Qué ver en Salobreña

La más bella prisión nazarí

Esta hermosa localidad granadina situada a orillas del río Guadalfeo es conocida por su tradicional cultivo del azúcar. Hasta cinco reyes granadinos permanecieron en ella como prisioneros. Lejos de las tragedias acaecidas durante la Guerra de Independencia, hoy es un centro de veraneo de la Costa Tropical que permite alternar la playa con las alturas de Sierra Nevada. Aquí tienes la historia y lo mejor que ver en Salobreña.

Planifica tu escapada a Salobreña

Ubicada en lo alto de un peñón, un castillo árabe corona esta localidad granadina. Sus empinadas callejuelas denotan la influencia de la época árabe. Lo que ver en Salobreña incluye atractivos como la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, la Casa Roja y el Museo Histórico Villa de Salobreña. Por ello, verla requiere de un día completo.

Muy cerca están otras históricas localidades costeras como MotrilAlmuñécar. Si en cambio se mira hacia la montaña, el Parque Nacional de Sierra Nevada es la mejor opción. En cualquier las páginas especializadas en dormir y comer en Salobreña sirven para conocer la gastronomía y alojamientos locales. Por otro lado, estar entre la playa y el monte permite disfrutar especialmente del turismo activo local.

¿Quieres conocer este sitio?

Antes de repasar lo que ver en Salobreña conviene saber un poco de historia. Desde hace unos 6.000 años el lugar ha mostrado habitación. Así, existen vestigios materiales que del Neolítico en la Cueva del Capitán. Por entonces el Peñón de Salobreña era una isla y el paisaje, hoy una fértil vega, era marítimo. Con el tiempo el entorno fue cambiando gracias al aporte de sedimentos del río. Gracias a ellos la isla dejó de serlo y el promontorio se convirtió en un cerro.

Hacia el siglo VIII a.C. llegaron los fenicios, que crearon varias factorías comerciales. Hacia el siglo VI a.C. cayó en manos de los cartagineses, pasando a formar parte de la Liga Púnica del Estrecho. En el marco de las Guerras Púnicas, Roma tomó el territorio del promontorio. Durante el Alto Imperio (siglos I-III) el lugar quedó organizado mediante villaes. Al final del dominio latino la localidad ya era conocida como Segalvina.

Con el comienzo de la invasión árabe se convirtió inmediatamente en una alquería. En el 880, durante un periodo de crisis interna del emirato de Córdoba, un líder muladí creó una grupo guerrillero compuesto por mozárabes y otros sectores de población descontentos. Durante tres décadas tal revuelta dominó un amplio territorio de las actuales provincias de Granada, Málaga y Córdoba. La fortaleza de Salobreña sería uno de sus baluartes hasta el año 912, cuando fue rendida por el ejército de Abderramán III.

Alcanzado el siglo XIV, bajo dominio nazarita, se alzó como una  importante ciudad de la que dependían varios lugares próximos. Dentro de la alcazaba contaba con un palacio real. Hasta cinco reyes de Granada estuvieron allí presos, víctimas de las conspiraciones de su Corte. Por otro lado, la zona se enriqueció notablemente con la producción de azúcar, sumando mucha población.

Más tarde, durante la última guerra civil nazarí, El Zagal se hizo con el control de Salobreña. La que conservaría durante siete años, hasta entregársela en diciembre de 1489 a los Reyes Católicos. Al año siguiente se produjo un intento de tomar el lugar por parte de Boabdil. La acción tuvo el apoyo de los moriscos, que serían expulsados de la fortaleza tras ser derrotado el monarca de Granada. Para garantizar la seguridad, Fernando el Católico nombró alcaide de Salobreña al célebre caballero Francisco Ramírez de Madrid, El Artillero.

Vista antigua del Peñón de Salobreña
Vista del Peñón de Salobreña y su playa en 1963.

En 1494 se produjo un fuerte terremoto que provocó graves derrumbes en la alcazaba. Por otro lado, a partir de 1497 colonos castellanos retomaron el cultivo de azúcar, abandonado tras la marcha de los musulmanes. Los pocos mahometanos que quedaron participaron en 1568 en la Insurrección de las Alpujarras. Por ello fueron expulsados del país.

Durante el siglo XVI la industria del azúcar era pujante. Sin embargo, dos siglos más tarde estuvo a punto de ser sustituido por el del algodón. Ante su ineficacia frente a la artillería, a mediados del XVIII se dejaron de mantener el Castillo de Salobreña y las murallas.

Durante la Guerra de la Independencia la localidad fue un importante núcleo de resistencia. En el otoño de 1810 el Castillo de Salobreña fue defendido por una legión de voluntarios. No obstante, estos se entregaron a los franceses del General Sebastiani a cambio del respeto de sus vidas. Faltando a su palabra, los sesenta prisioneros fueron ahorcados por los napoleónicos. Esto llevó a una salvaje persecución de los afrancesados. El ideario reaccionario caló hasta tal punto que, en 1814, el Alcalde Mayor de la Villa quemó públicamente un ejemplar de la Constitución de 1812.

En el siglo XIX se recuperó una vez más el cultivo de la caña. Para ello se emplearon técnicas traídas de Cuba. Hoy es un centro turístico de importancia, que permite el disfrute tanto del mar como de la cercana Sierra Nevada.

A continuación lo mejor que ver en Salobreña.

El Castillo de Salobreña, de llamativa y espectacular localización, domina la población desde una peña. El casco urbano lo rodea repleto de uniformes fachadas blancas. La visita comienza así en la alcazaba. En ella, durante el siglo X, se construyeron un palacio y unos jardines. Además, la fortaleza sirvió como prisión real durante los siglos XIV y XV.

El primitivo Alcázar Nazarí está compuesto por un recinto amurallado apoyado en cuatro cuatro torres. Estas son, La Vieja, La Nueva, La Torre del Polvorín y La Torre del Homenaje. Su recinto era el que acogía la jaula dorada para los monarcas caídos en desgracia. Un segundo espacio fue edificado por los castellanos a finales del siglo XV, donde destacan la Torre del Cubo y la Torre de la Batería. La última subdivisión del Castillo de Salobreña queda protegido por La Coracha y La Torre del Agua o El Baluarte.

Dónde dormir en Salobreña
Alcazaba de Salobreña

Siguiendo con lo que ver en Salobreña se alcanza la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario (S XVI). De estilo mudéjar, se levantó sobre una antigua mezquita. Llama la atención su torre-campanario almenada. Esta formaba parte del dispositivo defensivo frente a los ataques de los piratas berberiscos. Destaca la puerta de la fachada sur, de estilo árabe, y la imagen de Virgen del Rosario (siglo XVI).

Muy cerca del ayuntamiento, en la Plaza de la Iglesia se ubica La Bóveda (S. XVI). Este pasaje que ver en Salobreña comunicaba el barrio del Albaicín con la antigua medina. Por ello, se usaba principalmente para el tráfico de mercancías.

El Museo Histórico Villa de Salobreña muestra colecciones arqueológicas del pasado remoto de la localidad. Una visita complementaria será la de la Antigua Cárcel, enfrente. Además el célebre autor teatral granadino José Martín Recuerda tiene un espacio dedicado en Casa Roja de la localidad. Este repasa su trascendental labor creadora. La exótica construcción fue residencia del director de la antigua fábrica de azúcar.

En el paseo queda el Peñón, tiempo atrás un islote. Se trata de un agradable lugar que ver en Salobreña, con bellas vistas. Por último, en La Caleta, aún se conserva una de las últimas Fábrica de azúcar de Europa (siglo XIX). Se puede realizar una visita que explica la historia y el proceso productivo azucarero.

Imprescindibles

Dónde dormir en Salobreña
Vista de los acantilados
castillo salobrena
Entrada a la Alcazaba

Datos prácticos

Coordenadas

36° 44′ 48″ N, 3° 35′ 13″ W

Distancias

Granada 68 km, Sevilla 288 km, Madrid 484 km.

Aparcamiento

Parking habilitado en el parque La Fuente y numerosas zonas de aparcamiento en el centro de la ciudad.

Altitud

95 m.

Habitantes

12 622 (2012).

Estas son las principales fiestas que ver en Salobreña. La Candelaria (Lobes, 2 de febrero), Carnaval, Semana Santa, Día de la Cruz (mayo), San Juan Bautista y San Pedro (del 24 al 29 de junio) y Fiestas Patronales de Nuestra Señora del Rosario (7 de octubre).

He aquí más eventos notables que ver en Salobreña. Día de Andalucía (28 de febrero), Leyendas de Terror en el Castillo de Salobreña (sábados de julio y agosto) y Romería del Sur (7 de octubre).

Cerámica, cestería, encaje de bolillos, vidrio.

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar