El Gobierno español  ha pedido a los supermercados que prioricen al productor nacional en sus estantes y lineales, fomentando así la compra entre los clientes al resultar más accesible. Dicha petición viene como consecuencia de la crisis del COVID-19, que está causando un daño económico notable en muchos sectores alimenticios.

Así lo ha transmitido el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en una reunión mantenida de manera telemática con las patronales de este sector: ACES (en la que se integran Lidl, Alcampo, Carrefour, El Corte Ingles y Eroski), Asedas (a la que pertenecen DIA, Mercadona y otros grupos regionales) y Anged (que engloba a los hipermercados). Durante la reunión también se ha solicitado apostar por los productos de proximidad y de temporada.



En este sentido, algunas grandes superficies ya han tomado medidas. Por ejemplo, la cadena de supermercados de origen alemán Lidl ha visto como crecía la demanda actual de leche convirtiéndose en un artículo de primera necesidad. En marzo incrementó un 23% las compras de leche de origen español, apostando por el sector lácteo de nuestro país para dar suministro a sus más de 600 tiendas en España. Por su parte, Mercadona ha vuelto a apostar recientemente por el producto de proximidad. En este caso, coincidiendo con el inicio de temporada del níspero alicantino, comprando a sus principales productores en la comarca de Marina Baixa para vender también en sus tiendas de Portugal.

Se ha demostrado mediante distintos estudios de mercado que los clientes sienten más inclinación por los productos que se encuentran en su línea visual más cercana. Según la consultora Nielsen, un 70% de las decisiones de compra por parte de los consumidores tienen lugar delante del lineal del establecimiento. De esta manera, colocar un producto de una forma u otra es un elemento fundamental para estimular su compra en más o menos medida. Por este motivo el Gobierno ha pedido colaboración a los supermercados para que ubiquen el producto nacional en los estantes alineados con la mirada de los clientes, ayudando también a los productos que más han sufrido la consecuencia derivada del cierre de bares y restaurantes.