Orbaneja del Castillo

La Memorable Cascada de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón

En el borde del páramo  de Bricia, el vergel provocado por el río Ebro y la cascada de la cueva del agua aportan verdor a Orbaneja del Castillo durante todo el año; se trata de una villa que perdió hace siglos su fortaleza pero conserva una de las hoces más curiosas de España.

Planifica tu escapada a Orbaneja del Castillo

Como lo más importante que hay que ver en Orbaneja del Castillo son los encantos naturales derivados de su orografía, conviene ir provisto de un calzado de suela rugosa y fuerte para andar por piedras, así como ropa adecuada; las colonias de buitres leonados y otras rapaces también invitan a ir provistos de prismáticos. La cascada, la curiosidad geológica de ‘el beso de los camellos’ y el pequeño casco urbano es lo principal que ver en Orbaneja del Castillo; junto con el recorrido de sus cuevas y sendas, la visita a Orbaneja del Castillo nos pueden ocupar todo el día. Las diversas actividades de turismo activo por la zona y la visita a las pequeñas poblaciones del Espacio natural de las hoces del Alto Ebro y Rudrón  son atractivos suficientes para un fin de semana completo. Para conocer los platos típicos de la comarca y reservar recomendamos nuestra página especializada, en tanto que la oferta de alojamientos puede conocerse aquí .

¿Quieres conocer este sitio?

Las favorables condiciones del cañón del Ebro han propiciado que allí hubiera pobladores desde hace miles de años; prueba de ello son las cuatro interesantes cuevas de sus contornos, dos de ellas con pinturas rupestres. El término ‘Orbaneja’ es un hidrónimo (apelativo de lugar con agua) de raíz indoeuropea, por lo que esta denominación debió de ser previa a la llegada de los romanos a la zona. La gran carestía de documentos sobre éste lugar ha motivado que se conozca poco de la historia de Orbaneja del Castillo, siendo esta deducida por los vestigios arqueológicos y conocida por la documentación de otras localidades. Éste fue un asentamiento que desde hace milenios vivió de la molienda del cereal cultivado en el vecino páramo de Bricio; en el periodo medieval, el flujo de su cascada llegó a mover hasta cinco molinos.

Orbaneja del Castillo debió de ser repoblada originalmente por mozárabes procedentes de Extremadura o Andalucía, traídos allí por los reyes de Asturias durante los siglos XVIII o IX. El tráfico mercantil por las riberas del Ebro, conectando la Meseta con Cantabria, fue otro medio de vida. Ese camino de herradura se convirtió en uno de los principales ramales que conectaba el Camino Francés de Santiago con el Camino Norte; por esta razón los caballeros templarios –posibles defensores del desaparecido castillo- levantaron en Orbaneja del Castillo el Convento y Hospital de San Albín. Su importancia puede deducirse de la existencia de una aljama judía. Los reyes católicos confirmaron su relevancia con la concesión del título de villa, como reconocimiento de su pujanza. En los siguientes siglos permanecería como un lugar pequeño, pero próspero, pues en el siglo XVIII era uno de los trece ‘Lugares’ en que se organizaba la intendencia de Burgos; en el siglo XIX contó con un ayuntamiento constitucional . Desde los años setenta es un barrio del municipio de Valle de Sedano. Y en 1993 fue catalogada como Conjunto Histórico.

Enclavada en el angosto cañón del Alto Ebro, las paredes de las hoces del Alto Ebro y Rudrón resultan un impactante escenario que ver y recorrer; quien vaya provisto de prismáticos podrá ver los nidos de los buitres leonados, el colorido de las rocas y una gran cantidad de aves. Quien allí pernocte, y tenga la paciencia de hacer una espera nocturna, puede tener la ocasión de toparse con la fauna que allí abunda: jabalíes, corzos, zorros, entre otros.  Lo más interesante que ver en Orbaneja del castillo es la cascada de agua de cien metros de altura y su discurrir por el casco urbano del pueblo; un corto pero accidentado curso en el que llegaron a apiñarse hasta cinco molinos que aprovechaban el caudal permanente para moler cereales. Es el abigarrado caserío de arquitectura montañesa muy bien preservada otro de sus grandes atractivos; entre ellas destacan tres la ‘casa de los marqueses de Aguilar’, la ‘casa de los canes’ y la ‘casa de los pobres’ (antiguo hospital del siglo XVI). En algunos lugares del pueblo se encuentran unas chozas de piedras circulares, destinadas antaño a preservar los aperos de labranza; también esquinada está la iglesia parroquial, de interesante aspecto exterior, pero mucho menos atractiva en su interior (se puede visitar solicitándolo en la oficina de turismo, pero no consideramos que merezca la pena el esfuerzo).

Lo imprescindible que ver en Orbaneja del Castillo es la Cueva del Agua; por eso es lo único que requiere de un pago y en las horas del sábado incluso puede haber cola; requiere de una subida y un trayecto por la misma, recomendándose un calzado apropiado. La vista desde lo alto es muy interesante, pues además de la panorámica de las hoces, en las paredes opuestas del cañón la imaginación permite adivinar la original formación rupestre que se asemeja al ‘beso de camellos’; a nosotros nos parecen almenas de un castillo, pudiendo justificar poéticamente el apelativo de ‘castillo’ a un pueblo que ahora carece de él (y no hay rastro del mismo). Muy interesante también al recorrido de más de tres kilómetros de la Cueva del Níspero, así como la visita a la cueva de los jabalíes y la cueva del Azar; ambas tienen pinturas rupestres y están calificadas como Bien de Interés Cultural.

Para los amantes del senderismo hay una bella ruta circular de 32 kilómetros; que parte de Orbaneja del castillo recorriendo el parque natural y conecta con el pueblo de escalada.

Imprescindibles

Cascadas
Balcones de Orbaneja

Datos prácticos

Coordenadas

42º 50’05”N , 3º 47’ 37”.

Distancias

Burgos: 72 kilómetros. Bilbao: 123 kilómetros. Madrid: 305 kilómetros.

Aparcamiento

En los márgenes de la carretera, a la entrada del pueblo. Complicado los fines de semana de primavera y verano.

Altitud

725 m

Habitantes

43 (2014)

Se celebran el primer fin de semana de agosto.

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar