Sangüesa – Zangoza

“La que nunca faltó”

La ciudad de Sangüesa es uno de los principales conjuntos patrimoniales de Navarra; contiene un monumento en cada calle de su casco histórico. Su lema —y el actual escudo— se lo ganaron sus pobladores en 1312; tras derrotar a los aragoneses en una batalla decisiva. Es un lugar de paso del Camino de Santiago

Planifica tu visita a Sangüesa

El recorrido por la ciudad se puede hacer en una mañana. Muy importante fijarse en la mayor rareza arquitectónica del lugar: los impresionantes trabajos de artesonado barroco en los grandes aleros de los tejados de sus palacios en las calles Mayor y Alfonso el Batallador. Imprescindible también la visita a la extraordinaria Iglesia de Santa María la Real. Desde Sangüesa hay numerosas opciones de excursión. Los aficionados al senderismo tienen a su disposición el parque de la Foz de Lumbier y de Arbayún, en tanto que los amantes del avistamiento de aves tienen cerca la laguna de Pitillas. Los interesados en el patrimonio religioso tienen dos importantes lugares de peregrinación muy cerca: el santuario – castillo de Javier y el monasterio de Leyre (ambos destinos pueden combinarse en una jornada, pudiendo almorzarse en cualquiera de ellos). Imponente es la cercana Sos del Rey Católico, una de las plazas fuertes medievales mejor conservadas de Europa. En Sangüesa se come muy bien y barato en varios locales, siendo menos abundante la oferta hotelera; la hemos reunido en nuestra página Dormir y Comer en Sangüesa.

¿Quieres conocer este sitio?

La localidad primitiva, popularmente conocida como Sangüesa la Vieja, se encontraba emplazada en los terrenos de la actual Rocaforte y su habitación está documentada desde época romana.

Uno de los primeros reyes de Pamplona, Sancho Garcés I, nace en Sangüesa en 825. En el siglo X tiene un importante papel como punto de defensa frente al avance musulmán hacia el Reino de Pamplona. En 1090, el rey Sancho Ramírez le concede el Fuero de Jaca a fin de fomentar su repoblación consolidándola así como un importante núcleo de paso para el Camino de Santiago desde Aragón. La prosperidad ligada a este desarrollo y la imposibilidad física de crecimiento obligan en 1222 a Alfonso I el Batallador a promover la refundación de la ciudad en su actual enclave. Más tarde, cuando Teobaldo II divide Navarra en merindades, Sangüesa pasa a encabezar una de ellas.

Desde entonces, la historia de Sangüesa queda ligada a su papel en la ruta jacobea y a su estratégica posición fronteriza entre los reinos navarro y aragonés. En 1503 nace aquí Enrique II, último rey de Navarra antes de su anexión a la Corona de Castilla, bajo cuyo dominio obtiene título de ciudad.

El siglo XVIII se presenta oscuro para Sangüesa. Durante la Guerra de Sucesión, la ciudad es ocupada y saqueada por tropas leales al archiduque Carlos de Austria. En 1787 sufre la más grave de sus inundaciones debido a una espectacular crecida del río Aragón provocada por la rotura del puente de Yesa. Mueren más de quinientos vecinos y los deterioros son elevados.

Portal de Carajeas

Posteriormente volverá a sufrir los estragos de las batallas durante la Guerra de la Independencia, cuando fue escenario de varias escaramuzas protagonizadas por las tropas de Espoz y Mina.

Actualmente Sangüesa es una ciudad turística que ha hecho de su rico patrimonio monumental y del Camino de Santiago sus principales atractivos.

Sangüesa es uno de los mayores centros monumentales de Navarra. Su casco urbano se sitúa en la margen izquierda del río Aragón y está plagado de palacios, casas señoriales, iglesias y conventos que ofrecen una atractiva visita turística. Su principal joya monumental es la Iglesia de Santa María la Real, edificio románico con ampliaciones góticas de los siglos XIII y XIV. Su portada es una de las principales del románico navarro. Entre su magnífica decoración encontramos representaciones religiosas y numerosos relieves figurativos y de animales. En 1131 fue donada a la Orden de San Juan por Alfonso I el Batallador. Ha sido declarada Monumento Nacional. La Iglesia del Salvador se erige en el siglo XIII por iniciativa popular. Destaca su portada con representaciones del Juicio Final y su pórtico, edificado en el siglo XVI para proteger la fachada. De construcción románica y ampliación gótica, la Iglesia de Santiago se encuentra emplazada en un tramo de la antigua muralla. Tiene apariencia de fortaleza y destaca su gruesa torre almenada. Guarda en su interior una talla en piedra del siglo XIV de Santiago Peregrino.

En las afueras hay que ver en Sangüesa su Convento de San Francisco de Asís. Su construcción es atribuida al santo en su viaje de regreso de Santiago de Compostela en 1213. Destaca su claustro y su iglesia gótica.

Como elemento civil, el Ayuntamiento se construye en 1570, por lo que es una de las casas consistoriales más antiguas de toda Navarra. Destaca la galería porticada con arcos rebajados de su planta inferior. Otro de los mayores edificios de la ciudad es el Palacio Ongay – Vallesantoro, edificio barroco del siglo XVII con planta baja de sillería y el resto de ladrillo. Es notable su portada principal, con el escudo de armas familiar y elementos indianos que se explican por el hecho de haber sido construido por un antiguo virrey de Nueva España. Su alero de madera cuenta con numerosos canes con forma de animales.

Santa María la Real. Imagen cedida por el Archivo de Turismo “Reyno de Navarra”

Otra construcción importante es el Palacio Castillo del Príncipe de Viana, que se levanta sobre un flanco de la antigua muralla como residencia regia en el siglo XIII. Se encuentra enmarcado por dos gruesas torres almenadas y a lo largo de su vida ha sido escenario de varias sesiones de cortes del reino. Del Palacio Íñiguez Abarca, renacentista, destaca la galería de arcos en la planta superior y gran alero de madera. Por último, el Palacio de los Sebastianes es otro de los principales monumentos de Sangüesa. Perteneció a una rica familia de comerciantes y prestamistas reales. En él, además, nació en 1503 Enrique II de Albret, príncipe de Viana y último rey de Navarra.

Sobre el río Aragón se encuentra el famoso Puente de Hierro que sustituyó en 1820 al antiguo puente medieval del siglo XI.

Imprescindibles

Pórtico Iglesia Santa María la Real
Iglesia de Santiago

Datos prácticos

Coordenadas

42° 34′ 40″ N, 1° 16′ 57″ W

Distancias

Pamplona 46 km, Logroño 128 km, Madrid 414 km

Aparcamiento

En Paseo Cantolagua y calles La Celada y Magdalena, además del parking de Santa María, junto a la iglesia.

Altitud

404 m

Habitantes

5080  (2013)

San Sebastián (20 de enero), San Patronales (del 11 al 17 de septiembre)

Carnaval, Corpus Christi

Elena Carlos, Lo que yo hago: artesanía en bolsos, ropa y complementos. Miel Baigorri: miel casera. Nicolas Navallas: latón y plomo..

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar