Monasterios españoles que te dejarán sin aliento

Ya lo decía Fray Luis de León: “¡Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido, y sigue la escondida senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido!” En su Oda a la vida retirada, el poeta agustino alababa algo que en pleno siglo XXI se antoja más necesario que nunca: la necesidad de alejarse del ritmo frenético de la vida diaria, un propósito que puede conseguirse, aunque sea de forma fugaz, entre los muros de los monasterios españoles.

En España contamos con cientos de monasterios que surgieron con los inicios del cristianismo y que encontraron terreno fértil para expandirse de la mano de diversas órdenes (desde los cistercienses hasta los mendicantes o los cartujos). Muchos de ellos son verdaderos tesoros arquitectónicos. A otros los acompañan leyendas o el paso de personajes célebres por sus claustros. Algunos impresionan con su aspecto palaciego, mientras que otros son más someros; los hay en la ciudad y en el campo. Pero todos reúnen un requisito fundamental: aportan quietud y paz tanto a sus moradores como a esos visitantes que persiguen su propio Beatus Ille.

Hoy nos centramos en aquellos más apartados de los núcleos urbanos, que nos transportan a otra dimensión gracias a su sosiego. Algunos de estos refugios se encuentran en el Camino de Santiago, por lo que visitarlos es una excelente excusa para hacer un alto en una etapa y sumergirse en un ánimo de contemplación artística, personal o espiritual.

Monasterios españoles: Santes Creus

monasterios españoles
Monasterio de Santes Creus (Tarragona)

Fundado en el siglo XII por la orden del Císter, este bonito monasterio tarraconense ejemplifica los ideales de pureza y simplicidad de esta corriente. En él están enterrados Pedro III de Aragón y uno de sus hijos, Jaime II, lo que crea un conjunto interesante en el que conviven las estancias de los monjes, como la sala capitular o la Capilla de la Asunción, con el Palacio Real. Su maravilloso claustro gótico, el primero de este estilo en la Corona aragonesa, es una parada imprescindible. En él se conservan imágenes de la Anunciación, tumbas murales de miembros de la nobleza catalana y una amplia obra escultórica que contrasta con la austeridad del resto de las estancias. Aunque ya no cuenta con vida monástica, Santes Creus es uno de los monasterios españoles por los que merece la pena pasear.

Monasterios españoles: Las Huelgas y Miraflores

monasterios españoles
Monasterio de Las Huelgas (Burgos)

Estas dos abadías burgalesas se encuentran entre los monasterios españoles de mayor renombre, y por razones de sobra: se trata de dos conjuntos bellísimos situados a las afueras de la ciudad de Burgos que no deberías perderte, sobre todo si estás recorriendo el Camino de Santiago francés. Las Huelgas, impulsado por la reina Leonor Plantagenet como monasterio femenino, cuenta con las vidrieras más antiguas de España y con un hermoso claustro románico, así como con el mejor tapiz almohade que se conserva: el Pendón de las Navas de Tolosa.

monasterios españoles
Cartuja de Miraflores (Burgos)

La Cartuja de Miraflores es, por su parte, uno de los mejores ejemplos del gótico isabelino y lugar de descanso de Juan II e Isabel de Portugal. Este cenobio enamora desde el principio, encandilando al visitante con su portada, sus vidrieras flamencas y sus impresionantes sepulcros de alabastro.

Monasterios españoles: Suso y Yuso

monasterios españoles
Monasterio de San Millán de Suso (La Rioja)

A Suso y Yuso apenas les separan 3 kilómetros -son, literalmente, el monasterio “de arriba” y el “de abajo” en castellano antiguo-, pero ambos encierran numerosas atracciones y una rica historia que los ha consagrado como monumentos Patrimonio de la Humanidad. Suso, fundado por San Millán en el siglo VI, fue el primero en construirse. Testigo de su antigüedad son sus elementos mozárabes, a los que también acompañan restos visigóticos y prerrománicos. El monasterio es célebre por ser el lugar donde se escribieron las famosas Glosas emilianenses que podrían haber dado lugar a las lenguas romances y al euskera, aunque también destacan los sarcófagos de los siete infantes de Lara y de tres reinas navarras, así como las antiguas cuevas del cenobio.

monasterios españoles
Monasterio de San Millán de Yuso (La Rioja)

En Yuso -el lugar donde, según la tradición, se quedaron los restos de San Millán porque los bueyes no podían con la carga- encontramos rincones de gran belleza de todo tipo de estilos artísticos: desde el románico de la estructura principal hasta el renacentismo del claustro bajo, pasando por el Salón de los Reyes barroco, donde se conservan las Glosas antes mencionadas. Si visitas este monasterio benedictino, mandado a construir en el siglo XI por el rey García III de Navarra, podrás pasar la noche en su bonita hostería. No te vayas sin pasarte por el Salón de la Lengua, decorado con los escudos y banderas de todos los países hispanos y adornado con una estatua de Gonzalo de Berceo, notario de esta abadía del Camino francés.

Monasterios españoles: San Juan de la Peña

monasterios españoles
Monasterio de San Juan de la Peña (Huesca)

El de San Juan de la Peña es uno de los monasterios españoles más auténticos por su ubicación. Emplazado bajo una roca que lo cubre, esta abadía de Jaca fundada en torno al siglo X fue la más importante de Aragón a lo largo de la Edad Media (en ella están enterrados diversos monarcas aragoneses y navarros como Sancho Ramírez o Pedro I). Visitarla es mimetizarse con el Pirineo aragonés del mismo modo en que lo hace el monasterio, el primer lugar de la Península donde se introdujo la liturgia romana y objeto de leyendas como la del Santo Grial. Los amantes del arte apreciarán los bonitos capiteles de su claustro y los arcos con taqueado tan característicos de esta zona. Si estás completando el Camino aragonés, no te olvides de marcarlo en el mapa.

Monasterios españoles: Veruela

monasterios españoles
Monasterio de Santa María de Veruela (Zaragoza)

También en Aragón encontramos otro monasterio fundamental: el de Veruela, de cuya entrada Gustavo Adolfo Bécquer dijo que era “tan grande e imponente como la más imponente y grande de nuestras catedrales”. En esta abadía cisterciense del siglo XII, en la que se alojó el poeta durante largas temporadas, encontrarás un completo museo contemporáneo y un espacio dedicado a los dos hermanos Bécquer. No olvides dar un paseo por el precioso claustro del cenobio ni conocer el sepulcro renacentista de la Capilla de San Bernardo. Un plan ideal para los amantes del romanticismo y de la naturaleza.

Monasterios españoles: San Juan de Caaveiro

monasterios españoles
Monasterio de San Juan de Caaveiro (La Coruña)

Concluimos nuestro paseo por los monasterios españoles más encantadores con este conjunto situado en las Fragas do Eume coruñesas. Declarado Monumento Histórico Artístico, San Juan de Caaveiro fue fundado en el siglo X por San Rosendo para aglutinar a los anacoretas que vivían en la zona. De monasterio benedictino pasó a colegiata agustiniana, manteniendo su influencia hasta el siglo XVIII. Aunque hoy en día sólo quedan las ruinas del monasterio, el cenobio es digno de visita por su ábside románico, su torre barroca y las pintorescas vistas del valle que se pueden disfrutar desde él.

Sabemos que España está llena de monasterios de incuestionable belleza, así que cuéntanos en los comentarios si añadirías alguno más a esta lista.

Texto: Marta G. Coloma

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar