Que ver en Palos de La Frontera y La Rábida

Cuna del descubrimiento de América

El santuario de los americanistas está en el Monasterio de La Rábida, situado a pocos kilómetros del pueblo de Palos de la Frontera, bella y blanca localidad rodeada de campos de fresa e instalaciones petrolíferas que no deben disuadir su visita.

Planifica tu escapada a Palos de la Frontera

La visita al Monasterio de La Rábida, el Muelle de los Descubridores, el Centro de Interpretación y demás lugares monumentales mencionados en el apartado Qué ver en Palos de la Frontera puede llevarnos una mañana. Pero para completar el recorrido por los espacios naturales anexos —Jardín Botánico José Celestino Mutis y el Paraje Natural Estero de Domingo Rubio— se necesitan unas horas más. Los aficionados al avistamiento de aves pueden visitar la cercana Laguna de Palos y las Madres o dirigirse por la carretera de la costa hasta el Parque natural de Doñana. Muy cerca de Palos está la localidad de Moguer, tan asociada a la gesta americana como a la figura de Juan Ramón Jiménez. Otra visita próxima es la de la ciudad de Huelva, con interesantes centros de interpretación y toda clase de servicios. Para conocer la gastronomía local y elegir entre los numerosos establecimientos donde parar en esta zona ofrecemos nuestra página de reservas Dormir y Comer en Palos de la Frontera; para ampliar las opciones puede convenir consultar nuestra página de Huelva capital.

¿Quieres conocer este sitio?

Su territorio es ocupado por los árabes hacia el año 712, formando parte de la cora o provincia de Lebla (Niebla) del califato cordobés. En el siglo XII la población es parte de los reinos taifa de Niebla y Sevilla. En 1145 los almohades toman la zona a los almorávides. En 1234 se vuelve a proclamar la taifa de Lebla a la que perteneció la localidad.

En 1322 el rey conquista la zona y se la dona al caballero Alfonso Carro. La localidad vuelve a ser propiedad de la Corona, hasta que en 1379 el rey Juan I se la entrega en señorío al jovencísimo caballero Álvar Pérez de Guzmán quien procede a repoblarla y a promover el cultivo del olivo. Las hijas de éste se casaron con el conde de Miranda y con el conde de Cifuentes, repartiéndose por la mitad el señorío; sus descendientes transmitirán esas tierras al duque de Medina-Sidonia y a los Reyes Católicos.

A partir de la entrada en guerra de Portugal a favor de Juana, “La Beltraneja”, en 1470, los marineros de Palos consiguen autorización para atacar el tráfico mercantil portugués y sus colonias en Guinea, enriqueciéndose considerablemente con el corso; una actividad que se detiene con la paz de 1479. En los años sucesivos los marinos de Palos continuaron atacando naves y pescando en aguas portuguesas, por lo que fueron castigados por los reyes a prestar servicios gratuitos a la Corona.

En la plaza de la iglesia de San Jorge, el 23 de mayo de 1492, un pregonero leyó la Real provisión de los reyes por la que se ordenaba a los armadores condenados a poner sus naves al servicio de Cristóbal Colón, que por entonces residía en el Monasterio de la Rábida, desde el que se le brindaba apoyo. A pesar de ello el navegante no conseguía su propósito, pues nadie quería participar en su empresa; la situación cambió cuando Los Pinzones, unos armadores locales, decidieron acompañarle. El 3 de agosto una nao y dos carabelas se hicieron a la mar.

En mayo de 1642 las tropas portuguesas cruzan el río Guadiana con la aquiescencia del marqués de Ayamonte, llegando hasta el río Tinto; entonces el concejo de Palos añade el “de la frontera” a su nombre, recalcando así su fidelidad al rey. En los siglos siguientes la localidad pierde población por la concentración del tráfico marítimo en Cádiz, restando solo 125 habitantes en el siglo XVIII.

El 22 de enero de 1926, desde su muelle de la Calzadilla despegó el hidroavión Plus Ultra, gobernado por los comandantes Franco y Ruíz de Alda, con el mecánico Rada. En siete etapas conseguirán volar hasta Argentina, estableciendo un record mundial.

foto antigua rabida
Campesinos junto al Monasterio La Rábida, a principios del siglo XX

En 1967 se inaugura la refinería de petróleo de la Rábida en su término municipal. En esa época también se incrementa el cultivo de fresón para la exportación.

En la colina, embellecida por cuidados jardines, comenzamos el recorrido en el Monasterio de la Rábida, centro neurálgico de la visita a los lugares colombinos. El Monumento a los Descubridores, una blanca columna repleta de escenas talladas referentes a la colonización americana, conmemora el IV Centenario del viaje. El aspecto exterior del monasterio denota la austeridad de la orden de San Francisco de Asís (a quien se le atribuye la fundación del mismo). Las primeras salas de la visita están decoradas con frescos -mezcla de figuración y cubismo- del pintor onubense Daniel Vázquez Díaz, que relatan la gesta colombina.

La Iglesia del Monasterio, de comienzos del siglo XV, luce un bello artesonado de madera y estilo mudéjar, algunos importantes frescos de la época y cuadros del siglo XVIII sobre la Vida de San Francisco; la figura del Cristo sobre el altar es moderna ya que la original fue quemada en julio de 1936. En la capilla de la derecha se guarda la bellísima imagen en alabastro de la Virgen de los Milagros (s. XIV) patrona del monasterio; ante ella oraron Colón y sus marineros días antes de zarpar. El bello sagrario es sevillano, de 1953.

El claustro de estilo mudéjar (s. XV) permanece igual que en tiempos de Colón, salvo las almenas de la parte alta, construidas en el siglo XVIII como defensa frente a los piratas. El sobrio refectorio, con muebles de madera, comunica el ambiente de la comunidad franciscana. su crucifijo del siglo XV debió de ser visto por Colón en los almuerzos que compartió con los frailes en ese lugar. La Sala Capitular tiene una mesa sobre la que se especula que el Almirante puso los planos y papeles con los que discutiría con los frailes sobre el proyecto; el artesonado del techo es del siglo XVIII.

Ya fuera del monasterio, en el cercano Muelle de las Carabelas hay un espacio acondicionado como Centro de Interpretación con paneles y un excelente audiovisual de 22 minutos de duración. En el exterior se encuentran tres réplicas a tamaño real de aquellas embarcaciones, cuyo interior es visitable, así como la recreación de un puerto medieval y una isla caribeña. A su lado, en el Muelle de la Reina, se ha ubicado el Monumento al Plus Ultra, el hidroavión del primer vuelo trasatlántico a Sudamérica y el Foro Iberoamericano, un auditorio para la celebración de eventos.

iglesia palos frontera
Iglesia de San Jorge

Cerca del muelle se extienden las doce hectáreas del Jardín Botánico José Celestino Mutis, con especies americanas y europeas, así como un lago y plazas con la representativa de cada país. Para quien esté interesado en la naturaleza, a poca distancia, se encuentra el Paraje Natural Estero de Domingo Rubio, 480 hectáreas de marismas de alto valor ecológico, y no lejos, la Laguna de Palos y las Madres.

A unos cinco kilómetros está el pueblo de Palos de la Frontera, de bellas y bien ordenadas casas blancas. La visita la comenzamos en la austera fachada de la Iglesia de San Jorge, edificada por el conde de Miranda, uno de los Señores del siglo XV. Allí estuvieron rezando Colón y su tripulación la madrugada previa a la salida por la llamada Puerta de los Novios hacia las naves. En su interior gótico mudéjar destacamos la imagen de alabastro de Santa Ana (s. XIII), así como sus pinturas al fresco del siglo XVI. Detrás de la iglesia, bajando por un sendero, se accede al templete de estilo mudéjar denominado La Fontanilla, cuyo caudal de agua se empleaba para surtir a los navíos.

La Casa Museo de Martín Alonso Pinzón es un edificio renacentista edificado en el siglo XVI, donde se explica la fundamental contribución de éste marino de Palos al Descubrimiento. En la Plaza del Comandante Franco (que dirigió el vuelo del Plus Ultra en 1926) se encuentra el Monumento a Martín Alonso Pinzón, así como el edificio del Ayuntamiento.

Imprescindibles

Dónde dormir en Palos de la Frontera y La Rábida
Muelle de las Calaberas
Dónde dormir en Palos de la Frontera y La Rábida
Claustro del monasterio

Datos prácticos

Coordenadas

37° 12′ 28.09″ N, 6° 55′ 33.3″ W

Distancias

Huelva 15 km, Sevilla 95 km, Madrid 615 km

Aparcamiento

Se recomienda dejar el vehículo en las inmediaciones de las vías de acceso al casco urbano.

Altitud

23 m

Habitantes

9809 (2012)

Carnaval, Semana Santa, Fiestas Patronales de San Jorge (23 de abril), Fiestas Patronales de Mazagán (en torno al 16 de julio), Conmemoración de la salida de las carabelas (3 de agosto), Conmemoración del regreso de las carabelas (15 de marzo), Fiesta de Nuestra Señora de los Milagros (15 de agosto) y Día de la Hispanidad (12 de octubre)

Conmemoración de la salida del Plus Ultra (22 de enero), Feria Medieval del Descubrimiento (marzo) y Romería de Nuestra Señora de los Milagros (último fin de semana de agosto)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar