Belmonte

Castillo de grandes personajes y escenario de películas.

Belmonte fue el lugar de nacimiento de Fray Luis de León, príncipe de los poetas líricos españoles, pero poco rastro queda en el lugar de tan ilustre hijo. El protagonismo lo acapara ahora su imponente castillo, en el que dejaron su marca dos importantes personajes históricos: Juan Pacheco y Eugenia de Montijo.

Planifica tu escapada a Belmonte.

La visita al castillo y demás lugares seleccionados en nuestra sección “Qué ver en Belmonte” puede ocuparnos durante un día completo. Una buena opción para el segundo día de la escapada es llevarse los prismáticos y cruzar la autovía a la altura de El Pedernoso para pasar el día viendo aves en la Laguna de Manjavacas. La escapada puede continuar por la autovía en dirección a Madrid, parando en la cervantina localidad de El Toboso y en la menos conocida —pero también interesante— Corral de Almaguer. Quienes estén dispuestos a penetrar en lo más profundo y menos visitado de la provincia de Cuenca pueden continuar hasta la localidad de San Clemente, donde se puede pasar un día estupendo antes de regresar por la autovía a Madrid. En esta localidad hay una buena gastronomía y opciones para dormir que reunimos en nuestra página de reservas en Belmonte.

¿Quieres conocer este sitio?

En 1976 se realizaron unas excavaciones en la Colegiata de Belmonte que desenterraron restos de una iglesia visigótica, probablemente del siglo V, lo que prueba la antigüedad de la población. El lugar fue después conocido con el nombre de Bellomonte, del que derivaría el término actual. Sin embargo, no entró a formar parte de la Historia hasta el año 1323, cuando el Infante Don Juan Manuel construyó su palacio residencial, hoy en ruinas.

En 1398, durante el gran reparto de mercedes del rey Enrique III, la villa fue entregada a Don Juan Fernández Pacheco, primer señor de Belmonte, por “ser persona de gran importancia para la guerra”. El señorío fue heredado por su hija María y, más tarde, por su primogénito Juan Pacheco, primer marqués de Villena. Este último mandó edificar un castillo sobre el cerro de San Cristóbal, así como ampliar la iglesia, que más tarde logró elevar a la categoría de colegiata. La asociación con los Villena aportó una prosperidad a la villa que se mantendría hasta el siglo XVIII.

A la izqda. Charlton Heston, a caballo, en el rodaje de El Cid (1961)

En el siglo XX el municipio se convirtió en escenario de numerosas películas, como El Cid, producida por Samuel Bronston; coproducciones internacionales como Los señores del acero, de Paul Verhoeven; y largometrajes españoles como El crimen de Cuenca, de Pilar Miró, Las hijas del Cid, de Miguel Iglesias, y El caballero Don Quijote, de Manuel Gutiérrez Aragón. Entre las numerosas anécdotas surgidas durante los rodajes, cuentan que mientras se filmaba Los señores del acero uno de los especialistas se quedó literalmente sin lengua, pues al saltar desde una de las torres del castillo, cayó sobre unos montones de cajas mordiéndose y cortándose accidentalmente ésta.

La hermosa villa de Belmonte creció a la sombra del castillo y de la colegiata. El protagonista indiscutible de su casco histórico, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural, es precisamente el Castillo, construido por el intrigante noble Juan Pacheco (el feroz enemigo de la joven Isabel de Castilla) entre 1456 y 1470 sobre otra fortificación más modesta. El edificio, de estilo gótico de transición al plateresco aunque con una clara influencia mudéjar, fue restaurado en el siglo XIX por Eugenia de Montijo, condesa de Teba, quien lo utilizó como residencia tras perder el trono imperial de Francia. Consta de un cuerpo principal y de una pared exterior que lo ciñe por completo y de la que arrancan las murallas de la villa, parte de las cuales aún hoy podemos contemplar, pues se conservan dos tramos y varias de sus puertas. El conjunto, formado por una planta estrellada en cuyas seis puntas se levantan otros tantos torreones cilíndricos, es una construcción atípica y única en la arquitectura civil y militar.

La Iglesia Colegial de San Bartolomé, también conocida como “La Colegiata”, es el otro edificio más sobresaliente dentro del conjunto monumental de la localidad. Se trata de una magnífica construcción gótico-renacentista de grandes dimensiones, donde podemos admirar, entre otras obras, la pila bautismal de Fray Luis de León. Sin lugar a dudas, una de las maravillas de la Colegiata es la sillería del coro, labrada por Egas Cueman en 1454 para la Catedral de Cuenca e instalada aquí en 1757. Situado junto a ella, en el barrio alto de la villa, se encuentra el Palacio-Alcázar del Infante Don Juan Manuel, iniciado en el siglo XIV y compuesto por iglesia, convento y claustro.

Vista del Castillo durante las Jornadas Medievales

Otras edificaciones religiosas de gran interés que ver en Belmonte son el Convento de los Trinitarios, construcción del siglo XV que sirve de fachada a la Plaza de Enrique Fernández; la Ermita de Nuestra Señora de Gracia, que alberga en su interior una talla de la Virgen de gran valor artístico; y el antiguo Convento de los Jesuitas. Terminado en 1627 bajo los auspicios de doña Francisca de León, fue en su origen un complejo de edificios de gran volumen del que hoy quedan sólo algunas partes, destinadas a diversas utilidades. El claustro, abierto por haberse derrumbado los lados sur y oeste del recinto, forma una pequeña plaza pública. La iglesia fue convertida en cine y en el resto de dependencias se han instalado las oficinas de Correos y los Juzgados.

Merece la pena conocer la Casa de las Comedias, un antiguo corral de teatro del siglo XVII reconvertido en una casa particular y en taberna; la Casa-Museo de Fray Luis de León; el Palacio de los Baíllo, edificio del siglo XVI que en la actualidad alberga la Cámara Agraria; y el Palacio de Buenavista, hoy transformado en hostería.

Son de obligada visita el Museo de las Cosas de la Gente, con una variada colección etnográfica y antropológica, y el Molino El Puntal, donde podemos ser testigos de una tradicional molienda de trigo.

Imprescindibles

Castillo de Belmonte
Vista de la Iglesia y de la localidad

Datos prácticos

Coordenadas

39° 33′ 33.42″ N, 2° 42′ 13.72″ W

Distancias

Cuenca 103 km, Toledo 157 km, Madrid 168 km

Aparcamiento

Sin problema en todo el municipio

Altitud

806 m

Habitantes

2001 (2013)

San Antón (17 de enero), Mayos (en la madrugada del 1 de mayo), San Cristóbal (segundo fin de semana de julio), Fiestas de San Bartolomé (semana del 24 de agosto), Fiestas en honor a la Virgen de Gracia (del 3 al 12 de septiembre)

Jornadas de Recreación Histórica (segundo fin de semana de junio), Jornadas Medievales (primer fin de semana de septiembre)

Otros destinos próximos

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar