fbpx

El castillo templario a 2 horas de Madrid

Castillo de Ucero, El castillo templario a 2 horas de Madrid

Sobre una colina a la orilla del Río Ucero se alza un antiguo castillo que divisa la villa homónima, el pueblo soriano de Ucero en Castilla y León. El Castillo de Ucero, conocido por ser la fortaleza templaria de la región, es un impresionante edificio medieval que, aunque se encuentra desgraciadamente en ruina progresiva, todavía se puede visitar para ver la estructura de lo que un día fue. De hecho, tan solo está a un par de horas de la capital española y es una experiencia imperdible durante una visita a Soria.

Origen e historia del Castillo de Ucero

Castillo de Ucero
Castillo de Ucero. | Shutterstock

Se localiza en el Parque Natural Cañón del Río Lobos y de su origen no se tiene constancia oficial. Algunos lo sitúan en el siglo XII y otros historiadores coinciden en situarlo en el siglo XIII. Lo que sí es da por seguro es que el territorio donde está ubicado ha estado habitado desde la prehistoria, ya que en diferentes puntos de la zona del parque se han hallado restos rupestres.

Se estima que, en el año 1212, Juan González de Ucero fue primer señor del castillo. Posteriormente se considera como señor de la villa a Juan García de Villamayor y, tras su fallecimiento, a su viuda doña María Alfonso de Ucero. El obispo Osma Juan Ascarón adquiere en 1302 el castillo a los nietos de García Villamayor por una cantidad simbólica.

Más tarde, con el obispo Pedro de Montoya en el siglo XV llega un momento clave, el castillo se reconstruye y se acondiciona. En el siglo XVI, Honorato Juan hace colocar su escudo de armas en la principal puerta de acceso. Un elemento que a día de hoy todavía se conserva.

A lo largo de los años, la utilización del castillo ha sido muy dispar, ya que ha sido tanto residencia para obispos como, durante un tiempo, una cárcel de clérigos. Además, sus orígenes inciertos han llevado a asociar tanto a esta fortaleza como a la Ermita de San Bartolomé, que se encuentra en sus cercanías, a la Orden del Temple.

Principales elementos del castillo

Escudo en la entrada del Castillo de Ucero
Escudo en la entrada del Castillo de Ucero. | Wikimedia

El de Ucero fue un castillo señorial que, además de servir como residencia, fue construido rodeado de muros y sobre un promontorio rocoso para defenderse de los ataques.  Se trata de una fortaleza de triple cordón defensivo o recintos amurallados protegida por un foso a la que podía accederse a través de una serie de rampas vigiladas desde la torre y un puente levadizo que daba acceso al edificio. En la entrada principal se encontraba el escudo de armas que colocó el obispo Honorato Juan y que actualmente aún se ve.

También te puede interesar  El lugar más caluroso de España y sus temperaturas extremas

La construcción contaba con un aljibe, un recipiente o cisterna tradicional árabe que servía para almacenar agua, del que a día de hoy quedan restos. Además, también se observan algunos muros que formaban las distintas dependencias o estancias.

Torre del Homenaje
Torre del Homenaje. | Shutterstock

También contaba con la Torre del Homenaje, el elemento que mejor se conserva en la actualidad. En ella destaca su techo configurado como una bóveda ojival que tiene restos de pinturas. Además, en la clave de la bóveda destaca un agnus dei o cordero de Dios, es decir, una figura de un cordero que algunos especialistas encuadran dentro de la simbología templaria.

Por otra parte, algo característico es la ventana de la torre, cuya moldura cuenta con dos gárgolas asimétricas, aunque en el exterior de la torre se pueden divisar varias gárgolas más, una de ellas tiene tres figuras y otra tiene una figura sobre la que se apoya un águila que agarra a su vez una serpiente.

Ventana del Castillo de Ucero
Ventana del Castillo de Ucero. | Shutterstock

El castillo también disponía de un pasadizo subterráneo que unía el Río Ucero con el recinto de la fortaleza, del que hoy quedan 30 metros en pie a pesar de que en gran parte está derrumbado. La principal función de este pasaje, que era una galería abovedada, era suministrar agua al castillo. Uno de los principales problemas era precisamente conseguir abastecimiento de agua debido al lugar elevado donde se encuentra.

Cómo visitar el Castillo de Ucero

Una de las mejores formas de visitar esta maravilla ubicada a dos horas de Madrid es a través de la Senda del Castillo de Ucero, dentro del Parque Natural Cañón del Río Lobos. Un camino circular a lo largo del Río Ucero que llega hasta esta espectacular fortaleza que puedes visitar de manera gratuita.

Se trata de una ruta de fácil acceso que es apta para todo tipo de personas. Para tomarla lo mejor es ir a la localidad soriana de Ucero, desde donde también se pueden visitar otros lugares siguiendo las señales del camino.

Ermita de San Bartolomé
Ermita de San Bartolomé. | Shutterstock

Aprovechando la visita, otros puntos interesantes son la Ermita de San Bartolomé, asociada a de la Orden del Temple, el nacimiento del Río Ucero y el Mirador de la Galiana, desde donde se pueden contemplar impresionantes vistas tanto de las paredes del último tramo del cañón, como el pueblo y el castillo. Todos estos puntos se localizan dentro del mismo parque natural, lo que hace de la visita una experiencia muy completa.