En el año 1988, unos vecinos de Buitrago del Lozoya deciden poner en práctica una idea inspirada tanto en un proyecto llevado a cabo en la localidad gerundense de Báscara como en las pastorelas que se celebraban en algunos municipios de la sierra. Continuar leyendo