Ardales

El último bastión rebelde

El que fue impenetrable reducto del rebelde Omar ben Hafsun es una bella localidad desde la que a punto se estuvo de cambiar la historia de España. Está rodeada de bellos entornos naturales e importantísimos yacimientos arqueológicos. En sus cercanías se perdió el corazón del más grande rey de Escocia.

Planifica tu escapada a Ardales

Este pueblo ubicado a los pies de un escarpado cerro se puede recorrer en una mañana: edificaciones interesantes como las ruinas del Castillo de la Peña o la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios. En el pueblo hay un centro de interpretación de la Cueva de Ardales en el que se realizan unas interesantes visitas al yacimiento; también están las ruinas del castillo de Turón y de la épica fortaleza de Bobastro. Estas visitas pueden ocupar un día más. Los aficionados al turismo activo deben de dirigirse por la carretera MA444 al Desfiladero de los Gaitanes para recorrer el espectacular Camino del Rey, una de las sendas más famosas de España. Otra opción es dirigirse hacia el noreste a la histórica villa de Antequera lugar que merece hasta dos días de visita o acercarse al Embalse Conde del Guadalhorce. En cualquier caso, no dejen de visitar nuestra sección Dormir y Comer en Ardales para descubrir la gastronomía local y los mejores establecimientos de la zona.

¿Quieres conocer este sitio?

En la importante Cueva de Ardales (o “de Doña Trinidad”) se han encontrado vestigios de arte de hace veinte mil años.

La zona de la llamada Mesa de Villaverde debió de estar poblada por ermitaños en el siglo VI, según indican algunos elementos de la Ermita de Villaverde. También hay restos de campamentos y necrópolis visigodas en otras partes del valle.

A partir del año 716 la zona de Ardales es conquistada y forma parte de la cora o provincia de Rayya, que comprende gran parte de la actual Málaga. El emir Al Tagafi la denominó Ard Allah (Jardín de Diós) por su tierra fértil y bella. Una de las familias de propietarios hispano godos residentes allí se convertiría al Islam, adoptando el nombre de Hafsun. El año 875 el joven Omar Ben Hafsun comete un asesinato, se escapa y desde el año 879 va encadenando distintas acciones de rebeldía que le llevan a organizar un territorio independiente que llegaría a comprender la mayor parte de las actuales provincias de Málaga y Granada; derrotando varias veces al ejército de los Omeyas y a punto estuvo de conquistar la ciudad de Córdoba, capital del emirato. En el año 888, durante un asedio a Bobastro falleció por enfermedad el emir cordobés Al Mundir.

En el año 899 Omar decidió abjurar de su religión islámica y bautizarse, lo que le supuso el abandono de gran parte de sus seguidores muladíes, que se mantuvieron en su nueva religión. Tras una larga campaña en que los cordobeses fueron conquistando una a una las fortalezas rebeldes de la sierra, el 19 de enero del 928 las tropas del emir Abderramán III consiguen tomar la fortaleza de Bobastro, defendida por el hijo de Omar ben Hafsun. En su conjunto, la rebeldía había durado unos cincuenta años. Al decidirse la formación de la nueva cora de Ronda en el año 930 la zona es adscrita a ésta demarcación; hacia el siglo XIII pasaría a formar parte de la cora de Rayya, radicada en Málaga.

castillo pena ardales foto antigua
Vista del Castillo de la Peña en 1978

En agosto de 1330 en el cercano castillo de Turón se estableció el cuartel general del rey Alfonso XI, desde el que se trataba de conquistar el castillo de Teba. En una escaramuza murió el famoso caballero escocés Sir James Douglas, que portaba consigo una urna con el corazón de su rey, Roberto I de Escocia. El cuerpo del caballero y la urna serían devueltos por el rey granadino Mohamed IV a Alfonso XI, que los mandó a Escocia. Los castellanos conquistarían el castillo de Teba, pero no el de Ardales, que resistió hasta 1362, en que fue conquistado por el rey Pedro I; seis años después sería recuperado por los granadinos, junto con Turón.

Después de unas décadas de paz, en 1433 el castillo de Ardales fue conquistado, para volver a perderse en 1447. Hacia 1453, el alcaide del castillo de Teba, Juan Ramírez de Guzmán, la conquista definitivamente, pasando a formar parte de su señorío.

Lo más interesante de Ardales son los contornos, tanto al sur como al norte, pero comenzamos por el cuidado casco urbano del pueblo, dirigiéndonos a las ruinas del Castillo de la Peña (fundado hacia el siglo IX). Estas consisten en el Alcázar situado en lo alto, de planta rectangular, y los restos de la cerca exterior, que se adapta al roquedal. Pegado a esa última muralla está la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, cuyo aspecto actual es del siglo XVIII, aunque conserva la cubierta mudéjar del siglo XVI en su nave central. De su exterior destacamos la torre con decoración cerámica y su bella portada barroca.

En la plaza está el Convento de los Capuchinos, edificado entre los siglos XVII y XVIII, se identifica por su espadaña rematada con almenas; su iglesia es de estilo barroco.

ardales
Vista del castillo y del pueblo en la actualidad

A la entrada del pueblo, en el centro de interpretación prehistórico de la Cueva de Ardales pueda concertarse la visita a la célebre Cueva de Ardales (en el teléfono 952458046 hasta un máximo de 15 personas al día), situada a un par de kilómetros del pueblo al sudeste, por la carretera MA 442 dirección Carratraca.

En dirección sudoeste, a tres kilómetros de Ardales por la carretera MA 446, se encuentra el Castillo de Turón, una espectacular fortaleza cuyos contornos, en agosto de 1330 murió combatiendo como cruzado el famoso caballero escocés Sir James Douglas, portador de una urna con el corazón de su rey Roberto I the bruce. El cuerpo del caballero y la urna sería devueltos por el rey granadino Mohamed IV y reenviados a Escocia por Alfonso XI. El actual edificio fue edificado en 1362 por el reino nazarí de Granada para proteger esta parte de la frontera con Castilla.

Desde Ardales, en dirección norte, por la carretera MA 444 que rodea los embalses del Guadalhorce – Guadalteba, se llega al llamado “Sillón del rey”, unos bancos y mesas de piedra donde Alfonso XIII firmó en 1921 la finalización de las obras. Cerca de los embalses está el bello Desfiladero de los Gaitanes y el espectacular Caminito del Rey. Antes de llegar a la aldea de El Chorro hay una desviación hacia el cerro denominado “Las mesas de Villaverde”, en el recorrido hay una desviación peatonal para subir al roquedal donde están las ruinas del irreductible Castillo de Bobastro, que Omar Ben Hafsun y sus seguidores defendieron durante unos cincuenta años frente a los emires de Córdoba. También se conservan las ruinas de la única basílica mozárabe de Andalucía, así como restos de otros edificios. Desde allí también pueden disfrutarse de espectaculares vistas. Regresando a la carretera se llega a la aldea de El Chorro.

Imprescindibles

Dónde dormir en Ardales
Caminito del Rey
Dónde dormir en Ardales
Embalse Conde del Guadalhorce

Datos prácticos

Coordenadas

36° 52′ 40″ N, 4° 50′ 41″ W

Distancias

Málaga 73 km, Sevilla 173 km, Madrid 484 km

Aparcamiento

Sin dificultad

Altitud

666 m

Habitantes

2606 (2012)

Fiesta de la Matanza (febrero), San Isidro (Fiesta patronal, 15 de mayo), La Feria (primer fin de semana de septiembre con romería el día 8, Día de la Patrona la Virgen Villaverde)

Ruta de la tapa (octubre)

Trabajos de esparto, Trabajos de hierro, Encaje de bolillos

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar