas Novoa para completar la torre izquierda, también llamada “de la Carraca”).

Al oeste de la plaza se encuentra el Pazo de Raxoi (Palacio de Rajoy) levantado por el arzobispo Bartolomé de Rajoy para servir como seminario de confesores. Actualmente es sede del Ayuntamiento de la ciudad. Es un edificio del siglo XVIII de estilo neoclásico, con simétrica fachada, zócalo porticado y ordenadas pilastras.

Al sur está el colegio de San Jerónimo, fundado por el arzobispo Alonso III de Fonseca en el siglo XVI. Pasó de ser un hospital de peregrinos a una residencia de jóvenes estudiantes sin recursos. Actualmente alberga el Rectorado de la Universidad de Santiago de Compostela USC.

Y por último, al norte del Obradoiro está el Hostal de los Reyes Católicos, ahora Parador de Turismo. Originalmente fue un Hospital para peregrinos ordenado construir por los Reyes Católicos durante su visita a Santiago en 1486. Es de estilo renacentista plateresco; dos grandes escudos flanquean la portada, con las armas de Castilla y a sus flancos, la cruz en un redondel que es el emblema del Hospital. En el interior tiene cuatro patios, 2 renacentistas y 2 barrocos. Uno de los elementos más destacables es la bellísima capilla de Enrique de Egas.

La Plaza de la Quintana se abre camino entre varios edificios y la fachada este de la catedral. Una Quintana es una puerta o plaza delante del camposanto en donde se vendían víveres. Se llama también de Los Literarios, en memoria del “Batallón Literario” de estudiantes que combatieron contra Napoleón. Tiene 2 niveles separados por una escalinata: Quintana de Mortos (muertos), que ocupa la parte inferior y Quintana de Vivos, la parte superior. La Casa da Parra está en la Quintana de Vivos y es del siglo XVII, obra del arquitecto Domingo Antonio de Andrade. Debe su nombre al relieve de la fachada que representa una vid. En el tejado destaca la característica chimenea compostelana de la época barroca. El Monasterio de San Paio de Antealtares (San Pelayo) se construyó al mismo tiempo que la basílica de Santiago y hoy alberga en su interior el Museo de Arte Sacro. Un pasadizo comunica la zona antigua de la catedral con este monasterio de clausura. En su fachada de la Quintana se puede ver una lápida que recuerda a los Literarios. Situada en el lado sur de la plaza de la Quintana, enfrentada con la Casa de la Parra, se encuentra la Casa Canónica o de La Conga, que fue obra de Domingo de Andrade y sirvió de vivienda para los canónigos de la catedral.

A esta plaza da la fachada este de la Catedral, donde se sitúa la popularmente conocida como “Puerta Santa” (generalmente cerrada con una reja excepto en los años santos jubilares). Por ella se accede a un pequeño patio y – al fondo- está la “Puerta Santa original” por la que se entra a la girola del ábside. Esta se abre cada 31 de diciembre del año anterior al Santo y durante todo el año tiene un gran tráfico peregrino. La Torre del Reloj o de la Berenguela, de más de setenta metros, mira hacia la Plaza de la Quintana y hacia la Plaza de Platerías.

La Plaza de Platerías está delimitada por la fachada sur de la catedral, su claustro lateral y la Casa del Cabildo. En el centro destaca la fuente barroca denominada “de los Caballos”. La fachada sur de la catedral tiene adosada a su derecha la torre del Reloj, cuyo cuerpo inferior es gótico, pero con añadidos superiores barrocos. La fachada es la única original, posee dos puertas románicas abocinadas con sendos rosetones en el orden superior.

La Casa del Cabildo, de estilo barroco español del XVIII, es obra del arquitecto Clemente Fernández Sarela. En la composición destaca la utilización del denominado orden compostelano, caracterizado por la interposición de cilindros entre el entablamento y los capiteles de las pilastras, detalle original del barroco santiagués. La función de su fachada es ornamental, ya que ayuda a cerrar y embellecer la Plaza de Platerías. La Casa del Cabildo inspiró a Ramón María del Valle-Inclán el cuento Mi hermana Antonia.

En el lado norte de la catedral se abre la Plaza de Azabachería (Acibechería en gallego), que debe su nombre al gremio de los azabacheros, artesanos típicos de Compostela. En uno de los lados de la plaza está la fachada norte de la catedral. En el siglo XVII un incendio motivó la sustitución de la antigua portada románica por la actual fachada neoclásica. Aquí estaba la original puerta románica llamada “del Paraíso”, en la que los peregrinos se desprendían de sus ropas gastadas (harapos) a los pies de la -por esto llamada- Cruz dos Farrapos. La fachada actual es del siglo XVIII, comenzada en estilo barroco por el arquitecto Lucas Ferro Caaveiro y rematada en estilo neoclásico según directrices del académico Ventura Rodríguez.

Convento de San Martín Pinario

Frente a esta puerta de la Catedral, que está a día de hoy bastante infravalorada, se encuentra el Monasterio de San Martín Pinario (siglo XI, con reformas barrocas y neoclásicas). Fue el monasterio benedictino más influyente de toda España, después de El Escorial. La fachada actual del monasterio es de estilo renacentista, levantada en 1652, y fue rematada en el 1738 con la figura ecuestre de San Martín de Tours. Merece la pena contemplar la bóveda del refectorio, que mide 34 m de largo. El templo, la iglesia más importante de Santiago después de la catedral, alberga uno de los mejores retablos del barroco gallego, obra de Fernando de Casas. Desde la escalinata exterior de la fachada hay una bella perspectiva de la catedral: 2 torres de la fachada del Obradoiro, el cimborrio y la torre del reloj. Su museo incluye la visita a la iglesia, que destaca entre todas las de la ciudad por su impresionante baldaquino y por las sillerías de sus coros.

La Catedral es el símbolo de Santiago de Compostela. El edificio actual, de cruz latina y tres naves, tuvo numerosas remodelaciones, por lo que incluye elementos de arquitectura románica, barroca y neoclásica. Por su gran importancia le dedicamos una página específica sobre la visita de sus fachadas exteriores y su interior.

El casco antiguo continúa por los alrededores del núcleo catedralicio. Otros conventos o iglesias de interés para el turista pueden ser: la capilla de las Ánimas, templo construido en el siglo XVII según el proyecto de Ferro Caaveiro y reformado después por Ventura Rodríguez; o el Convento de Santa Clara, fundado por la reina Violante, esposa de Alfonso X, el Sabio. El cenobio original fue construido en el siglo XIII, con reformas en el XVIII, y es famoso por la leyenda del milagro de las llaves, en el que la guardesa del convento viajó a Jerusalén y regresó sin que sus compañeras lo notasen, pues la Virgen se aparecía al resto de las monjas con la imagen de la joven guardesa.

También hay que ver en Santiago de Compostela el Convento de San Francisco (reconstruido en el siglo XVII), cuya fundación inicial está llena de leyendas y tesoros ocultos que sirvieron para costear la obra. Pero Santiago de Compostela también destaca por edificios universitarios: la Facultad de Medicina y la de Geografía e Historia (en la Plaza de Mazarelos); así como por instituciones museísticas, como el Museo do Pobo Galego (con el Panteón de gallegos ilustres) situado en el antiguo Convento de Santo Domingo de Bonaval (s. XIII), en el parque de Bonaval y cuyas distintas salas dedicadas al mar, a los oficios, al campo, a la indumentaria, a la música, al hábitat y a la arquitectura, ayudan a conocer mejor el pueblo gallego. En las inmediaciones se encuentra también el Centro Gallego de Arte Contemporáneo (CGAC), impresionante edificio obra del arquitecto portugués Álvaro Siza donde se exponen la colección de la Fundación Arco y fondos de artistas gallegos contemporáneos. Además, desde sus terrazas se obtiene una de las mejores vistas del casco histórico de Compostela. Por último, otros lugares que el viajero podría visitar son el Auditorio de Galicia, la Casa del Deán (donde se instaló la oficina del peregrino), la Plaza de Abastos, o la Ciudad de la Cultura, situada ya lejos del centro histórico.

Imprescindibles

Catedral de Santiago
Fachada principal
Parque de la Alameda

Datos prácticos

Coordenadas

42° 52′ 0″ N, 8° 33′ 0″ W

Distancias

A Coruña 55 km, Vigo 75 km,
Ourense 101 km, Madrid 599 km

Aparcamiento

Alrededor del casco antiguo están los de Praza de Galicia, Virxe da Cerca, San Clemente y Xoán XXIII. Más alejados los de la Rosa, el Hórreo y la Praza Roxa. Los campus universitarios son también buena opción

Altitud

260 m

Habitantes

96 041 (2013)

Apóstol (durante mes de julio. 24-25, días de gran celebración), Ascensión (mayo), otras fiestas parroquiales a lo largo del año

Cineuropa, Festival de cine Amal, ferias del libro

Azabache, cerería y cestería

Comentarios Facebook

About the author

Comentarios

  • Dinia Arce 9 noviembre, 2016 at 5:50 am

    Recién en setiembre hice el camino a partir de Sarria. Experiencia inolvidable que he de repetir. El 24 de ese mes era mi cumpleaños y llovió. Aún con el frío me senté fuera de un restaurante y con una copa de vino brindé sola por estar ahí.
    Inolvidable lluvia. Inolvidable cumpleaños. Inolvidable camino.

  • adriana 24 enero, 2017 at 4:07 am

    Hola! Soy de Argentina y voy a hacer mi primer viaje a Espania para fines de julio. Queremos hacer Madris, Santiago, Finesterre, Corunia, San Sebastian y llegar a Barcelona. Como me recomiendan hacerlo?= Parte en tren desde Madrid? El resto en auto?
    Que lugares no podemos dejar de ver?
    Contamos casi con tres semanas. Que tiempo dedicarle a cada lugar?

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar