Broto es un municipio de la provincia de Huesca, cabecera del Valle de Broto. Ubicado en el Pirineo aragonés, se encuentra dentro de la comarca de Sobrarbe y en la entrada al valle de Ordesa, junto al río Ara que divide la localidad en el barrio de la Santa Cruz y el barrio de los Porches. Se trata además de un mirador del espectacular Mondarruego, acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido del que parte del término municipal forma parte.

Broto
Broto separado por el río | Shutterstock

Paisajes de montañas en este pequeño pueblo aragonés conocido por la cascada de Sorrosal, a solo cinco minutos a pie desde el centro. Además, hay que ver en Broto la iglesia de San Pedro Apóstol, que data del siglo XVI y combina la arquitectura gótica aragonesa con el renacentismo. El término municipal de Broto comprende los núcleos de Asín de Broto, Ayerbe de Broto, Basarán, Buesa, Bergua, Escartín, Oto, Otal, Yosa y Sarvisé.

Cascada de Sorrosal

cascada de Sorrosal
Cascada de Sorrosal | Shutterstock

La cascada de Sorrosal es, quizá, el elemento que más caracteriza a Broto. A solo cinco minutos a pie desde el centro de la localidad se llega a este salto de agua que se precipita de una pared rocosa una altura de 50 metros. De hecho, las vistas desde Broto son espectaculares. Se ubica en el margen derecho del río y junto a ella se encuentra una vía ferrata. El nivel es sencillo, por lo que es perfecta para principiantes.

En Broto solo se conserva el puente románico que cruza por encima del río Sorrosal, al lado de la cascada. No obstante, está cerrado al tránsito de personas, las cuales usan el puente paralelo instalado a pocos metros, a través del cual se llega a la vecina Oto.

Iglesia de San Pedro

Broto, Huesca
Iglesia de San Pedro y la cascada al fondo | Broto.es

Este templo consagrado a San Pedro se erigió en 1578. Su arquitectura combina el estilo gótico aragonés con el renacentismo. Sus dimensiones son mayores que la mayoría de las demás iglesias que se hallan en el valle. Cuenta también con un campanario que culmina con almenas y aspilleras situadas en su fachada para su defensa. Se trata de un ejemplo claro de iglesia fortificada altaragonesa.

Iglesia de San Pedro en Broto
Iglesia de San Pedro | Foto: Diego Delso

Para cerrar el templo se han instalado unas rejas de hierro de forja que tienen motivos ornamentales. Por su parte, la portalada cuenta con figuritas de santos esculpidas en la piedra. En una de estas pequeñas figuras puede leerse “S. IOAN”, es decir, San Juan en lengua aragonesa tal y como se escribía en el siglo XVI. En ella también se lee la fecha de construcción del templo ya citada. Son también del siglo XVI la ermita de San Clemente y la ermita de San Blas, ejemplo de la arquitectura tradicional que aún se conserva en el término municipal.

Ermita de San Bartolomé

Perteneciente al término municipal de Broto, Bergua es una de sus bonitas localidades. De siglos anteriores conserva una curiosa arquitectura. Aquí pueden verse dos torres defensivas gemelas construidas en el siglo XVI. Estas torres poseen una planta rectangular con ventanales y saeteras. También cuenta con una iglesia del XVI que está erigida sobre otra anterior románica.

Cerca de Bergua se encuentra la ermita de San Bartolomé, declarada Bien de Interés Cultural. Un templo del X y XI que presenta una planta rectangular con triple ábside de estilo prerrománico y en la que se hayan frescos del siglo XVII. El edificio está construido en mampostería y sillarejo. Desde Bergua hay que coger un camino al este de la pista que lleva hasta la ermita.

Barrio de Santa Cruz y el barrio de los Porches

Broto, Huesca
Broto | Shutterstock

Son los dos barrios que forman Broto, separados uno a cada orilla del río Ara. El barrio de Santa Cruz por la zona del norte y el barrio de los Porches al sur. El considerar barrios distintos a varias agrupaciones de casas que están separadas por el curso de un río sobre el que cruza un puente es una costumbre muy típica de los pueblos del Alto Aragón. Con anterioridad, los barrios estaban unidos por un puente medieval que quedó destruido durante la Guerra Civil. En la actualidad, la carretera circula entre ambos barrios gracias a un puente de hormigón.

Grabados de la Cárcel

Torre de la cárcel de Broto | Foto: Alfonso Ferber
Torre de la cárcel de Broto | Foto: Alfonso Ferber

La cárcel de Broto es una torre de piedra que se usó como prisión del valle de Broto desde el siglo XVI al XX. En un inicio, su destino fue defender el puente medieval que estaba levantado sobre el río Ara, y así cobrar los derechos de paso. Sin embargo, tras la concesión de privilegios que los reyes aragoneses otorgaron a la Junta del Valle, poco a poco fue convirtiéndose en prisión. De esta etapa se conservan algunas saeteras en sus muros. La casa del Valle o Junta del Valle está ubicada al lado de la torre, sede de la autoridad que impartía aquí justicia.

Grabado de la cárcel de Broto | Foto: Alfonso Ferber
Grabado de la cárcel de Broto | Foto: Alfonso Ferber

El interior de la cárcel es todavía más interesante, pues aquí se guardan unos importantes grabados realizados por los mismos presos. Estos grabados se hicieron en diferentes épocas y destacan por su calidad.

Las paredes de este espacio están ennegrecidas por el hollín fruto de las hogueras que elaboraban los presos para poder calentarse. Sobre este hollín realizaban los grabados con algún objeto puntiagudo. De hecho, dentro de algunos grabados se aprecian nombres propios y figuras. Aunque uno de ellos data de 1558, la mayoría pertenecen al siglo XVIII.

Torre de Oto

Oto, Huesca
Oto | Foto: Diego Delso

Otra de las localidades que conforman este término municipal es Oto. La torre de Oto se construyó a finales del XV o comienzos del XVI, y se usó como cárcel durante los siglos posteriores. La realidad es que se desconoce la fecha exacta de su construcción. Aunque la gran mayoría de las torres similares en Sobrarbe datan del XVI, algunos testimonios y las peculiaridades de sus vanos indican que la torre de Oto ya existía en 1512. Dentro del patrimonio cultural aragonés, la torre está declarada Bien de Interés Cultural.

Datos prácticos

Coordenadas

42°36′14″N 0°07′09″O

Distancias

Huesca 88 km, Zaragoza 157 km, Madrid 469 km.

Aparcamiento

En el centro de la localidad o alrededores.

Altitud

905 m.

Habitantes

522 (en 2019)

Además de todo lo que ver en Broto, nada como disfrutar de sus fiestas. La Fiesta Mayor, el primer fin de semana de octubre, en honor a la Virgen del Rosario. La Fiesta de Invierno, el tres de febrero en honor a San Blas. También se realizan varias romerías a lo largo del año.


Enable Notifications.    Ok No thanks