Que ver en Santoña

La capital de la anchoa

Al estar rodeada de monte, marisma y ría, Santoña es como una isla en tierra firme. Cuenta con una bonita bahía y dos playas, Berria, al norte, y el Arenal de San Martín, al sur. Es además una monumental villa marinera, mundialmente famosa por sus conservas de anchoas. ¿Estás preparado para disfrutar todo lo que hay que ver en Que ver en Santoña?

Planifica tu escapada a Santoña

Emplazada en una hermosa bahía y rodeada por un parque natural. Santoña está dividida en dos zonas que podremos recorrer en un día; por la mañana se puede iniciar la ruta desde la Iglesia de Santa María de Puerto. Luego podemos seguir por el Monte Buciero donde encontraremos el Fuerte de San Martín, el Faro del Caballo entre otros; por la tarde podemos dirigirnos hacia la plaza de San Antonio y desde allí ir a conocer el casco antiguo.

Con buen tiempo resulta tentador disfrutar de las diferentes opciones de turismo activo que nos ofrece el municipio. Como las actividades náuticas o hacer senderismo por el Monte Buciero. Si se cuenta con más tiempo se puede completar el fin de semana yendo a conocer la vecina Laredo a tan solo 15 minutos del municipio y de paso visitar en detalle el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel.

Quieres disfrutar de las mejores anchoas y descubrir lo mejor de la gastronomía de Santoña o dónde hospedarte te recomendamos que visites la sección de Dormir y Comer en Santoña. Si te quedas a dormir, podrás disfrutar de los lugares que hay que ver en Santoña.

¿Quieres conocer este sitio?

Desde antes de la conquista romana el lugar ya era conocido como Santoña, nombre derivado de la tribu de los Santones o Sántonos, posiblemente de procedencia celta. Pero como tantas otras villas cántabras, Santoña debe su origen a la repoblación ordenada por el monarca asturiano Alfonso I el Católico en el siglo VIII.

Una centuria después, se documenta una población surgida en torno al monasterio de Santa María del Puerto que ejercía su autoridad sobre el puerto y su territorio. De hecho, documentos antiguos distinguían entre Santoña -la zona de monte- y el Puerto -la población en torno al primitivo monasterio-.

En 1038 Santoña fue adquiriendo importancia y población gracias al abad Paterno. Muchos historiadores lo consideran el verdadero fundador de la villa. A partir del siglo XII, el monasterio de Santa María perdió pujanza al quedar bajo la autoridad de la abadía de Nájera.

La nobleza santoñesa y el abad de su convento lucharon por desvincularse de Nájera. De hecho, esta segregación tuvo lugar finalmente en 1579, cuando pasó a ser villa de realengo y se incorporó a las Juntas de Trasmiera. Entonces se comenzó a denominar Puerto de Santoña, nombre que se mantendría hasta el siglo XVIII, cuando quedó reducido al actual de Santoña.

Debido a constantes ataques franceses, especialmente a los saqueos ocurridos en 1639 por parte del arzobispo de Burdeos, la villa construyó dos fuertes defensivos: el fuerte de San Martín y el fuerte de San Carlos. Más tarde los propios franceses, que hicieron de la villa un bastión franco durante la Guerra de la Independencia, levantarían otros dos: el fuerte Imperial (donde en la actualidad se levanta el Penal del Dueso) y el fuerte del Mazo.

Vista de Santoña

A finales del siglo XIX se construyó en Santoña el actual puerto comercial. Éste atrajo a industriales italianos que compraban anchoas en salazón para reelaborarlas en su país. La Primera Guerra Mundial afectó mucho a las exportaciones de esta industria. Como solución en pleno conflicto, en 1915 un italiano se puso a cortar las anchoas en filetes y a envasarlas en conserva según el modo en que se continúa haciendo en la actualidad.

Desde entonces, muchos italianos inmigrarían a Santoña, desarrollando la industria conservera de la anchoa y el bonito. Ahora una de las más importantes del mundo.

A continuación leer que ver en Santoña.

La villa de Santoña, emplazada en una hermosa bahía y unida a la tierra por una estrecha lengua de arena y tierra, está dividida en dos zonas: el casco urbano, asentado sobre una llanura, y la zona montañosa, donde se alza la ladera del Brusco y el monte Buciero.

Un monumento interesante que ver en Santoña es probablemente la Iglesia de Santa María de Puerto, al pie del monte. El templo, declarado Bien de Interés Cultural, formaba parte del monasterio de Santa María del Puerto. Origen de la población y uno de los más antiguos de Cantabria, del que no quedan restos.

La iglesia actual, del siglo XIII y reformada en el XVI, es un edificio de transición al gótico con algunos restos románicos y otros clasicistas. Destacan sus capiteles con escenas bíblicas y de caza. También destaca la bóveda de crucero, del siglo XVI, que representa la cumbre del gótico flamígero de la región. En el interior destacamos el retablo de San Bartolomé (s. XVI) obra de Petrus Nicolai Morauli. Además, es una de las piezas pictóricas flamencas más notables de España, y la pila bautismal (XII-XIII).

Junto a la iglesia se puede iniciar un interesante recorrido por el monte Buciero, actualmente Parque Cultural Monte Buciero, a los pies del cual se localiza Santoña. Comenzamos por el Fuerte de San Martín, construido en tiempos de Felipe II. Además está perfectamente conservado y en la actualidad se puede visitar. Con forma de V, parece ser que es la única fortificación del sistema Carnot que existe actualmente en el mundo. Desde este fortín se capta una imponente vista de la bahía y de los pueblos adyacentes. A continuación se llega al Fuerte de San Carlos (1668), compuesto por dos cuerpos.

Pasando por la Punta del Fraile, se alcanza el Faro del Caballo. Más al norte encontramos el Faro del Pescador, junto a la playa de Berria. En automóvil se puede enlazar con el camino que lleva hasta los restos del Fuerte del Mazo o de Napoleón que tenía una estructura amurallada rectangular aunque nunca fue terminado. Estas tres fortificaciones nos recuerdan la importancia de Santoña como plaza defensiva.

Para hacer la visita al casco urbano se podría comenzar en la plaza de San Antonio, centro geográfico y social de Santoña que concentra comercios, bancos y cafés. Junto a la plaza se encuentra la Casa Palacio de Castañeda, casa-torre de principios del siglo XX.

Algo importante que ver en Santoña es el Palacio del Duque de Santoña (1864). Es una antigua residencia del primer duque de Santoña y marqués de Manzanedo. Alberga actualmente la Pinacoteca municipal y la Oficina de Turismo. Es un edificio neoclásico erigido por Juan de Manzanedo (1803-1882). Fue un santoñés de origen humilde que hizo fortuna en Cuba. Carrera que culminó a su vuelta con negocios financieros y del ferrocarril. Isabel II le concedió el título de marqués de Manzanedo y el rey Alfonso XII el ducado de Santoña. Manzanedo financió en su villa natal dos obras de beneficencia: un colegio o instituto y un hospital. El Instituto Marqués de Manzanedo (1871), de estilo neoclásico, cuenta con una capilla que alberga el panteón de su familia.

Otro edificio que ver en Santoña, declarado Bien de Interés Cultural, es el Palacio de Chiloeches o Casa de Maeda. Mandado construir por el santoñés marqués de Chiloeches a principios del siglo XVIII. Presenta tres pisos con fachada almohadillada, en la que destacan los balcones corridos y dos escudos barrocos con elementos mitológicos y emblemas heráldicos de las distintas casas nobiliarias propietarias del inmueble.

Palacio de Chiloeches

Santoña cuenta con un puerto deportivo y en la bahía se pueden realizar diferentes actividades náuticas. Así mismo, hay señalizadas rutas de senderismo por el monte Buciero y se ofrece la posibilidad de observar aves migratorias en las marismas, además de otras actividades en plena naturaleza.

A lo largo del Paseo Marítimo y en los alrededores de la plaza de San Antonio se encuentran tabernas y restaurantes en donde se impone probar las famosas anchoas, además de otros pescados propios del Cantábrico. Sin duda, un lugar que ver en Santoña y disfrutar.

Durante las fiestas de la patrona, en septiembre, los lugareños embarcan a la Virgen del Puerto en la procesión marítima y organizan todo tipo de celebraciones, regatas de traineras, festejos taurinos, marmitas, sardinadas y verbenas. De hecho, otra famosa celebración es el tradicional Carnaval Marinero, Fiesta de Interés Turístico.

Si tienes alguna sugerencia sobre otras cosas que ver en Santoña, no dejes de escribirnos.

Imprescindibles

Palacio del Duque de Santoña
Iglesia de Santa María de Puerto

Datos prácticos

Coordenadas

43° 26′ 29″ N, 3° 27′ 27″ W

Distancias

Santander 47 km, 74 km Bilbao, Madrid 462 km

Aparcamiento

En toda la localidad y en el subterráneo del puerto deportivo, gratuito

Altitud

8 m

Habitantes

11 382 (2013)

Virgen del Puerto (fiesta patronal, día 8 septiembre)

Carnaval de Santoña, Feria de la Anchoa y de la Conserva (tres días en mayo)

Anchoas:
Conservas Emilia,
Don Bocarte,
Anchoas de Santoña

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar