Cuenta la tradición pirenaica que si tras su letargo invernal el oso sale de su cueva y ve la luna llena volverá a su interior retrasando la llegada de la primavera cuarenta días. Las trangas y los onsos de Bielsa (Huesca) pintan su cara de...Continuar leyendo