Manzanares El Real

Castillo sobre el Embalse de Santillana

Manzanares El Real, situado en un bellísimo paraje al pie de la sierra de Guadarrama y a la orilla del embalse de Santillana, es especialmente conocido por su castillo, el mejor conservado del territorio nacional y uno de los más bonitos y famosos de España.

Planifica tu escapada a Manzanares el Real

A parte de su bellísimo castillo, no hay mucho que ver en Manzanares del Real desde el punto de vista monumental. El paseo por el pueblo y la visita a la fortaleza pueden hacerse en una mañana. Por el contrario, las posibilidades de realizar turismo activo (rutas a caballo, escalada…) por la zona y los recorridos por el Parque de la Cuenca Alta del Manzanares y el próximo Parque Natural de la Sierra de Guadarrama dan para muchos días. Lugar más de excursiones de día que de pernoctaciones, son numerosos los restaurantes y escasos los alojamientos; unos y otros los hemos reunido en nuestra página Dormir y Comer en Manzanares el Real.

¿Quieres conocer este sitio?

El primer documento que se refiere a este lugar data del 1248, cuando vecinos del antiguo núcleo de Manzanares el Real acompañaron al rey Fernando III de Castilla en la conquista de Sevilla, en tanto que pastores segovianos acudieron a repoblar Manzanares. Los conflictos entre los segovianos y los madrileños motivaron que el rey Alfonso X incorporara años más tarde ese territorio a la Corona, y de ahí su sobrenombre de El Real.

A finales del siglo XV, el rey Juan I de Castilla cedió el territorio a su mayordomo Pedro González de Mendoza. En 1475, un descendiente suyo -el primer duque del Infantado- ordenó la construcción del castillo según la práctica habitual de edificar una plaza fuerte al recibir un señorío. Por aquel entonces se produjo una aparición de una imagen de la Virgen encima de una enorme peña situada en un cerro de La Pedriza, conmemorándose dicha efeméride hasta hoy en día. El castillo continúa siendo propiedad de la casa ducal del Infantado, aunque está gestionado por la Comunidad de Madrid. Fue precisamente en el castillo donde, en 1982, se celebró el Acta de Constitución de la Comunidad de Madrid.

Manzanares está considerado como el pueblo más emblemático de la Sierra Norte de Madrid. Encrucijada de caminos entre la meseta de Castilla y Madrid, ha sido lugar de paso obligado de pastores y viajeros. Cuenta con muchas sendas que se introducen en el Parque Natural de la Pedriza, por lo que en la actualidad  Manzanares el Real se ha convertido en un punto de partida para aquellos que practican el senderismo y la escalada, además de rutas a caballo y en bicicleta.

Comenzamos por el Castillo de Manzanares, también llamado Castillo de los Mendoza por haber sido propiedad de la familia. En 1475, Don Diego Hurtado de Mendoza, marqués de Santillana y primer duque del Infantado, encargó su construcción al maestro de obras Juan Guas. El castillo es una fortaleza-palacio de estilo gótico isabelino, que presenta planta cuadrada con cubos cilíndricos en las esquinas, salvo en el extremo donde se ubica la Torre del Homenaje. Se levantó sobre una ermita románico-mudéjar que se utilizó como capilla del palacio y de la que se conserva el ábside. El castillo consta de dos conjuntos: el Centro de Interpretación y la zona palaciega. Destacan las colecciones de tapices de Bruselas y armaduras, el mobiliario, espejos, alfombras y otros objetos. Se puede visitar siguiendo un recorrido teatralizado.

Desde el castillo se divisa una magnífica vista del Embalse de Santillana, construido en 1969. Son visibles dos torreones que salen de las aguas, pertenecientes al dique de un embalse anterior de principios del siglo XX, en el que el monarca Alfonso XII puso la primera piedra en 1908. Uno de ellos es de estilo semejante al del castillo, con una esbelta torre neogótica de 35 metros de altura.

El embalse constituye uno de los humedales más importantes de la región, concentra infinidad de aves y está integrado en el Parque de la Cuenca Alta del Manzanares. Está dotado de paneles interpretativos y puntos de observación desde donde se pueden avistar cercetas, lavanderas, somormujos, ánades reales y un sinfín de especies. Un punto idóneo para la observación de estas aves es la margen derecha a partir de la glorieta del Montañero, al final del cementerio, y las mejores épocas del año para acudir son la primavera y el invierno, épocas de cría e invernada.

Además, a lo largo del río Manzanares y en el Embalse de Santillana existen varios tramos reservados para la práctica de la pesca.

Junto al castillo, se encuentra la Fuente de las Ermitas, llamada así por unas ermitas que había en la zona. Una caseta recoge el agua que procede de unos canales y la distribuye mediante otro canal a la fuente. Un caño en la fachada sur servía para el consumo humano. Destaca un frontón de granito, con un escudo muy deteriorado.

La Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves, fundada a principios del siglo XIV bajo la protección del primer marqués de Santillana, fue más tarde reedificada. Con torre de tres cuerpos, en su interior conserva una pila bautismal de inmersión del siglo XVI, y un pórtico renacentista

En la Casa de Cultura se localiza el Museo Etnológico y Arqueológico, donde se pueden contemplar los distintos espacios de una vivienda tradicional, como el portal, cocina, alcoba; un patio con el gallinero, gorrinera, cuadra, leñera y un pozo; y también objetos de cerámica, madera, metal, cestería, etc.

En la dirección hacia Cerceda se encuentra el Castillo Viejo, situado dentro de un recinto ajardinado junto al antiguo cementerio. Sólo quedan dos muros de granito y ladrillo, de estilo mudéjar. En este recinto el marqués de Santillana, autor de las Serranillas, escribió parte de su obra poética. Muchas piedras de la vieja fortaleza sirvieron de cantera para la construcción del “nuevo” castillo, que se visita actualmente.

Castillo de Manzanares el Real

Al lado encontramos el Puente de la Cañada Real -conocido como Puente Viejo-, atribuido a Juan Bautista de Toledo y a Juan de Herrera, artífices ambos del Monasterio de El Escorial. Construido en el siglo XVI, ha sufrido muchas intervenciones. Consta de un solo arco de medio punto, asentado en las rocas de las orillas. El pontazgo o peaje que se pagaba para poder cruzarlo constituía una importante fuente de ingresos para la villa, ya que era paso obligado de la Cañada Real Segoviana, utilizada por la Mesta para los desplazamientos del ganado.

A 1 km se localiza la Ermita de Nuestra Señora de la Peña Sacra, edificada sobre roca viva en la margen derecha del Manzanares, desde donde se puede disfrutar de una bella panorámica de La Pedriza. La capilla fue construida en el siglo XV por los condes de Panaranda como parte de un convento en el que ingresaría su hija, pero ante la negativa de ésta el proyecto no se continuó. En el altar se venera la Virgen de la Peña Sacra que, según cuenta la leyenda, se apareció en el cerro a siete obispos. La imagen original se quemó en un incendio en el siglo XVIII, además de otras imágenes y la torre de la iglesia. En la fiesta de la Virgen Sacra, después de la procesión, los vecinos de Manzanares y amigos visitantes organizan una fraternal comida en la pradera, donde por tradición se intercambian viandas. Diversos documentos hablan de cultos druidas que celebraban sacerdotes celtas en los bosques de la Peña y es probable que el origen de la fiesta actual tenga que ver con aquellos rituales.

Imprescindibles

Interior del Castillo de Manzanares
La Pedriza

Datos prácticos

Coordenadas

40° 43′ 38″ N, 3° 51′ 40″ W

Distancias

Madrid 50 km

Aparcamiento

Gratuito, enfrente de la entrada principal del Castillo

Altitud

1294 m

Habitantes

8053 (2013)

Carnavales, El Cristo de la Nave (septiembre), Nuestra Señora Virgen de Peña Sacra (en Pentecostés, 50 días después del Domingo de Resurrección)

Jornadas del vino (tres días en noviembre)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar