Qué ver en Cifuentes

La villa de los cien manantiales

Ubicada en el corazón de la Alcarria, albergó al escritor e infante Don Juan Manuel. Además, fue cuna de la aguerrida y notoria princesa de Éboli. Aquí tienes la historia y lo mejor que ver en Cifuentes.

Planifica tu escapada a Cifuentes

La visita al casco urbano y los alrededores que ver en Cifuentes lleva medio día. Tras ahondar en la historia de la Princesa de Éboli y Don Juan Manuel, se puede ir de excursión al Parque Natural del Alto Tajo. Hay muchas oportunidades de turismo activo en tal zona. Por otro lado, la A2 permite llegar con facilidad a Jadraque y Cogolludo. Más adelante se hallan Hita y, bajando su cuesta, la ciudad de Guadalajara.

Para ponerse conocer la gastronomía y la oferta hotelera local, aquí tienes las páginas sobre dormir y comer en Cifuentes.

¿Quieres conocer este sitio?

La historia del lugar es muy interesante, por lo que merece la pena leerla antes de pasar a lo que ver en Cifuentes. Etimológicamente, su nombre hace referencia a los muchos manantiales que afloran en la ladera del castillo. Esa riqueza acuífera dio fertilidad a sus vegas, de tal modo que ya estaba habitada en la Edad del Cobre.

Aunque hay restos de época romana y árabe, el origen de la localidad actual se remonta a los primeros años de la Reconquista. Por entonces era una aldea perteneciente a la Comunidad de Tierra y Villa de Atienza. Siempre se rigió, sin embargo, por sus fueros. A finales del siglo XII se convirtió en cabeza de arciprestazgo, consolidándose como un gran núcleo comarcal.

Alfonso X el Sabio le otorgó la independencia y en 1253 la regaló en señorío a Doña Mayor Guillén de Guzmán, su amante. Esta sería la madre de la futura reina de Portugal Beatriz. Guillén de Guzmán mandó construir la gran iglesia del Salvador y dedicó su vida al engrandecimiento de Cifuentes. A su muerte, el lugar pasó como herencia a Doña Beatriz y después a su descendiente Blanca. En 1317, el infante Don Juan Manuel, famoso autor de El Conde Lucanor, compró el señorío a su prima Blanca de Portugal. Tras ello, ordenó la construcción del castillo.

Su ubicación estratégica la convirtió en zona de paso obligado de la Ruta de la Lana. Dicha vía comunicaba el Levante español con Burgos. Esto, sumado a la concesión de dos ferias por parte de Alfonso X y la exención de impuestos concedida por el infante Don Juan Manuel, motivó un gran desarrollo demográfico y económico. A dicho auge contribuyó más tarde Enrique IV. El monarca convirtió la población en condado a favor de Don Juan de Silva, Alférez Mayor de Castilla.

Fue en el palacio de los condes donde su hija Catalina, esposa de Diego Hurtado de Mendoza, pariría a Ana Mendoza de la Cerda y Silva, duquesa de Pastrana. No obstante, se la conoce como la Princesa de Éboli. El dominio del condado, que se extendió hasta el siglo XVIII, supuso su etapa de mayor esplendor. El auge quedó reflejado en los palacetes y casas solariegas que ver en Cifuentes hoy día.

Torreón de la Puerta Salinera en Cifuentes
Torreón de la Puerta Salinera en Cifuentes.

En la Guerra de Sucesión, Fernando de Silva (XIII conde de Cifuentes) tomó partido por el archiduque Carlos. Esta opción supuso la destrucción de su palacio, situado en la Plaza Mayor, por las tropas de Felipe V. Ya en la Guerra de la Independencia, Juan Martín el Empecinado ocupó en dos ocasiones el Castillo de Cifuentes, desalojando a los franceses. Como venganza, las tropas napoleónicas incendiaron el pueblo. Debido a ello se perdió gran parte del patrimonio histórico-artístico local.

A continuación, lo mejor que ver en Cifuentes.

En lo más alto del cerro que domina la población se halla el Castillo de Cifuentes. Fue construido en 1324 por el infante Don Juan Manuel sobre una alcazaba musulmana del siglo XI. Allí empieza nuestro recorrido por lo que ver en Cifuentes. En primer lugar fue la residencia del citado noble y literato castellano. Asimismo, acogió a Fernando de Antequera cuando esperaba el fallo de Caspe, que le convertiría en rey de Aragón.

Durante la Guerra de la Independencia, fue ocupado en dos ocasiones por las guerrillas del Empecinado. El Castillo de Cifuentes se encuentra en proceso de restauración. Actualmente solo conserva la torre del homenaje y la puerta de entrada. En ella se puede observar el escudo de armas del Infante Don Juan Manuel. De las murallas que partían de la fortaleza se conservan algunos restos. Destaca la Puerta Salinera, que daba paso al camino hacia la Sierra del Ducado y Saelices de la Sal.

A pesar de la grandiosidad que un día tuvo el Castillo de Cifuentes, la Iglesia de El Salvador el monumento más relevante de la villa. De estilo gótico incipiente, fue edificada entre 1261 y 1268 a instancias de Doña Mayor Guillén de Guzmán.

La Portada de Santiago, en la fachada oeste, es el elemento más destacable que ver en Cifuentes. La arquivolta anterior representa a los doce apóstoles, tallados por parejas, y a los ángeles. Por su parte, la externa muestra la lucha entre el pecado-martirio y las virtudes. De esta sobresale la talla que representa a una diablesa pariendo a un rey con corona y cetro. También resulta interesantes el rosetón gótico que corona la portada.

Otros hitos destacables de la Iglesia de El Salvador son la torre gótica y la fachada renacentista que da a la Plaza de la Provincia. Por dentro sobresalen un púlpito en alabastro y cinco tallas policromadas que componían un retablo barroco. Además, hay un mirador situado en un espacio ajardinado anexo al templo. Ofrece unas vistas privilegiadas del Castillo de Cifuentes y su sierra.

También en la Plaza de la Provincia se encuentra el Convento de Santo Domingo, hoy sede del Centro de Arte de Cifuentes. Destaca el claustro interior y la portada manierista de la iglesia. Allí aparecen los escudos de la orden dominica.

Enfrente se halla un curioso edificio que ver en Cifuentes: la Casa de los Gallos. Debe su nombre a los gallos de hierro forjado que adornaban el balcón principal. Es la vivienda nobiliaria mejor conservada de la villa, cuya fachada luce un gran escudo escoltado por dos leones rampantes.

Iglesia del Salvador en Cifuentes
Iglesia del Salvador en Cifuentes.

Una escalinata desciende hasta la Plaza Mayor. Tal espacio porticado y triangular posee construcciones típicas alcarreñas. En ella se edificó el Palacio de los Condes de Cifuentes, destruido en la Guerra de Sucesión. También acoge el Ayuntamiento, que muestra en su fachada un escudo de los Silva procedente de la Puerta de la Fuente.

Al final de la calle del Remedio se ubica la Ermita del Remedio, capilla de un antiguo hospital del siglo XVI. De este templo que ver en Cifuentes destaca la portada gótica isabelina y la arcada anexa. Junto a ella resisten los restos del Convento de San Francisco, con una portada exenta como único elemento de valor artístico.

Los Manantiales, lugar de nacimiento del río Cifuentes, es otro de los muchos atractivos turísticos que ver en Cifuentes. Siguiendo el curso del río llegamos hasta el Molino de la Balsa, cedido al municipio por la señora local a finales del siglo XIII. Frente a los Manantiales se sitúa el Convento de Belén, que alberga el sepulcro de su fundador, Don Fernando de Silva.

El Oratorio de San Felipe Neri, en la carretera hacia Saelices de la Sal, es de obligada visita. No destaca por su arquitectura, sino por las historias y leyendas en torno a él. Cuenta la tradición que la mañana del 3 de febrero de 1671, los habitantes de la villa observaron un fenómeno que entonces se atribuyó de origen milagroso. Tres soles se levantaban a la vez sobre el horizonte.

Por coincidir el milagro con la festividad del Santo, que se cuenta que fue martirizado muy cerca, se erigió el Santuario de San Blas. Poco después, el sacerdote cifontino Pedro Girón de Bueno y cinco clérigos más se retiraron al lugar. Pasó así a conocerse como la Cueva del Beato, dando origen a la congregación del Oratorio de San Felipe Neri.

Ya conocido lo mejor que ver en Cifuentes, te invitamos a que conozcas el resto de planes por la provincia de Guadalajara, así como sus actividades de turismo activo.

Imprescindibles

Vista del Castillo de Cifuentes
Vista del Castillo de Cifuentes.
Ermita del Remedio en Cifuentes
Ermita del Remedio en Cifuentes.

Datos prácticos

Coordenadas

40° 47′ 11″ N, 2° 37′ 17″ W

Distancias

Guadalajara 69 km, Toledo 224 km, Madrid 131 km.

Aparcamiento

Es fácil aparcar en las calles de la localidad.

Altitud

894 m.

Habitantes

2052 (2013).

Los principales festejos que ver en Cifuentes son: Jueves Lardero (jueves anterior al miércoles de ceniza), Cruz de Mayo (3 de mayo), Romería de la Virgen de Loreto (8 de septiembre), Fiestas Patronales del Santísimo Cristo de la Misericordia (segunda semana de septiembre).

Aquí, otra ocasión notable que ver en Cifuentes, la Feria Tradicional (último fin de semana de octubre).

El Colmenar Cifontino.

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar