Que ver en Pollença – Mallorca

Los que se enfrentaron al temido Dragut.

Su pobladores de Pollença ganaron fama por haber sido capaces de rechazar un terrible ataque del famoso corsario turco Dragut. Esta bellísima localidad fue escenario creativo de algunos de los mejores pintores paisajistas españoles, y desde hace un siglo es el lugar elegido por el más selecto turismo internacional.

Planifica tu escapada a Pollença.

Situada al norte de la isla de Mallorca, Pollença cuenta con diversas costas, gran diversidad paisajística y un interesante entorno histórico. Se trata de un sitio con opciones de excursión, ya que en sus alrededores está la histórica Alcudia, el importante Parque Natural de S’Albufera (con múltiples rutas de senderismo) o incluso se puede visitar el llamado “Finisterre mallorquín”, la exclusiva Formentor. En nuestra página Dormir y Comer en Pollença destacamos los hoteles y restaurantes con más encanto de la zona.

¿Quieres conocer este sitio?

Entre los años 2.000 y 1.300 a. de C. se desarrolla una cultura pretalayótica en cuevas artificiales horadadas en la zona, como las del Alcinar de Sant Vicenç. Le sucede la llamada cultura de los talayots, por el nombre de estas torres de piedras superpuestas, muchos de cuyos ejemplos se encuentran en la zona: Bóquer, Puig d’Albeguins, Peña Mascorda, Molí de Vent, entre otros muchos. En el año 123 a. de C. el general Quinto Cecilio Metelo conquista la isla, fundando Pollentia, en la vecina Alcudia. Esta sería destruida por los vándalos en el año 425, dispersándose los supervivientes por los montes cercanos. Sería reconstruida posteriormente, habitándola desde el siglo VI los bizantinos y desde el IX los musulmanes; estos implantarían avanzados sistemas de regadío y establecerían alquerías (grandes explotaciones agropecuarias. En una de ellas se encontró una lápida funeraria del año 1123 con el nombre de la primera mujer pollentina conocida).

Los resistentes escogerían la fortaleza Alcudia como refugio al perderse la ciudad de Palma, siendo derrotados en octubre de 1230. Posiblemente en ese momento comienza la historia de Pollença; pues se decidiría la fundación del pueblo al otro lado de la bahía. En 1236 Pollença ya tendrá la categoría de parroquia, recibiendo una bula papal en 1248. A raíz de la disolución de la Orden de Temple, en 1314 Pollença es encomendada a los caballeros Hospitalarios, aunque años después la titularidad de la fortaleza la recuperará la Corona, conservando los caballeros extensas propiedades agripecuarias.

postal antigua pollensa
Postal antigua de Puerto de Pollensa

En 1521 Pollença fue base de los rebeldes agermanados que atacan a las autoridades y las asedian cuando se refugian en la fortaleza de Alcudia, último bastión de los leales al rey Carlos I. Por ello, el 29 de octubre de 1522 las tropas reales toman la población al asalto, lo hicieron con gran ferocidad, llegando a quemar la iglesia donde se resguardaban 200 civiles y combatientes; por ello se denominaría “el año del destrozo”.

El momento más memorable de la historia de Pollença ocurrió durante la noche del 30 al 31 de mayo de 1550 unos mil quinientos turcos del célebre corsario Dragut– que venía de arrasar Cullera desembarcaron en la bahía y se adentraron en la población entablándose un combate con la milicia liderada por Joan Mas; 31 asaltantes murieron, pero causaron unos cincuenta muertos a los defensores y se llevaron 132 cautivos. Recordado como “el día de la desgracia”, con el tiempo fue adquiriendo un tono festivo, y cada día 2 de agosto se rememora el hecho en una fiesta de Moros y Cristianos.

En los siglos XVI y XVII se instalan en el pueblo las congregaciones de dominicos y jesuitas, generándose una fuerte rivalidad con el clero secular (los párrocos) a causa de la competencia por las limosnas; aunque el establecimiento de esas órdenes regulares supuso una importante actividad constructiva que todavía hoy puede observarse.

Conforme desciende el peligro de los corsarios norteafricanos a lo largo del siglo XVII comienza una importante actividad de los bandidos que se refugian en la montañas próximas; entre 1601 y 1683 fueron asesinadas 85 personas en la zona.

En el siglo XIX se produce un considerable aumento de la actividad económica, así como un desplazamiento de la población a la zona del puerto. Desde fiales del siglo XIX acuden a pintar y descansar allí importantes artistas, como Santiago Rusiñol, Joaquín Mir, Anglada-Camarasa…a los que seguirán muchos otros, difundiendo las bellezas locales por Europa.

Desde la apertura en 1929 del Hotel Formentor por Adan Diehl, la localidad comenzó a convertirse en destino vacacional de los personajes más sofisticados. A mediados del siglo XX se convirtió en destino vacacional de celebridades británicas, pues allí acudió el célebre Primer Ministro Winston Churchill, la no menos célebre novelista de intrigas Agatha Christie y el actor Peter Ustinov, entre otros.

La belleza que encierra esta localidad viene precedida por su fama y con razón. Un lugar adecuado para comenzar nuestra visita lo encontramos en la Plaza Mayor, centro de la actividad local. En ella se ubica la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, dedicada a la patrona del pueblo, en cuyo interior encontraremos una serie de cuadros realizados por el pintor argentino Atilio Boveri, el alemán Eugene Massgraber y el español Joaquín Tudela, en representación del Via Crucis. El edificio posee una decoración barroca, mientras que su campanario se levanta sobre una antigua torre de defensa del siglo XV.

Si encaminamos nuestros pasos hacia el sur desde allí, daremos con el Convento de Santo Domingo. Construido por los dominicos en el siglo XVI, en su interior alberga una iglesia de planta basilical presidida por un hermoso retablo dedicado a Nuestra Señora del Rosario. No obstante, el punto fuerte del convento es su claustro barroco porticado con arcos de medio punto. Junto al convento nos encontramos con los jardines de Joan March, un remanso de paz y vegetación en el que se conserva un torreón gótico de una antigua casa señorial.

oratorio calvari pollenca
Oratorio del Calvari

El Colegio de San Ignacio, conocido popularmente como “Montision”, es otro de los lugares que no debemos perdernos. El edificio consiste en una iglesia y un convento que se ubican en el monte Calvario y que actualmente albergan dependencias del ayuntamiento, aunque conserva todo su encanto barroco. En el trayecto nos encontraremos con el puente romano, monumento histórico-artístico, considerado una construcción militar de la época. En la cima del mismo monte encontramos también el Oratorio del Calvari, del siglo XVIII. Merece la pena subir los cientos de escalones que conducen al oratorio sólo por las vistas que se tienen desde allí, así como por la talla de cristo crucificado con la virgen que alberga en su interior. En el municipio nos encontramos varios oratorios más; es el caso del Oratorio de Roser Vell, originario del s.XIV y restaurado en el XIX, o el de Sant Jordi, del siglo XVI y que guarda un imponente retablo barroco.

Al pie de la localidad daremos con el Puig de María. Se trata de un antiguo santuario que se compone de capilla, refectorio, torre y murrallas, todo ello construido en estilo gótico en los albores del siglo XV. Fue un importante monasterio antes de pasar una temporada abandonado, pero ahora se puede visitar para verlo en todo su esplendor.

Por último, Pollença también tiene algunas maravillas al aire libre como las cuevas de l’Alzineret, un conjunto de habitáculos pretalaióticos construidos alrededor del 1600 a.C. que pueden visitarse libremente. Y tampoco tenemos que olvidarnos de la Atalaya d’Albercuix, la cual formaba parte del sistema defensivo de Mallorca contra los piratas durante el siglo XVI. Desde este enclave, situado sobre una colina de 380 metros de altura, se pueden disfrutar algunas de las mejores vistas de Pollença y su entorno; sin duda una postal estupenda con la que recordar este rincón de las Baleares.

Imprescindibles

Dónde dormir en Pollença
Puerto de Pollença
Dónde dormir en Pollença
Puig de María

Datos prácticos

Coordenadas

39°52′38″ N – 3°00′59″ E

Distancias

Palma de Mallorca, 52 Km

Aparcamiento

Párking público en la calle Cecilio Metelo

Altitud

47 m

Habitantes

16200 (2013)

San Antoni (17 enero), San Sebastián, Semana Santa, Corpus

Feria del Vino (fin de semana siguiente a semana santa), Feria (segundo domingo de noviembre), Feria Marinera (fin de semana antes de San Pedro), Moros y Cristianos (2 de agosto)

Antigüedades en Galeries Mestre Paco

Centro Artesanal de Menorca situado en los antiguos cuarteles

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar