Que ver en Capdepera – Mallorca

Donde engañaron a los menorquines

Capdepera está en una zona de abundantes yacimientos arqueológicos. La colina fortificada que denominaron Cap de Pietra fue ocupada por todas las civilizaciones. Fue escenario de varias leyendas y del curioso episodio de la rendición de Menorca. Su recortada costa viene siendo territorio de los contrabandistas actualmente acompañados por los turistas.

Planifica tu escapada a Capdepera

Uno de los lugares más emblemáticos de Mallorca es Capdepera. La visita puede comenzar por el Castillo, encaramado en la cima del pueblo. Después de recorrer el casco antiguo, donde encontraremos algunas casas señoriales del siglo XIV, el Ayuntamiento y la Parroquia de San Bartolomé.

La escapada a todo lo que ver en Capdepera puede ocuparnos al menos un día. Además del caso urbano se querrá ver alguno de los múltiples yacimientos arqueológicos de los alrededores. Realmente, hay mucho que ver en Capdepera y su entorno.

Para empezar, la cercana Península de Llevant (un día de recorridos) y hacia el sur la encantadora ciudad de Manacor. Muy cerca de esta, no se deben dejar de ver las interesantísimas cuevas dels Hams y del Drach.

Para conocer la gastronomía local y los mejores alojamientos donde poder reponer fuerzas no dudes en consultar nuestra página Dormir y Comer en Capdepera.

¿Quieres conocer este sitio?

Lo que ver en Capdepera está ligado a su historia. Se trata de una zona en la que hay numerosos yacimientos arqueológicos datados entre los siglos X y II a. de C. Del periodo pretalayótico son las cuevas artificiales de Son Jaumell y Canyamel.

El importante poblado de Claper des Gegants (importante que ver en Capdepera) es un ejemplo de arquitectura talayolítica. Posee piedras rudimentariamente pulidas y encajadas sin argamasa. Otros son los de Son Savar, Sos Sastres, Son Barbassa y Puig des S’Horts. Periodo de intensa relación con griegos y cartagineses.

El cónsul romano Quinto Cecilio Metellus conquistó la isla en el año 123 a. de C. Al cabo cercano le llamaron “Cabo de Piedra”, nombre que derivaría en Cap de Pera, y que se extendió a la villa fortificada de la colina. Los vándalos conquistaron la isla en el siglo V, sustituidos por los bizantinos un siglo después.

En el año 902 los guerreros del Califato de Córdoba toman la isla. La zona pasó a formar parte del distrito de Yartán (que coincidía con la península de Levante).

Los musulmanes adaptaron la edificación de la colina a una alquería (gran explotación agropecuaria). Añadieron torres de vigilancia para otear a los enemigos en el canal que separa la isla de la de Menorca y dominar el puerto situado en la vecina Cala Ratjada.

En 1229 se produce la conquista de Mallorca por los aragoneses. Al caballero Miquel Nunis le corresponde el dominio de los musulmanes que se rindieron, controlándolos desde la llamada “Torre de Nunis”.

Quisieron asegurar su defensa ante una rebelión o desembarco de los corsarios musulmanes. Así, poco a poco se fueron edificando una iglesia (para los colonos de la zona) y una cisterna en la que recoger el agua (para el caso de asedio).

fotografia antigua capdepera
Imagen antigua de la Cala Ratjada

El momento más importante de la historia de Capdepera se debe a un ingenioso y sofisticado engaño. Para amedrentar a los musulmanes de Menorca, el rey Jaime I ordenó que se encendieran grandes hogueras en los promontorios de los alrededores. Esto produjo la impresión de que un gran ejército de invasión se concentraba allí.

Enviaron unos negociadores, y el 17 de junio de 1231 el gobernador musulmán de Menorca firmó en la “Torre de Miquel Nunis” el Tratado de Cap de Pera. Se sometían a cambio de poder permanecer en sus tierras.

En el año 1300 el rey Jaime II ordenó la construcción de doce pueblos para poder defender de los ataques corsarios a la población dispersa. Uno de ellos fue Cap de Pera. Las casas se edificaron alrededor del castillo, amurallándose el recinto durante el siglo XIV.

Durante la Guerra de Sucesión la población debió de considerarse hostil a los Borbones, pues en 1715 se estableció una guarnición militar en el castillo.

A partir de principios del siglo XIX la población vuelve a ocupar casas cerca de sus cultivos, dispersándose. En 1849 se edifica el edificio del Ayuntamiento, para acoger a la nueva corporación municipal segregada de Arta. También se construye una parroquia.

En 1856 se subasta el castillo. Lo compra por Josep Quint Zaforteza. En 1861 se edifica el faro.

En 1879 el mallorquín, de religión protestante, Bartomeu Alou, funda una iglesia y una escuela, comenzando a conseguir conversos. Esto motivó que el obispado instalara en el pueblo a una Congregación de los Ligorinos, creándose una competencia por la captación de almas.

En las numerosas calas de la zona una intensa actividad contrabandista, protagonizada desde comienzos del siglo XX por el célebre Juan March. Llegó a suponer una auténtica industria durante la Primera Guerra Mundial. La familia March tiene una residencia familiar en la vecina Cala Ratjada.

En los años cincuenta comenzó el desarrollo turístico de la zona, alrededor de Cala Ratjada.

Ahora corresponde leer el apartado Que ver en Capdepera.

Lo más importante que ver en Capdepera es su majestuoso Castillo. Lo conforman un recinto amurallado de forma más o menos triangular, con cuatro torres y dos puertas de entrada. Protege en su interior la casa del gobernador y la Torre de Nunis, la parte más antigua de la fortaleza que en su origen era una construcción musulmana.

También en el interior de la fortificación encontramos la Iglesia, con un aspecto que se debe a las sucesivas ampliaciones que sufrió. Alberga en su interior una interesante imagen de Cristo tallada en madera de naranjo (interesante que ver en Capdepera).

Paseando por el casco antiguo de la localidad descubriremos algunas de las antiguas casas señoriales con sus imponentes fachadas. Es el caso de Can Piricus, una casa señorial del siglo XIX que actualmente acoge la biblioteca municipal. Cerca de allí se encuentra Can Creu d’Inca, otro antiguo casal, también del siglo XIX, que ver en Capdepera. Hace las veces de sala municipal de exposiciones.

Tomando la Calle Mayor llegaremos a la Plaza des Sitjar, en la que se encuentra emplazado el edificio del Ayuntamiento. Cerca de allí se encuentra la Parroquia de San Bartolomé, construida en estilo neoclásico. Acogía a los fieles cuando la iglesia del castillo se quedó pequeña.

Capilla Castillo Capdepera
Capilla del Castillo de Capdepera

En los alrededores de la localidad encontraremos nuevos motivos para asombrarnos con lo que ver en Capdepera. Es muy importante ver en Capdepera sus magníficas calas, como Cala Moltó o Cala Mesquida.

Uno de los enclaves que no hay que dejar de visitar en Capdepera es la Torre de Canyamel. Es una gran estructura gótica, con planta cuadrada. Data del siglo XIII y servía como refugio a pobladores y mercancías ante los asedios. Fue la torre defensiva más importante de Mallorca.

Por otra parte, también encontraremos las Cuevas de S’Ermità. Se encuentran a 150 metros de altitud y se puede practicar la espeleología. Además, muy cerca también encontraremos varias atalayas. Por ejemplo, la conocida como “Torre Vella des Cap Vermell” y “Talaya Nova des Cap Vermell“.

Por si todo esto fuese poco, este rincón de las Baleares guarda aún más secretos. Entre sus montes se cuentan más de 40 yacimientos arqueológicos. Datan de la época talaiótica y pretalaiótica (hacia el 2000 a. C.).

Los más importantes que ver en Capdepera son Claper des Gegants y los jardines de la Torre Cega. En estos enclaves podremos ver los restos de las viviendas que construyeron los primeros moradores de las islas. Se incluyen varios depósitos para el agua de lluvia que fueron excavados en la roca. Todo un espectáculo para los apasionados de la historia y los orígenes de las civilizaciones.

Esto es lo principal que ver en Capdepera.

Imprescindibles

Dónde dormir en Canyamel
Torre de Canyamel
Dónde dormir en Canyamel
Castillo de Capdepera

Datos prácticos

Coordenadas

39° 42′ 00″ N – 3° 26′ 00″ E

Distancias

Palma de Mallorca, 82 Km

Aparcamiento

Sin problemas en casi toda la localidad

Altitud

111 m

Habitantes

11247 (2013)

San Antonio (17 de enero), El Carmen (16 de julio), San Bartolomeo (24 de agosto), La Esperanza (18 de diciembre)

Mercado Medieval (tercer fin de semana de mayo)

Llatra (artesanía con las hojas de palma del palmito), calzado artesanal en Calçats Miquel

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar