Qué ver en La Seu d’Urgell

Paraíso del turismo activo y única catedral románica de Catalunya

La capital del turismo activo de los Pirineos está entre los ríos Segre y Valira. Esta sede episcopal tuvo un destacado papel desde la Alta la Edad Media. Las luchas con el poder civil del vizcondado de Castellbó tendrían consecuencias artísticas y políticas que perduran hasta hoy. ¿Te animas a descubrir todo lo que ver en La Seu d’Urgell?

Planifica tu escapada a La Seu de Urgell

Esta localidad histórica cuenta con una importante catedral, una bello casco histórico, el parque olímpico del Segre y la iglesia románica de San Miguel, entre otros atractivos. También en sus inmediaciones es imprescindible visitar el Monasterio románico de Sant Serni de Tavernoles.

Por ello, para abarcar todo lo que hay que ver en La Seu d’Urgell desde la perspectiva cultural no puede hacerse en un solo día. Además, esta localidad destaca por sus numerosísimas opciones de turismo activo, tanto de invierno como para el verano.

Además del Principado de Andorra en sus inmediaciones está el Parque Natural de la Sierra del Cadí y el bello valle de la Cerdanya. Es muy recomendable recorrer éste último en una excursión hasta las poblaciones fronterizas de Puigcerdá y LLivia. Se trata de un destino con una excelente gastronomía y toda clase de hospedajes. Los hemos reunido en la página de reservas  Dormir y Comer en la Seu d’Urgell.

¿Quieres conocer este sitio?

Aquello que ver en La Seu d’Urgell, está ligado a su historia. Según cuenta la leyenda, la Seu d’Urgell fue fundada por Hércules el Egipcio en el 1699 a.C. Lo cierto es que en la colina donde se asentaba la villa (ahora Castellciutat) hay un yacimiento prehistórico y otro romano.

La Civitas Orgellia romana era un lugar de paso obligado para poder llegar a Julia Lybica (Llívia) y Llerda (Lérida). La zona se cristianizó en el siglo VI convirtiéndose en una sede episcopal.

En el año 793 se produjo la destrucción de Urgell de manos del ejército de Abd-al-Malik. Fue repoblada hacia el año 815 por los caballeros del Imperio Carolingio, del que dependería, como parte de la Marca Hispánica. Ambos hechos provocaron el desplazamiento geográfico de la villa que, de la colina original, se trasladó a la ribera del río Segre.

Posteriormente, los condes de Urgell establecieron, en la antigua urbe, la actual Castellciutat, su residencia. Por esas fechas Félix de Urgel, obispo y teólogo de la Seu d´Urgell, promovió la denominada herejía de los adopcionistas, duramente criticada por Alcuino, erudito de la corte de Carlomagno. El rey de los francos decidió controlar directamente la ciudad y exiliar a Félix en Lyon.

Desde el siglo XI el Señorío del valle de Andorra fue ejercido por el obispo de Urgell y el vizconde de Castellbó, como delegados del conde Urgell. La rivalidad entre ambos generaría sangrientos conflictos por el control de la villa y el valle de Andorra en la historia de La Seu d’Urgell.

La crisis religiosa derivada de la herejía dió pie a la reorganización del obispado por parte de los teólogos de la corte de Carlomagno, planteándose levantar una catedral. Pero no fue hasta el año 1110, con la llegada del obispo Ermengol (que se convertirá después en conde de Urgell), cuando éste transformó la Seu d’Urgell.

Decidió el emplazamiento de la nueva catedral, consagrando las iglesias de San Pedro, San Andrés y San Miguel. También promovió la construcción de un sistema de puentes sobre el río Segre,  saneando la población e impulsando la explotación de campos, viñas y huertos.

Que ver en La Seu d'Urgell
Los Fuertes: Ciudadela, Castillo y Torre de Solsona (Ed. Manuel Oromi)

Entre los siglos X y XII se consolida como núcleo destacado en una ruta de comercio internacional merced a un mercado semanal y una feria. Todo esto favoreció su economía.

Entonces el obispo Sant Ot (1095-1122) decidió construir la actual catedral de Santa María de Urgell. Quedó inacabada a causa del ataque de Arnau de Castellbó y Ramón Roger de Foix, que en 1195 asediaron la villa. La catedral resistió, como parte del sistema defensivo. Sin embargo, para evitar su saqueo el cabildo debió de pagar a los atacantes la astronómica cifra de treinta mil sueldos. El tesoro quedó tan vacío que la catedral quedaría para siempre inacabada. Solo finalizarían el claustro.

Después de una larga disputa entre los dos señores de Andorra, entre los años 1278 y 1288 se redacta el código feudal de los Pareatges. Así, desde el 1186 se reparten el señorío -como copríncipes- el obispado de Urgell y el conde de Foix (heredero del vizconde de Castellbó).

La situación se restableció de nuevo entre los siglos XII y XIV, momento en que la Seu d’Urgell se expandió hacia el norte y el sur y se amuralló. En el siglo XV se definió el poder municipal a través de un pacto entre el obispo y el señor de Urgell. Después de eso se construyó el edificio del Ayuntamiento.

Un siglo más tarde, durante el reinado de Felipe II, se produjeron nuevas luchas religiosas. De la misma forma, se edificó un seminario para formar a sacerdotes de la zona. En 1601 se edificó el Colegio de los Jesuitas, que harían también una gran labor en este sentido.

La Seu d’Urgell fue asediada varias veces por tropas francesas. Un primer asalto importante tuvo lugar en 1691, reforzándose la fortificación de la ciudad. Durante la Guerra de la Independencia los habitantes lucharon de nuevo contra ellos.

A continuación, corresponde leer el apartado Que ver en La Seu d’Urgell.

Lo que ver en La Seu d’Urgell en su casco antiguo, de estructura triangular, conserva todavía la huella medieval en los soportales con arcos y vigas de piedras macizas. En la visita a lo que ver en La Seu d’Urgell recorremos dos calles, trazadas en paralelo de norte a sur.

El Carrer Major, con uno de sus lados porticado, en el que llama la atención uno de los arcos. Éste conserva “las medidas públicas del grano” en una piedra datada en 1579. Por su parte, el Carrer dels Canonges, es posiblemente la vía más antigua de la ciudad. Mantiene porticados ambos flancos de la calle y conserva decoraciones talladas en el final de las vigas.

Por el carrer Major se llega a la ciudad episcopal del siglo XII. El área está presidida por la Catedral de Santa María, más conocida como la Seu. Está integrada por la iglesia de San Miguel, el Palacio Episcopal de la Seu d’Urgell y la antigua Casa del Decanato, hoy sede del Museo Diocesano de Urgell. Su colección litúrgica comprende desde el siglo X al XVIII.

La catedral se inició en 1116, e impulsada a partir del 1175, cuando se contrata al maestro de obras italiano Ramón Lambard. Es el edificio más emblemático que ver en La Seu d’Urgell. Además, es la única catedral románica que se conserva en Cataluña. La construcción actual sustituye a otras tres previas.

De influencia lombarda, sigue el diseño de planta basilical con tres naves, transepto rematado en cada extremo por una torre y cabecera con cinco ábsides, la central tiene una decoración de arquivoltas en las ventanas. Sus sólidos muros formaron parte de las defensas de la población en los diferentes asedios de la ciudad.

Guarda una interesante talla policromada, del siglo XIII. Se conoce como Santa María de Urgell, la Magna Parens, Magna Domina Urgellitana o Nuestra Señora de Andorra, pues según la tradición estuvo allí escondida durante la invasión musulmana.

La catedral conserva algunos restos de pintura mural del siglo XIII. Sin embargo, otros están en el Museo Episcopal de Vic o en el Museu Nacional d’ Art de Catalunya MNAC. También destacamos los seis relieves del Retablo de San Ermengol (ss. XVI – XVIII, imprescindibles que ver en La Seu d’Urgell).

Dónde dormir en La Seu d'Urgell
Claustro de la catedral de Santa María

Continuamos con el recorrido a todo lo que ver en La Seu d’Urgell. El Claustro de la catedral (s. XIII) conserva tres de sus alas románicas. La galería oriental fue derruida en el siglo XV y reconstruida en el siglo XVII. Las crujías originales muestran hasta cincuenta y un capiteles románicos de influencias tolosanas y rosellonesas. Diecinueve son de temática vegetal, seis que combinan los motivos vegetales con cabezas de animales y de personas, veinte con representaciones humanas y seis con animales y monstruos.

En el Parque del Valira, junto al río del mismo nombre, hay una curiosa réplica de este claustro. El escritor y urbanista local Lluís Racionero la edificó en el siglo XX. Se integran algunos personajes del siglo XX, en diálogo con los capiteles del claustro original.

Anexa al claustro de la catedral que ver en La Seu d’Urgell se encuentra la Iglesia románica de San Miguel. Se trata del único edificio que queda en pie de la Seu d’Urgell del siglo XI. De una sola nave, con transepto, su cabecera presenta tres ábsides semicirculares. Las pinturas murales del siglo XII que decoraban su ábside se conservan, actualmente, también en el MNAC.

Frente al muro norte de Santa María se halla la Iglesia de Santo Domingo, gótica del siglo XIV. Su claustro ha sido convertido en el patio central del Parador de Turismo de la Seu d’Urgell. Una parada interesante que ver en La Seu d’Urgell.

Hay mucha naturaleza que ver en La Seu d´Urgell. Por ejemplo en los Parques Naturales del Alto Pirineo y de Cadí-Moixeró, así como para practicar deportes como el senderismo, el esquí o el piragüismo. Con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 se construyó el Parque Olímpico del Segre.

La Fira de Sant Ermengol (Feria de San Ermengol) tiene lugar anualmente cada tercer fin de semana de octubre. Reúne a más de un centenar de variedades de quesos provinciales y otros alimentos derivados de la leche.

A las afueras de Seo de Urgel, en dirección sur y sobre una colina, encontramos Castellciutat. Es un antiguo oppidum íbero que luego ocuparían los romanos. Sería la localización primitiva de la localidad hasta su traslado en el siglo IX al llano, convirtiéndose en el castillo del conde de Urgell. En el año 1135 el conde Ermengol IV de Urgell cede el castillo a su vizconde Pedro I de Castellbó.

A raíz de la invasión francesa de 1691 fue modernizado, edificándose la actual edificación. Sería asediado durante la Guerra de Sucesión, la invasión francesa de 1719 y la Guerra de la Convención (1793). Fue ocupado la Guerra de la Independencia por los franceses. Su uso militar continuaría hasta el siglo XX, en que es transformada para uso hotelero.

En el cercano pueblo de Anserall está el importantísimo Monasterio de Sant Serni de Tavernoles. Es de estilo románico y posible origen visigótico. Allí estudió el polémico Félix de Urgell. Conserva la mayor parte de su estructura original. Sin embrago, su extraordinario Altar de Tavernoles se encuentra en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Finalmente, esto es todo lo que ver en La Seu d’Urgell.

Imagen principal: Joan Romero

Imprescindibles

que ver en la seu d’urgell
Calles de La Seu d’Urgell

que ver en la seu d’urgell
Catedral de La Seu d’Urgell

Datos prácticos

Coordenadas

41° 36′ 50″ N, 0° 37′ 32″ E

Distancias

Zaragoza 280 km, Barcelona 178 km, Madrid 590 km

Altitud

De 155 a 300 m

Habitantes

138 416 (2011)

Entre todo lo que hay que ver en La Seu d’Urgell, acudir a sus fiestas es un plan 10. Por ejemplo, la Fiesta de Sant Anastasi (11 de mayo).

Son varios los eventos a tener en cuenta. Primero, la Fiesta de Moros i Cristians (segunda semana de mayo). Segundo, la Feria Internacional de Teatro de Marionetas (primera semana de mayo).

Otros destinos próximos


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Decidir cuáles son los pueblos más bonitos de Castilla y León es una tarea ardua, Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Villadiego es la capital de la Comarca Odra-Pisuerga y municipio de Burgos. Se trata del Más información
A lo largo de su historia, el territorio español no ha parado de ver surgir Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Cuando hablamos del esplendor artístico que se vivió entre los siglos X y XIII, nos Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="El ``Milagro de la Luz`` y el Hospital que desvió el Camino de Santiago" Más información