Qué ver en Ibiza – Eivissa

Tres milenios de historia y mucha fiesta

La capital de la Isla Pitiusa mayor se sitúa al sureste de la ínsula balear. Además de ser un lugar de veraneo y fiesta, cuenta con grandes vestigios históricos y arquitectónicos que merecen visitarse.

Muy atada a Formentera, es un lugar de gran dinamismo cultural. En las siguientes secciones se repasa la historia y qué ver en Ibiza, la isla más movida de las Baleares. ¿Te animas a descubrir qué ver en Ibiza?

Planifica tu escapada a Ibiza

Hay muchísimo que hacer y qué ver en Ibiza. Además de su gran ambiente de ocio nocturno, Ibiza esconde un rico patrimonio cultural, histórico y monumental. La ciudad se recorre en uno o dos días, dependiendo del tiempo que dejen libres sus tentadoras playas. Otra visita imprescindible para el turista es el Parque Natural de Ses Salines ubicado al sur de la isla ibicenca.

Si se tiene más tiempo también es posible visitar San Agustín d´es Vedrá u optar por ir hacia el norte, a Santa Eulària des Riu. Ambas se sitúan a tan solo 20 minutos de la capital. En las páginas sobre dónde Dormir y Comer en Ibiza están las mejores opciones gastronómicas y de alojamiento de la isla. Para acceder a los mejores planes de toda la provincia pincha aquí.

¿Quieres conocer este sitio?

Antes de abordar lo que ver en Ibiza capital, merece la pena repasar su historia. La documentada se inicia en el año 654 a. C., cuando los fenicios fundaron Ibosim. Dicha posición fue tomada más tarde por los cartagineses.

Durante la segunda guerra púnica, los hermanos Escipiones, padre y tío del mítico Escipión el Africano, conquistaron la isla. Sin embargo, no consiguieron tomar la fortaleza, retirándose ante la llegada de auxilio. De estas épocas púnica y romana se ha conservado la necrópolis de Puig des Molins. Con más de 4000 sepulturas, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

Ibiza acabó rendida a los romanos, que la denominan Ebusus. Estos mantuvieron sus estructuras de gobierno hasta el momento en que recibió el título de municipio romano. El responsable de otorgárselo fue el Emperador Vespasiano, hacia el 70 d.C.

Hay pocos datos registrados sobre los saqueos de los vándalos, frecuentes en esta zona tras la caída del Imperio Romano. Los bizantinos la conquistaron en el 534. Tras un periodo de supuesto abandono, quedó bajo poder de las tropas del Califato de Córdoba en el año 902. Los musulmanes encerraron la ciudad en una muralla triple y le dieron el nombre de Yebisah. Equivalente al casco antiguo, hoy es conocido como “Dalt Vila”.

En 1235, la ciudad fue conquistada por Guillem Montgrí, que la dividió entre los conquistadores instalando un sistema feudal. La triple división islámica fue así sustituida por una jurisdicción de cuartos. Por motivos de seguridad, la población musulmana fue deportada masivamente.

Se sustituyó por gerundenses que corrieron mejor suerte que los que fueron a Formentera. La isla formó entonces parte del nuevo reino de Mallorca, dependiente de las Cortes de Aragón. En el año 1354, el rey de Castilla Pedro I asaltó por sorpresa Ibiza, saqueándola.

Durante la Edad Media se erigieron nuevos edificios, tanto civiles como religiosos. En la parte más alta de la ciudad se instaló la sede de la Universidad. Por su parte, la Iglesia de Santa María, bonito edificio que ver en Ibiza, fue ampliada con la construcción del ábside gótico y la torre del campanario. Además, el recinto del castillo-almudaina fue adaptado a las nuevas necesidades militares y políticas. Así, sirvió como residencia habitual de representantes y gobernadores.

En el siglo XVI, durante la revuelta de las Germanías, el obispo de Palma de Mallorca se trasladó a Ibiza. Logró mantener la isla en paz. En esa misma centuria, el monarca Felipe II promovió la construcción de una muralla. Partiendo de la musulmana, según proyecto del italiano Giovanni Battista Calvi, confirmaba el papel estratégico de Ibiza para la defensa de los territorios del Mediterráneo.

qué ver en Ibiza
Portal Nou

En 1705 la isla se declaró partidaria del archiduque Carlos de Austria. Por los Decretos de Nueva Planta (1715) se sustituyó su anterior gobierno de cuartones por el de municipios, con un total de dieciocho. En 1782, el rey Carlos III otorgó el título de ciudad y se estableció en ella una sede episcopal. Esto supuso que la antigua parroquia de Santa María pasara a ser Catedral.

El 1 de junio de 1806 se produjo enfrente del puerto de Ibiza un duelo de altura. El lance se dio entre la goleta ibicenca San Antonio y Santa Isabel y el Felicity, navío del más famoso corsario inglés de la época, un gibraltareño conocido como “el Papa”.

La captura del Felicity se ha venido celebrando desde entonces. Por ello, Ibiza es uno de los escasos lugares del mundo donde hay un monumento a los corsarios, los propios claro. Resulta algo paradójico en una isla que sufrió la devastación de los asaltantes otomanos durante siglos.

En los tres primeros meses de la Guerra Civil Española se produjeron sucesivas masacres. Durante julio los sublevados contra la República se hicieron con el control de la isla, asesinando a simpatizantes de las organizaciones de izquierdas. En agosto, tropas republicanas conquistaron la isla, ejecutando a los fascistas que encontraron. El 13 de septiembre tres aviones italianos bombardearon Dalt Vila y la Marina, matando a cuarenta personas.

En represalia, milicianos anarquistas asesinaron a un centenar de prisioneros “derechistas”, entre ellos 21 sacerdotes. A la semana siguiente, un destacamento de mallorquines comandados por el fascista italiano “Conde Rossi” conquistó la isla. Durante el ataque masacraron a los simpatizantes republicanos que no se habían marchado.

A partir de los años cincuenta, tanto la ciudad como la isla han tenido un gran desarrollo turístico. Hoy Ibiza es una ciudad internacionalmente conocida debido a su gran turismo cosmopolita.

A continuación, descubre lo mejor que ver en Ibiza, la grande de las Islas Pitiusas.

No solamente hay playas y fiesta, sino mucho patrimonio que ver en Ibiza capital. Ya opte por la vertiente paisajística o la histórico-cultural, el visitante no saldrá decepcionado. La ciudad está dividida en diferentes barrios o zonas: Dalt Vila, Sa Penya, Sa Marina, Ensanche y Puig des Molins.

Dalt Vila es la ciudad antigua, el barrio más característico de Ibiza. Posee calles estrechas y empedradas, rodeado por el trazado de las antiguas murallas musulmanas y renacentistas. Además ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999, junto con la necrópolis fenicio-púnica de Puig des Molins. Las murallas son, de hecho, el monumento más importante de Ibiza. Fueron construidas sobre los antiguos muros musulmanes por orden de Felipe II.

El mejor lugar para acceder al casco histórico es el Portal de Ses Taules, puerta principal en el recinto de la muralla renacentista del siglo XVI. Se encuentra flanqueada por dos estatuas romanas, que supuestamente guardaban a la ciudad del enemigo. De ahí se pasa al Pati d’Armes (Patio de Armas), adoquinado, y a la plaza principal. Esta es la Plaza de la Villa, uno de los núcleos con mayor animación y bullicio de esta parte de la ciudad.

No obstante, hay también otras puertas de acceso que ver en Ibiza. Buen ejemplo podría ser el Portal Nou (Portal Nuevo), menos empinado y con grandes soportales de madera que albergan casas de estilo gótico catalán, tiendas de recuerdos y galerías de arte. Por otro lado, el Portal de Sant Joan, al pie del baluarte del mismo nombre, acoge en la actualidad el Museu d’Art Contemporani. El espacio contiene una interesante colección de obras pictóricas y escultóricas contemporáneas.

Desde los baluartes de la fortaleza se tiene una maravillosa vista sobre la ciudad. La torre más amplia y mejor dotada de las siete que tiene el perímetro amurallado es la del Baluarte de Santa Lucía. Tal lugar sirve de escenario de un festival de jazz cada mes de julio. Otro baluarte con buenas vistas es el de Santa Tecla, justo detrás de la Plaza de España. Si uno dispone de tiempo, merece la pena ir a los demás: desde los siete se disfruta de magníficas vistas.

En la Plaza de España destaca, además de la Estatua del Conquistador Guillem Montgrí, el edificio del Ayuntamiento. La construcción ocupa las dependencias del antiguo convento de los dominicos desde 1838 y la Iglesia de Santo Domingo. Esta última es la antigua iglesia del monasterio. De estilo primordialmente barroco, ha sufrido numerosas modificaciones. Tiene una única nave, de 31 metros de largo y cinco capillas laterales a cada lado. En distintas épocas sirvió de prisión, hospital, escuela, instituto o alcaldía. Son especialmente llamativas las tres cúpulas cubiertas de teja al estilo valenciano.

El Seminario se halla en la Plaza de Dalt Vila y su torre es uno de los escasos restos del arte musulmán en Ibiza. Alrededor de esta plaza también se pueden observar las estructuras de diferentes casas señoriales. Por otro lado, la pequeña Iglesia de l’Hospitalet (s. XV) mantiene la arquitectura de las iglesias rurales de Ibiza, aunque en la actualidad es una sala de exposiciones.

qué ver en Ibiza
Dalt Vila o parte vieja de la ciudad

Pero lo más sobresaliente de Dalt Vila, y de lo mejor que ver en Ibiza, es la parte alta de la ciudadela. Allí se halla la Catedral de Santa María y el Castell o Almudaina. El espacio es el núcleo fundacional de la ciudad. El conjunto ocupa el punto más elevado, elegido como lugar de culto por distintas civilizaciones a lo largo de los siglos.

La catedral se sitúa en el lugar de la antigua Iglesia de Santa María, del siglo XIII,. A su vez, esta se edificó sobre una antigua mezquita y fue sucesivamente ampliada del siglo XIV al XVIII. En todo caso, siempre mantuvo un aspecto general gótico. El exterior del templo que ver en Ibiza destaca por su sobriedad y la robustez de sus contrafuertes.

En cambio, el interior es más barroco y cuenta con importantes obras de arte. Muchas de ellas se exponen en el Museo Diocesano, con acceso desde el mismo templo. También en la plaza de la Catedral se encuentra el Museu Arqueològic d’Eivissa i Formentera. Tal espacio acoge exposiciones de la historia y arqueología de las Islas Pitiusas en diferentes épocas. Se recorren eras como la prehistoria, fenicia, púnica, romana y medieval islámica.

En cuanto al castillo, es de planta cuadrangular con torres en las esquinas. Recuerda la estructura de los qars, estructuras fortificadas, islámicos. En su parte sur se halla la Casa del Gobernador, un conjunto de edificaciones residencias de los representantes del gobierno. Según el cronista Ramón Muntaner, en ella se debió alojar el rey Alfonso III de Aragón en 1286.

El resto de los barrios que ver en Ibiza, extramuros, quedan bastantes enclaves que ver en Ibiza. Sa Penya es el antiguo arrabal de pescadores, situado entre el puerto y las murallas de Dalt Vila. Está formado por estrechas calles laberínticas y casas de color blanco. Tiene un cierto grado de degradación, lo que es una lástima. De estar verdaderamente cuidado y dinamizado, podría ser un gran símbolo de la ciudad, al ser un barrio distinto, cuyas casas ya no se construyen y rincones llamativos que lo hacen singular.

Sa Marina, al norte del Baluarte de San Juan, es el que acoge los comercios más de moda y el Teatre Pereyra, un conocido bar-restaurante con música en directo. El Puerto es otro lugar frecuentado, la verdadera cara marinera del barrio. No faltan yates de lujo amarrados.

En esta zona de Sa Marina también se alza el sorprendente Monumento a los Corsarios. Cabe recalcar que homenajea no a los que asolaron la isla, sino a uno local. Existen multitud de bares, restaurantes y tiendas de souvenirs para adquirir recuerdos de la visita.

El Ensanche tiene como punto neurálgico el Passeig de Vara del Rey, zona vital con cafeterías y restaurantes. Asimismo, destaca el Mercat des Peix (Mercado del Pescado) y el Mercat de ses Verdures (Mercado de Verduras). Desde él se comienza la subida al Portal de ses Taules, que da entrada a Dalt Vila.

Cerrando lo que ver en Ibiza extramuros se encuentra el Yacimiento de Puig des Molins. Se llama de esta manera por los olivos y molinos que allí existían en el siglo XIX. Después de diversas excavaciones en la colina, se descubrieron más de 4000 sepulturas, lo que demostró que mucho antes de ser olivar era una necrópolis de la época púnica y romana. Tras estos hallazgos se acondicionó el Museu del Puig des Molins, donde se pueden contemplar muchas de las piezas extraídas de las excavaciones: collares, armas, monedas, joyas e incluso sarcófagos.

Por todo ello, el viajero debe pensar que la visita a Ibiza es algo más que sol, playa y fiestas desenfrenadas, elementos de los que siempre se habla en los medios de comunicación. Hay mucho que ver en Ibiza a nivel cultural e histórico.

En conclusión, esto es lo más importante que ver en Ibiza.

Imprescindibles

Dónde dormir en Ibiza y qué ver en la Pitiusa
Calle típica de Ibiza
qué ver en Ibiza
Torre des Savinar

Datos prácticos

Coordenadas

38° 54′ 32″ N, 1° 25′ 58″ E

Distancias

Aeropuerto de Sant Jordi (5 km), Sant Agustí d´es Vedrá (14 km), Sant Antoni de Portmany 17 km.

Aparcamiento

Hay cierta dificultad para estacionar en la ciudad de Ibiza. Es imprescindible buscar aparcamientos, normalmente de pago, Es Soto (en la parte trasera del acceso a Dalt Vila o parte vieja).

Habitantes

50.401 (2013).

Altitud

0 – 99 m.

He aquí las grandes festividades que ver en Ibiza capital: Carnavales (febrero), Semana Santa, San Juan (24 de junio), Nuestra Señora de las Nieves (primera quincena de agosto), Virgen del Carmen (16 de julio)

Estos son otros eventos que ver en Ibiza capital: Mercadillo medieval y artesano, Festival de Jazz (mes de julio), Feria del Libro Antiguo y de Ocasión (segundo fin de semana de mayo). En lo deportivo, competición de triatlón ‘Hombre de Hierro’ y la regata ‘La Ruta de la Sal ’.

Cestería, sombreros, bordados, cerámica tradicional, licores típicos de la isla, ropa adlib.

Otros destinos próximos


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Cerca del Estrecho de Gibraltar se extiende este municipio famoso por sus espacios naturales y Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Surgida a raíz de la conquista británica de Gibraltar, este municipio gaditano fue creado por Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Parte del término municipal de Chiclana de la Frontera, esta zona ha destacado por muy Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]A menos de 5 kilómetros de Benavente, río Órbigo mediante, se ubica esta localidad de Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Fuentesaúco es un municipio capital de la comarca de La Guareña, en la provincia de Más información

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar