6 Semanas Santas Fascinantes

La Semana Santa es una tradición única de nuestro país que cuenta con siglos de historia y atrae, cada año, a numerosos visitantes extranjeros. Durante estas fechas la devoción aflora en la piel de muchos españoles, y no es para menos, ya que muchos pasos cuentan con meses de preparación y hay muchas expectativas puestas en ellos. Hoy hemos querido seleccionar 6 formas de celebrar la Semana Santa muy peculiares que no te puedes perder:

La Pasión, Huesca

La representación de La Pasión es una de las tradiciones más conocidas y antiguas de la Semana Santa de Huesca, ya que cuenta con 65 años de historia. Se trata de un drama sacro en el que más de 150 actores representan los principales pasajes evangélicos divididos en tres actos. La escenificación se desarrolla durante el Sábado Santo, el Domingo de Resurrección y los fines de semana previos. No te la puedes perder. Descubre más AQUÍ.

Semana Santa
La Pasión / Foto: lapasionhuesca.com

Entierro de Genarín, León

Se trata de una procesión laica que se desarrolla cada Jueves Santo en el Barrio Húmedo de León organizada por la Cofradía de “San Genarín”. La celebración es una especie de parodia para homenajear a este conocido personaje que tuvo un trágico final (te lo contamos AQUÍ). Fue prohibida en 1957, pero se recuperó en los 70 y cada año atrae a más participantes. Si quieres saber más sobre esta curiosa fiesta entra AQUÍ.

Semana Santa
El entierro de Genarín / Foto: digitaldeleon.com

Las Turbas, Cuenca

Durante la madrugada del Viernes Santo se desarrolla en Cuenca el “Camino del Calvario”, más conocido como “Las Turbas”, una procesión declarada de interés turístico internacional. En ella  los participantes (turbos) se mofan de la imagen de Cristo representando las burlas a las que fue objeto Jesús camino al monte del calvario para ser crucificado. Para combatir el frío, los turbos van bebiendo el típico licor de Cuenca, el resolí, y esto ha hecho que mucha gente también la conozca, erróneamente, como la procesión de los borrachos. Descubre más sobre esta interesante fiesta AQUÍ.

Semana Santa
Las Turbas / Foto: clm24.es

Los Picaos, San Vicente de la Sonsierra

La devoción se manifiesta en forma de penitencia en este pueblo riojano cada Jueves y Viernes Santo desde hace siglos, ya que se conservan documentos que datan de 1524. Los “Disciplinantes” o penitentes deben cumplir una serie de requisitos para poder participar en la celebración, dónde se autoflagelan la espalda descubierta con una madeja y, posteriormente, se les “pica” para que brote la sangre y evite molestias posteriores. Todos los detalles sobre esta celebración los encontrarás AQUÍ.

Semana Santa
Los Picaos / Foto: pinterest.es

La Bajada del Ángel, Peñafiel

En esta localidad vallisoletana se desarrolla desde finales del S.XVIII una ceremonia muy especial para celebrar el Domingo de Resurrección. A mediodía la imagen de la Virgen se dirige cubierta con un manto negro en procesión a la Plaza del Coso, donde aparece una esfera de la que emerge un ángel que desciende con un sistema de poleas para quitarle el velo de luto.  Si quieres saber más de esta celebración entra AQUÍ.

Semana Santa
La Bajada del Ángel / Foto: periodistadigital.com

La Pasión de Cristo de Balmaseda

Durante los días de Jueves y Viernes Santo los vecinos de Balmaseda se transforman en actores para representar la Pasión de Cristo con todo lujo de detalles. Pese a que las procesiones de Semana Santa en Balmaseda están documentadas desde el siglo XVIII, estas no siempre han sido representadas por actores de carne y hueso. En 1865, vecinos del pueblo comienzan a vestir trajes de soldados romanos para representar a la guardia de los fariseos. A partir de entonces, con el paso de los años se van incorporando más personajes como Cristo, María o María Magdalena, junto a nuevos escenarios que completan la imaginería que hoy en día se representa en Balmaseda cada Jueves y Viernes Santo.

Semana Santa
La Pasión de Cristo / Foto: guiarepsol.com

Fiestas de Moros y Cristianos en España

Calles adornadas como en la Edad Media, desfiles majestuosos, batallas emocionantes… Sí: estamos hablando de las Fiestas de Moros y Cristianos, celebradas cada año en España durante varios días repletos de leyendas y espectáculos.

En estas celebraciones se rememora, de la forma más fiel posible, las cruentas batallas históricas que se libraron entre moros y cristianos durante la Reconquista de la Península Ibérica. Estas fiestas populares llaman la atención no solo por el volumen de participantes (de miles de personas), sino también porque la historia, la cultura y el jolgorio se apoderan de las calles. La indumentaria, perfectamente ambientada, logra que se reviva con más intensidad uno de los episodios más relevantes de la historia española.

Se vienen celebrando desde finales del siglo XVII, fundamentalmente en el Levante español, con epicentro en la provincia de Alicante y el sur de la provincia de Valencia. No obstante, existen muchos otros lugares españoles en los que también se realizan estos eventos.

Muchas de estas fiestas cuentan con diferentes reconocimientos de interés turístico: provincial, autonómico, nacional e incluso internacional. Es muy complicado recopilar todos los municipios que celebran Fiestas de Moros y Cristianos en España; por ello, os presentamos alguna de las más importantes:

Alcoy: la cuna de la fiesta

Moros y Cristianos
Fiesta de Moros y Cristianos en Alcoy / Foto: vozpopuli.com

Los Moros y Cristianos de Alcoy (Alicante) son los más populares por su arraigo y espectacularidad, lo que los ha convertido en una fiesta de interés internacional. Representa la batalla que tuvo lugar en 1276 entre los fieles del caudillo árabe Al Azraq, que intentaban asaltar la villa, y sus habitantes, que lucharon por defenderla. Se celebra desde el siglo XVI y rinde homenaje a su patrón San Jorge que, según cuenta la leyenda, apareció en plena batalla contribuyendo a la victoria de los cristianos.

A lo largo de varios días a principios de mayo se van sucediendo los diferentes homenajes y desfiles de ambos ejércitos. Normalmente se estima que la participación alcanza hasta 5.000 personas. En el tercer día se representa la lucha  y el asalto de las tropas musulmanas al castillo, seguido de la reconquista de la fortaleza por parte de los cristianos. El colofón final lo protagoniza San Jorge lanzando flechas desde la torre por la noche.

Villajoyosa: el desembarco de los piratas berberiscos

Moros y Cristianos
Fiesta de Moros y Cristianos en Villajoyosa / Foto: efimeroestudio.com

Otra de las localidades cuya festividad tiene reconocimiento de interés internacional es Villajoyosa (Alicante). En esta celebración se rememora el ataque de los piratas berberiscos y la oposición de los habitantes de la villa. El evento más particular de esta fiesta de Moros y Cristianos es la recreación del combate naval y el consiguiente desembarco en la playa. Se trata de un magnífico espectáculo cargado de fuegos artificiales, tambores y luces, que deja a sus espectadores atónitos.

Cada año, los más curiosos tienen la oportunidad de establecer contacto directo con esta tradición durante varios días en la segunda quincena de julio.

Caravaca de la Cruz: la celebración de los Caballos del Vino

Moros y Cristianos
Fiesta de Moros y Cristianos en Caravaca de la Cruz / Foto: pinterest.es

Caravaca de la Cruz (Murcia) es la única localidad no valenciana que ha conseguido que su fiesta de Moros y Cristianos obtenga el reconocimiento de interés internacional. Al igual que en el resto de lugares, en este evento se celebran procesiones y desfiles de ambos ejércitos. El acto con mayor relevancia es el festejo de los Caballos del Vino, en el que los equinos participan en una carrera llevando sobre ellos mantos de seda y oro bordados a mano.

Lo normal es que esta celebración tenga lugar la primera semana de mayo.

Alcázar de San Juan: la representación castellano-manchega

Moros y Cristianos
Fiesta de Moros y Cristianos en Alcázar de San Juan / Foto: herencia.net

Representando a Castilla-La Mancha, destaca la fiesta de Moros y Cristianos de Alcázar de San Juan. La música, el color y la pólvora son los protagonistas en esta conmemoración histórica. El punto de partida es la Vela de Armas, una recreación muy exacta de los nombramientos de los aspirantes a la Orden de los Caballeros del Hospital de San Juan de Jerusalén. Entre los actos celebrados destacan los desfiles de la Entrada Mora y Cristiana, la Escalada al Torreón de Don Juan de Austria, el Auto de Nombramiento de un Caballero Cristiano, la lucha entre ambos bandos y la Gran Mascletá de fuegos artificiales.

No obstante, es muy recomendable acercarse hasta el pintoresco Mercado Medieval para trasladarnos a la vida cotidiana de los alcazareños de aquellos años. Además, músicos, malabaristas, bufones y bailarines llenan las calles de alegría y amenizan a los visitantes.

Como cada año, esta festividad se celebra el fin de semana más próximo al 24 de junio, día de San Juan.

Muchos otros puntos de España como Calpe (Alicante), Altea (Alicante), Cáceres, Biar (Alicante), Benamahona (Cádiz), Campillo de Arenas (Jaén) o Elche (Alicante), también destacan por sus fiestas de Moros y Cristianos. ¿Has estado en alguna de ellas?

Texto: Carolina Cárcamo Villar

About the author