Qué ver en Ciudadela – Menorca

El bastión de Menorca

Ciudadela, al oeste de la isla de Menorca, hace honor a su nombre, pues es una ciudad pequeña pero llena de rincones sorprendentes que la hacen grande. Tiene también una de las fiestas más populares del Mediterráneo. ¿Te animas a descubrir qué ver en Ciudadela?

Planifica tu escapada a Ciudadela

El pequeño municipio de Ciudadela esconde grandes rincones donde disfrutar de su amplio patrimonio monumental e histórico. Entre los atractivos que ver en Ciudadela destaca su puerto, rodeado de restaurantes donde disfrutar de la gastronomía local. También la Plaza del Born, donde se celebra una de las fiestas más importantes de Menorca (San Juan), y su catedral.

Además, a tan solo unos minutos en coche se encuentran unas de las calas más apreciadas tanto por visitantes como locales: Playa de Son Saura, Cala Macarella y Macarelleta. Se puede hacer un excursión hacia el Este, viendo el pueblo de Ferreries para después ir un poco al sur hacia el pequeño espacio natural del Barranco de Algendar.

Además si quieres conocer la gastronomía de la zona y encontrar una variedad de alojamientos, no dejes de visitar nuestra página Dormir y Comer en Ciudadela.  

¿Quieres conocer este sitio?

Para completar lo que ver en Ciudadela es interesante conocer antes su historia. Los primeros restos localizados en la zona de Ciudadela pertenecen a la cultura talayótica, en la Edad del Hierro (aprox. II milenio a.C.). De esta época ha quedado un importante patrimonio arqueológico.

Destacan las taulas (monumento megalítico en forma de T), los talayots (especie de torres) y las navetas (construcciones con función de sepulcro en forma de nave invertida). Por ejemplo, la Naveta des Tudons, de hace más de 3000 años.

Otras culturas pasaron por la villa como fenicios, griegos, cartagineses y romanos. Estos últimos conquistaron el territorio en el año 123 a.C. Les debió de costar mucho conseguirlo, pues a partir de entonces llevaron consigo a los honderos baleares como tropas auxiliares en muchas de sus conquistas. Esto prueba el valor y resistencia de los mismos.

Los musulmanes ocuparon Ciudadela en el siglo X. Permanecieron en ella hasta 1287, año en el que Alfonso III el Liberal la conquistó para la Corona de Aragón. A lo largo de la Historia, los diferentes pobladores habían usado varios nombres para referirse a la villa: Jamma, Nura, Minerva, Medina Minurka,… Pero desde la llegada de los cristianos se impulsó el topónimo actual: Ciudadela. Este proviene del latín civitatella, diminutivo de civitas (ciudad).

A comienzos de la Edad Moderna tuvo lugar uno de los sucesos más dramáticos de la historia de la villa menorquina. Después de una semana de duro asedio, el 9 de julio de 1558 las tropas del corsario turco Pialí conquistaron la ciudad. Se rellaron con ellos a tres mil quinientos habitantes, que convirtieron en esclavos.

Esta fecha se sigue recordando cada año con un acto solemne denominado Acte de Constantinoble-Acto de Constantinopla durante la conmemoración del Saqueig-Saqueo. A raíz de esto se fortificó la población y las defensas se mantuvieron hasta el siglo XIX.

Qué ver en Ciudadela
Palacio de Torresaura

El siglo XVII fue una época de importante desarrollo urbanístico en la que se construyeron iglesias, conventos y palacios. Al comenzar la Guerra de Sucesión, la población se declaró leal a Felipe V. Sin embargo, en 1708, los ingleses invadieron Menorca en nombre del archiduque Carlos de Austria.

Por eso, en 1713 la isla pasó a dominio británico a través del Tratado de Utrecht. En 1722, disgustados por la actitud de la población de Ciudadela, los ingleses decidieron trasladar la capitalidad de la isla, en Ciudadela desde época musulmana, a Mahón.

En 1756 los franceses invadieron Menorca, manteniendo su dominio hasta 1763, fecha en que es devuelta a Inglaterra. Más tarde, en 1782 los españoles expulsaron de la isla a los ingleses. De esta manera, en 1797 nombraron a un obispo de Menorca con residencia en Ciudadela. Al año siguiente los ingleses la reconquistaron, aunque debieron devolverla en 1802, según estableció el Tratado de Amiens.

Durante la Guerra Civil española, la isla de Menorca fue fiel al Frente Popular. Pero en febrero de 1939, un grupo de franquistas tomó por sorpresa Ciudadela. Se aceleraron así las negociaciones que se venían celebrando para la entrega de la isla sin derramamiento de sangre.

A continuación, corresponde leer el apartado Qué ver en Ciudadela.

La bella ciudad portuaria de Ciudadela, antigua capital de Menorca, es una localidad para recorrer a pie, descubriendo sus calles medievales con sabor a mar. El centro histórico que ver en Ciudadela, conocido como Es Born, se sitúa en torno a la plaza del mismo nombre, que era el antiguo patio de armas de la ciudadela medieval.

Aquí se ubican el Ayuntamiento, el Palacio de Torresaura y el Teatro des Born, entre otros monumentos. El Ayuntamiento, erigido sobre el que fuera el antiguo alcázar árabe, es un edificio de estilo ecléctico que ver en Ciudadela. Llama la atención por su monumental fachada, levantada a principios del siglo XX, por su pórtico con arcos de medio punto y su balcón de piedra.

Detrás de él hay un mirador que ver en Ciudadela desde el que se puede contemplar una magnífica panorámica del puerto. Se encuentra ubicado en una cala a los pies de la ciudad. El Palau de Torresaura, frente a la casa consistorial, fue construido en el XIX. Es el mejor ejemplo de este tipo de edificios civiles. Son de estilo neoclásico con influencias italianas y francesas y de grandiosa fachada.

Junto a él se ubica el inmueble más cultural de la ciudad, el Teatro des Born, donde se realizan numerosos espectáculos a lo largo de todo el año.

De la plaza des Born, donde también se alza un obelisco de 22 metros en recuerdo de la resistencia de la población ante el saqueo de los piratas turcos en el año 1558, nace el Paseo de San Nicolás. Si lo recorremos hasta el otro extremo nos llevará al Castillo de Sant Nicolau.

Esta es una pequeña fortificación militar con forma de torre octogonal. Se construyó a finales del siglo XVII. Se usaba para defender la entrada al puerto de Ciudadela. Alberga en su interior una exposición dedicada a la reserva de la biosfera de Menorca.

El casco histórico que ver en Ciudadela continúa por las calles estrechas, de origen árabe y medieval, que salen de la plaza des Born hasta la plaza de Alfonso III. Concentran una gran cantidad de monumentos. De entre ellos, merece especial mención la Catedral de Ciudadela. Al igual que el resto de la ciudad, también sufrió saqueos y ataques de manos turcas.

Se conoce como la Catedral de Santa María, ya que fue mandada construir por el rey Alfonso III el Liberal en el siglo XIV en honor a la Virgen María. Se levantó sobre los restos de una antigua mezquita árabe. De esta sólo se conserva un minarete reconvertido en campanario del templo.

El templo, edificio gótico mediterráneo de grandes dimensiones (45 metros de largo y 22 de alto, lo que la hace esbelta), consta de una sola nave. Está cubierta de bóveda de crucería simple, cabecera poligonal y capillas laterales. Entre ellas destaca la capilla barroca de las Ánimas (s. XVIII, templo que ver en Ciudadela) por su rica decoración.

En los alrededores de la catedral hay que ver en Ciudadela el Museo Diocesano, en la calle Seminario de Ciudadela. Está ubicado en el interior del antiguo Convento de San Agustín, un monasterio del siglo XVII. En su interior se guardan interesantes colecciones de arqueología, pintura, objetos litúrgicos y orfebrería, destacando la colección de pintura de Pere Daura, famoso pintor natural de la Ciudad.

catedral santa maria ciudadela
Catedral de Santa María

Un poco más apartado está el Bastión de Sa Font, con el Museo Municipal que ver en Ciudadela. El Bastión, en la plaza de Sa Font, es el único resto que se conserva de la antigua muralla que rodeaba la población. Se utilizaba para defender una de sus puertas de acceso.

Fue levantado en el siglo XVII y desde el año 1995 es sede del Museo Municipal. Este nos enseña la historia antigua de Menorca, desde la prehistoria hasta la época musulmana. Merecen especial mención las salas dedicadas a la prehistoria e historia antigua. A lo largo de todo el año hay diferentes exposiciones temporales de arqueología y etnografía, entre otras temáticas.

Pero si queremos visitar los restos megalíticos y milenarios in situ, debemos desplazarnos un poco del centro de Ciudadela. A 4 kilómetros, por la carretera Me-1 a Mahón llegamos a la Naveta des Tudons (usada entre el 1200 y el 750 a. C.), el monumento prehistórico más importante que ver en Ciudadela. Lleva en pie más de 3000 años. Construida con grandes piedras colocadas en seco, sin cemento ni argamasa, su función era hacer de sepulcro colectivo.

Según la leyenda, fue hecha por un muchacho que competía con su hermano por el amor de una joven. Acordaron que sería el vencedor el que primero terminara de construir algo. Cuando estaba a punto de colocar la última piedra, se dio cuenta de que había perdido porque su hermano había concluido un pozo antes que él. Furioso, le lanzó la última piedra (justo la que falta en el remate de la naveta).

Las navetas más arcaicas, como ésta, son prácticamente circulares en el exterior. Su cámara sepulcral es rectangular, acabada por grandes piedras planas colocadas verticalmente. Cuando se excavó en 1975, se hallaron restos de más de 100 individuos rodeados de su ajuar. Estaba compuesto sobre todo por objetos como pulseras y cerámicas.

Ciudadela es, por tanto, una ciudad en la que podemos combinar varios tipos de turismo. Un turismo histórico y monumental, un turismo paisajístico y natural (Menorca ha sido declarada por la UNESCO Reserva de la Biosfera en 1993) y un turismo de playa y sol. Este último, centrado en algunas de sus calas más conocidas, como la de Mitjana, Trabalúger y Cala Galdana. Una ciudad a la que, a fin de cuentas, el diminutivo ya se le ha quedado más que pequeño.

En conclusión, esto es todo lo que ver en Ciudadela.

Imprescindibles

Dónde dormir en Cala Morell
Ayuntamiento de Ciudadela
Dónde dormir en Cala Morell
Castillo de Sant Nicolau

Datos prácticos

Coordenadas

40° 0′ 5″ N, 3° 50′ 11″

Distancias

Mahón 47 km, Es Mercadal 30 km, Alaior 34 km

Aparcamiento

Numerosos aparcamientos en la ciudad. Cerca del Ayuntamiento e Iglesia de Sant Francesc. Dos en los alrededores de la Plaça de la Pau, cerca de la plaza d’Alfons III.

Altitud

0 – 24 m

Habitantes

29 629 (2013)

Además de todo lo que ver en Ciudadela, nada como asistir a sus fiestas. Primero, la Conmemoración anual del Saqueo (Saqueig) de Ciudadela (9 de julio). Segundo, Procesión de los tres golpes. Tercero, Sant Antoni (17 de enero, conmemora la conquista de la ciudad por Alfonso III de Aragón). Cuarto, Fiesta de Sant Joan (24 de junio). Por último, Fiesta de la Artesanía (mediados de agosto).

Mercado semanal (viernes) y mercado semanal artesanal (sábados).

Quesos y embutidos se pueden adquirir en casa de campo de los alrededores llamadas Llocs o en el Mercado de Abastos.

Diversos Hornos y Pastelerías: Montaner y Forn de Ca’n Diego.

Ginebra menorquina en Ses Industries. Trabajos de paja y cestería.

Sillas típicas menorquinas y mercedoras plegables en Anglada. Albarcas o alpargatas de cuero con suela de goma Avarques.

Pestillos de puerta menorquines en Ferretería Piris Fedelich

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar