Granada / Feria del Corpus

Los granadinos incorporan todo el tipismo andaluz a la fiesta creada por mandato de los Reyes Católicos tras conquistar la ciudad en 1492

La Feria del Corpus es la fiesta mayor de Granada. Goza de todos aquellos elementos que son comunes a las ferias del sur de España, ya sea su origen religioso o comercial: recintos feriales con portadas generosamente iluminadas; casetas decoradas al estilo regional donde se degustan bebidas y platos típicos y se canta y baila flamenco; paseos de caballos y enganches engalanados; mujeres vestidas de flamenca; grandes espacios para atracciones y carruseles, y ferias taurinas. La de Granada fue creada como Fiesta Mayor por los Reyes Católicos tras la conquista de la ciudad, el 2 de enero de 1492, poniendo así fin al reino nazarí.

La Feria del Corpus nació vinculada al Corpus Christi (Cuerpo de Cristo), con la que el catolicismo conmemora la Eucaristía, en una más que deliberada proclamación de fe cristiana frente a la numerosa población musulmana que entonces albergaba la ciudad. Este hecho determina que su celebración varíe cada año en función del calendario religioso, pues el Jueves del Corpus se celebra a los 60 días del Lunes de Pascua que sigue a la Semana Santa. Durante la semana del Corpus, de lunes a domingo, los granadinos y visitantes se disponen a vivir con desbordante alegría una fiesta repleta de acontecimientos culturales, musicales, deportivos, tradicionales, taurinos y de puro ocio y diversión.

Feria del Corpus de Granada
Procesión del Corpus Christi en 1953

La Feria del Corpus arranca la tarde-noche del lunes con el pregón, las primeras actuaciones musicales y sobre la medianoche, con el encendido de la portada del Real de la Feria, cuya disposición de bombillas representa la fachada de la Catedral granadina. Y concluye el domingo siguiente con un espectáculo pirotécnico de fuegos artificiales.

En el transcurso de la semana el ambiente de fiesta se distribuye entre el centro de la ciudad y el recinto ferial, situado en el barrio del Almanjáyar, en el que se ven pasear elegantes coches de caballos con viajeros vestidos con los trajes típicos andaluces y donde el ambiente flamenco cobra todo su esplendor en las horas nocturnas. Aquí se intercalan casetas privadas y públicas estando estas últimas abiertas a quienes quieran sumergirse en la fiesta.

Feria del Corpus de Granada
Portada del Recinto Ferial representado el Patio de los Leones de la Alhambra

Las casetas privadas tienen mucha solera y son las que organizan los concursos más variopintos, sobre todo gastronómicos.

Acceder a ellas es posible si se conoce a algún casetero o si el aforo no está completo. En ellas se pueden degustar platos típicos tales como pucheros, gazpacho, choto al ajillo, fritura de pescado o espetos de sardinas, así como otros más comunes como pollo con patatas, paella, pinchitos, bocadillos y embutidos. Dos procesiones, una pagana y otra religiosa, pasean por la ciudad durante la Feria.

La primera, denominada La Pública y dirigida a niños y jóvenes, sale a la calle a media mañana del miércoles. Su personaje principal es La Tarasca, un maniquí vestido con la ropa que estará de moda esa temporada y que cabalga sobre un fiero dragón. Una de las curiosidades, porque se trata de un secreto bien guardado, reside precisamente en la sorpresa de conocer el traje que lucirá.

Al día siguiente llega el momento del Cortejo del Corpus Christi y las calles de la ciudad se abarrotan de gente para contemplarla. Sale de la Catedral con la Custodia plateresca regalada por Isabel la Católica, una de las más bellas de Andalucía, situada sobre un carro adornado con flores y acompañada por las autoridades civiles, representantes de cofradías y el público venido de varias partes de España.

La procesión va precedida por gigantes y cabezudos que representan a moros y cristianos y acompañan a la misma los niños y niñas que semanas antes. Después de una misa, parte de Catedral, a la que regresa tras pasar por la plaza de las Pasiegas y calles Mesones, Reyes Católicos, Gran Vía y Cárcel Baja. Todo el recorrido, se hace bajo unos toldos y sobre una alfombra de hierba, romero y otras especies, mientras una lluvia de pétalos cae sobre la custodia.

A diferencia de eventos similares de otras partes de España, la Feria del Corpus de Granada son las carocas y quintillas. Se trata de caricaturas, las primeras, y pequeñas frases, las segundas, que aluden a cuestiones políticas o de actualidad en forma satírica y que se exhiben al público en la plaza de la Rambla durante toda la semana de fiestas.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar